Lizeth Román

En Facebook relacionan los efectos de la metformina con la pérdida de peso. Afirman que este medicamento “quema (la) grasa más rápido” y muestran imágenes de un supuesto “antes” y “después” del cuello de una persona. Incluso mencionan que en complemento con el bicarbonato de sodio también puede disminuir la adiposidad de las partes del cuerpo.

Este contenido ha recibido distintos comentarios a favor y en contra. Incluso un usuario testificó que emplea este fármaco para perder peso. “Yo tomo hace años y nunca he bajado ni un gramo por su ingesta. Es mentira”, contó otro cibernauta.

Estos posts circulan desde enero de 2020 y presentan más de 6.000 interacciones y 1.000 compartidos en la red social. Sin embargo, difunden una información engañosa.

Publicación. Foto: captura en Facebook.

Al momento, el uso de la metformina exclusivamente para la pérdida de peso no cuenta con un respaldo científico concluyente

En diálogo con Verificador de La República, Saby Mauricio, exdecana del Colegio de Nutricionista del Perú, sostuvo que “no existe ni alimento mágico ni fármaco que, por sí, solo reduzca peso; la clave siempre será una alimentación saludable”.

Explicó que la metformina es “el fármaco oral más utilizado en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2″, una condición en el que el cuerpo de la persona no produce suficiente insulina o es resistente a esta, por lo que el organismo no puede controlar la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre.

Según información del portal Medline Plus de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, este medicamento se usa para tratar solo casos de este tipo de diabetes. Entre sus funciones se encuentra controlar “la cantidad de glucosa en su sangre”, aumentar “la respuesta de su cuerpo a la insulina” y reducir “la cantidad de glucosa que absorbe de los alimentos y que forma su hígado”.

La especialista, quien es directora de Nutrición Humana en la Universidad Privada Norbert Wiener, aseveró que entre los efectos que produce en estos pacientes, está “la reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos”. Sin embargo, apuntó que se trata de “una ligera disminución del peso corporal, menor a la disminución de peso logrado por un plan nutricional monitoreado por algún nutricionista”. Incluso subrayó que esta pérdida de peso no es suficiente “como para ser tratamiento para la reducción de grasa corporal contenida en una persona con obesidad”.

De hecho, un estudio publicado en 2012 concluyó que la metformina “es un fármaco eficaz para reducir el peso en un entorno ambulatorio naturalista en pacientes con sobrepeso y obesos sensibles a la insulina y resistentes a la insulina”. Aquí participaron 154 pacientes durante seis meses. No obstante, en 2014 un artículo de revisión determinó que esta droga “induce una pérdida de peso modesta en personas con sobrepeso y obesidad con riesgo de diabetes”, pero recalcó que se requería “una comprensión más detallada” de este efecto del medicamento.

Artículo de revisión. Foto: captura en web Pubmed.

Un informe del portal Health Line, revisado por la médica Peggy Pletcher y publicado el 17 de junio de 2020, también reconoció que este fármaco puede ayudar en la pérdida de peso de una persona, pero que “no está claro” cómo es que genera dicho resultado.

Aseguró también que no se trata de una “solución rápida”. Citó un estudio en el que se muestra que la pérdida de peso con el uso de la metformina “tiende a ocurrir gradualmente durante uno o dos años” y que “la cantidad de peso perdido también varía de persona a persona”.

Sin embargo, el texto precisó que el empleo de la metformina en la pérdida de peso es un uso no indicado en la etiqueta.Eso significa que la FDA no ha aprobado la metformina como ayuda para bajar de peso. Como resultado, hay menos información sobre qué tan efectivo es para este propósito”, remarcó.

Por su parte, Andrés Gómez, médico endocrinólogo, refirió a Verificador: “No hay evidencia que al momento avale a la metformina como manejo de la obesidad o sobrepeso en pacientes sin diabetes dado que los resultados simplemente son iguales, no hay mayor variación”.

