Congreso apoya aeropuerto de Chinchero pero sin corrupción

Interpelado. Ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, respondió pliego interpelatorio de 83 preguntas, pero no convenció a sector de congresistas que esperará el informe de Contraloría del lunes para definir posible censura.

Sometido. Por momentos, congresistas fujimoristas y apristas coincidieron en vapulear al ministro Vizcarra. Incluso Daniel Salaverry le dijo que evalúe su renuncia.

Sometido. Por momentos, congresistas fujimoristas y apristas coincidieron en vapulear al ministro Vizcarra. Incluso Daniel Salaverry le dijo que evalúe su renuncia..

Vacío. Ausencia de congresistas reflejaba cierto desinterés.

Vacío. Ausencia de congresistas reflejaba cierto desinterés..

Jorge Loayza

En casi diez horas de interpelación, el ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra, buscó explicar al Congreso que la adenda al contrato de concesión del Aeropuerto Internacional de Chinchero a favor del consorcio Kuntur Wasi, en el Cusco, es favorable para el país.

Pese a que respondió con detalle las 83 preguntas del pliego interpelatorio, los congresistas no quedaron satisfechos con sus respuestas. Así, la posible censura del también primer vicepresidente de la República está latente y podría tomar fuerza con el informe que este lunes presente la Contraloría luego de hacer una auditoría de cumplimiento al contrato y la adenda del proyecto.

PUEDES VER: Luz Salgado dice que "no hay ánimo de venganza" en interpelación a Martín Vizcarra

Lo que quedó claro es que todas las bancadas apoyan la construcción del aeropuerto por ser de necesidad para la región, pero sin los cuestionamientos de corrupción que no han sido resueltos. La principal crítica al proyecto es que el Estado asume la mayor parte del financiamiento de la obra, mientras que Kuntur Wasi tendrá la concesión del aeropuerto por 40 años.

En su respuesta al pliego interpelatorio, Vizcarra dijo que el contrato fue diseñado y firmado durante el gobierno de Ollanta Humala bajo la modalidad de asociación público-privada, y que el mismo no precisaba una tasa máxima de interés ni plazo fijo para el cierre financiero, por lo cual el concesionario presentó un esquema financiero con 587 millones de dólares de interés para el Estado. En tal sentido, dijo que para no asumir ese pago la adenda permite que el Estado asuma directamente los 264.8 millones de dólares de la segunda fase de la obra.

Críticas

Yonhy Lescano (AP), impulsor de la interpelación, señaló que las respuestas del ministro fueron inconsistentes y dijo que el Estado debió reducir la concesión a solo 20 años. Además, criticó que Andino lnvestment Holding (AIH), socio del consorcio Kuntur Wasi, no tiene solvencia económica.

Por su parte, Marco Arana (FA) sostuvo que la mejor alternativa era licitar nuevamente la obra porque el consorcio ganador carece de los recursos necesarios. Su compañero de bancada Wilbert Rozas propuso que la obra sea pública y criticó que Graña y Montero, socia de Odebrecht en algunos proyectos, sea supervisora de la obra.

Por su parte, Jorge del Castillo (Apra) propuso que se espere el 4 de julio, cuando se cumplen tres años de la firma del contrato, para renegociar este en diversos aspectos.

En tanto, Daniel Salaverry (FP) indicó que el Ministerio Público ha señalado que la adenda desnaturaliza el contrato, y que Vizcarra debería evaluar ya su renuncia.

Como último orador, el vocero de Fuerza Popular, Luis Galarreta, pidió al ministro mostrar el costo real de la obra argumentando que el presunto ahorro, indicado por Vizcarra, es una “mentira”.

Luego de oír a 44 congresistas, el ministro reiteró la viabilidad del proyecto e insistió en que la adenda no afecta al Estado; pero la presidenta del Congreso, Luz Salgado, le transmitió su incomodidad porque, según ella, no había absuelto las dudas de los legisladores. 

 

Síguenos en Facebook