¿Crees que una infección vaginal solo ocurre por transmisión sexual? Conoce las múltiples causas

¿Crees que una infección vaginal solo ocurre por transmisión sexual? Conoce las múltiples causas

Una persona que no ha iniciado su vida sexual puede tener una infección vaginal. En esta nota, entérate por qué los cambios hormonales y hasta el calor pueden ocasionar vaginitis.
Atrás
Lucía Tumes

¿Alguna vez escuchaste comentar que un paseo en la playa o una salida a la piscina ocasionó una infección vaginal?, ¿que el uso contínuo de ropa ajustada o ropa sintética terminó en una visita al consultorio ginecológico? ¡Es cierto!

Las infecciones vaginales aún son directamente relacionadas con el contacto sexual y confundidas con las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Sin embargo, solo un tipo de infección vaginal se origina durante las relaciones sexuales. Por el contrario, los desbalances de la flora vaginal son la causa más común de esta afección.

¿Qué es la vaginitis?

De acuerdo a MedlinePlus, portal web especializado en salud, la vaginitis es la infección vaginal que ocurre cuando hay un cambio en el equilibrio de bacterias o levaduras que normalmente se encuentran en la vagina.

Mayo Clinic expone que son tres tipos:

  • La candidiasis vaginal, que aparece debido a un hongo que se encuentra de forma natural en la vagina: Candida albicans.
  • La vaginosis bacteriana, que aparece por la proliferación excesiva de bacterias que se encuentran de forma natural en el organismo, lo que altera su equilibrio.
  • La tricomoniasis, producida por un parásito.

Conversamos con las especialistas en ginecología y obstetricia, Dra. Vicky Vásquez, Dra. Milagros Molina y la Obsta. Jessica Abanto, para entender cuál es la diferencia entre estos tres tipos, cuál proviene de transmisión sexual y por qué se les relaciona con las ITS.

Milagros Molina, explicó: “Las vaginosis por lo general se producen por desestabilizaciones en el organismo”. Jessica Abanto agregó que, de los tres tipos que existen, solo uno es ocasionado por transmisión sexual: el que se produce por parásitos. Las otras, por hongos y bacterias, se presentan por “la alteración en el equilibrio de nuestra propia flora vaginal”, explicó Vicky Vásquez.

Entonces, ¿una persona sin vida sexual puede tener una infección vaginal?

¡Sí! La Dra. Vásquez explicó que las infecciones vaginales pueden producirse por la alteración del pH vaginal, lo que ocasiona “un aumento de la flora vaginal normal”, es decir, un incremento de los hongos y bacterias propios de nuestro organismo.

Dicho esto, la Obsta. Abanto dijo que una niña también puede tener una infección vaginal: “Por lo general, debido a que su organismo no está completamente desarrollado, no tienen las defensas necesarias y tampoco los cuidados necesarios, están más propensas. Pueden hasta tener una infección por parásitos, pero por oxiuros, un parásito intestinal que puede pasar a su órgano reproductor por una mala higiene”.

Sin embargo, la Dra. Vásquez aclaró que una persona con vida sexual activa sí es más propensa a tener una infección vaginal. ¿Por qué? “Es más susceptible de presentar cambios en el pH, por los fluidos (semen), el contacto con el látex, entre otros”.

No obstante, la Dra. Molina precisó que aunque una persona con vida sexual activa tiene más posibilidades de tener infecciones vaginales, este no es un factor excluyente.

¿Cómo aparecen las infecciones vaginales?

Infecciones causadas por hongos

Jessica Abanto indicó que las infecciones vaginales por hongos se dan debido al incremento de estos organismos en la flora vaginal.

Están predispuestas las personas diabéticas; personas que consumen exceso de glucosa, azúcar refinada, almidones, cerveza; y personas con bajas defensas. Otro factor es el cambio de clima. ¡Así es! Cuando hace calor, los hongos se multiplican en áreas húmedas.

“La zona de los genitales es húmeda. (...) En verano se crea un ambiente óptimo para que se multipliquen los hongos. Puede suceder que vas a la playa, no te cambias la ropa de baño hasta llegar a casa, el área se mantiene húmeda y con calor: eso generó una infección”, explicó Abanto.

Infecciones causadas por bacterias

Milagros Molina comentó que las vaginosis bacterianas son ocasionadas por diferentes tipos de bacterias. “La más frecuente es la gardnerella que también vive con nosotros y que por algún motivo empieza a crecer de manera descontrolada”.

Las causas pueden ser “por la toma de algunos tipos de antibióticos; por no tener una correcta higiene o tener una higiene excesiva, que puede eliminar la flora bacteriana vaginal que nos debe proteger”, según Molina.

Vicky Vásquez explicó que la proliferación de bacterias altera el pH de nuestro cuerpo. “En la vagina existen microorganismos ‘buenos’ que producen ácido láctico; este hace que el pH se mantenga ácido, con lo cual se mantiene equilibrado, pero el uso de ropa interior sintética, ropa ajustada e incluso las piscinas pueden influir en romper el equilibrio”.

“Por ejemplo, nos vamos a la piscina, se nos introduce el agua y esa agua con cloro mata las defensas vaginales, eso hace que los gérmenes que normalmente están en poca cantidad se multipliquen”, aclaró Abanto.

Infecciones causadas por parásitos

Estas sí son causadas por contacto sexual. La Obsta. Abanto dijo que las infecciones por parásitos “se ocasionan por el trichonoma vaginal, un parásito microscópico”. ¿Esto es igual a una ITS? No necesariamente.

¿Qué es una ITS?

“Las infecciones de transmisión sexual (ITS), como su nombre lo indica, son aquellas que se contraen o contagian por medio de una relación sexual, ya sea a través del contacto con secreciones, genitales, con o sin penetración, o la práctica de sexo oral”, según Vásquez.

También existe el contagio a través de sangre contaminada y el canal de parto, de madre a bebé, agregó la Obsta. Abanto. Además, recalcó que no todas las ITS se centran en los genitales, sino que, por ejemplo, “el VIH y sífilis afectan a todo el organismo”.

Sobre ello, la Dra. Molina aclaró que existen varios grupos de ITS y que “algunas se diagnostican en sangre, como la hepatitis, sífilis o VIH, otras se ven por los flujos, como la gonorrea, la clamidia, que se pueden diagnosticar con pruebas o con un examen clínico”.

De acuerdo a las especialistas, una persona con ITS puede presentar una infección vaginal y, por sus síntomas, las personas acuden al médico y descubren que tienen una ITS. Vicky Vásquez comentó que algunas ITS pueden presentar síntomas de vaginitis y que “siempre que se tiene una infección vaginal con mayor sintomatología de lo habitual se debe descartar una infección por transmisión sexual”.

¿Por qué se relaciona a las infecciones vaginales con las ITS?

Jessica Abanto comentó que “sucede por falta de conocimiento”. Como se ha explicado líneas arriba, “existen infecciones que le dan a mujeres que no tienen relaciones y las niñas también pueden tener una infección”.

Por su parte, Vicky Vásquez explicó que muchas veces “los síntomas de una vaginitis nos llevan al doctor y podemos descubrir que teníamos una infección de transmisión sexual, pero no tienen una relación directa. Una persona con infección vaginal no siempre tendrá una ITS y viceversa”.

Milagros Molina expuso que “a veces una persona que ya tiene una infección de transmisión sexual (por ejemplo, causada por el VIH), puede tener infecciones vaginales con repetición debido a sus defensas bajas”.

El segundo “puede ser que tengas unos hongos y a la vez encuentres un parásito y una vaginosis bacteriana, todo a la vez. Esto se puede dar porque muchas personas dejan pasar el tiempo y se acumula un problema con otro”.

Las especialistas concluyeron que los síntomas entre las infecciones vaginales y las ITS pueden ser parecidos, pero un personal de salud los puede diferenciar. Además, debido a que cualquier variación en el estilo de vida puede causar una infección vaginal por hongos o bacterias, es importante acudir a consulta ante cualquier cambio o incomodidad.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact-checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).