Dilucidó que, por tanto, en las guías de tratamientos de la obesidad se receta más el ejercicio físico y la buena alimentación y la terapia farmacológica, que se encuentran en el mercado, y que luego de ello está la cirugía bariátrica, que ayuda a las personas obesas a adelgazar. Por ejemplo, la Norma Oficial Mexicana para el Control de la Obesidad y Sobrepeso en México del 2018 no toma en cuenta a la metformina como posible tratamiento, y las guías para el tratamiento de la obesidad no la recomiendan, según un artículo de 2021 del portal Gaceta de la Universidad de Guadalajara.

Para este texto de la casa de estudio, el farmacólogo Arieh Mercado, académico del Centro Universitario de Tonalá (CUTonalá), declaró que no aconseja su uso y enfatizó que su empleo debe ser previa indicación médica. Añadió que su funcionamiento en la reducción de peso no es claro e incluso advirtió lo siguiente: “Tal vez el efecto pueda ser perder de uno hasta tres kilos o un poco más, pero más allá de los seis meses ya no va a tener efecto de disminución de peso, y al contrario pueden aparecer efectos adversos, sobre todo si no son cuidadas las dosis”.

Texto. Foto: captura en web Gaceta.

A su turno, el endocrino Andrés Gómez manifestó que, a pesar de que esta droga es muy inofensiva, puede generar efectos adversos como hipoglicemia y problemas gastrointestinales. Puntualizó que el efecto principal de su uso en pacientes con diabetes tipo 2 “es romper la resistencia a la insulina que es el principal mecanismo fisiopatológico por la cual se produce la diabetes”.

Dijo también que la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) señala que la acción de la metformina en cuanto al peso es “neutro”, es decir, ni baja ni sube de peso, como se muestra en este informe publicado en Journal Sage.

Un artículo de revisión, divulgado el 1 de junio de 2020 en NCBI, determinó que la metformina “sigue siendo equívoca como tratamiento primario para la obesidad y como agente para la pérdida de peso”. Reconoció que los efectos de este fármaco presentan “áreas atractivas de investigación para identificar nuevos objetivos para el tratamiento de la obesidad”, pero que por el momento este debe continuar sirviendo “como tratamiento principal” en el manejo de diabetes tipo 2.

En otra investigación adjunto en Science Direct en marzo de 2020 resaltó que esta droga “es eficaz para reducir el peso corporal con menos probabilidad de inducir hipoglucemia”, pero destacó que “las evidencias son inadecuadas para concluir que la metformina puede actuar como un tratamiento seguro para el sobrepeso o la obesidad”.

El endocrinólogo comentó que “no es suficiente” recetar este fármaco solo porque un paciente que tiene diabetes y era obeso o tenía sobrepeso tomó metformina y comenzó a bajar de peso. “El hecho de que haya pasado eso no significa que el paciente sin diabetes pueda tomar la pastilla sin previa evaluación”, destacó. Adicionó que “por más pastillas que uno toma si no hay actividad física y buena alimentación definitivamente” no se podrá lograr la reducción de peso requerida.

Sobre el bicarbonato de sodio y la pérdida de peso

Finalmente, en las publicaciones virales también se sugiere que el consumo de metformina junto a bicarbonato de sodio supuestamente reducen “más rápido” la grasa corporal.

Sin embargo, un informe de Health Line de 2020 determinó que “hay poca o ninguna evidencia científica” que sugiera que la ingesta de bicarbonato produce pérdida de peso. “Mezclar bicarbonato de sodio con agua, agua de limón o vinagre de sidra de manzana puede ayudar indirectamente a perder peso, pero el bicarbonato de sodio parece tener poco que ver con esto”, concluyó.

Conclusión

Al momento, no existe evidencia científica concluyente que respalde el uso de la metformina para tratar pacientes con sobrepeso u obesidad. Existen algunas investigaciones que han sugerido que sí produce una cierta pérdida de peso en personas con riesgo de diabetes, pero se necesita más estudios dado que no está claro como es que supuestamente genera ese efecto. A la fecha, los expertos no recomiendan su uso exclusivo para estos casos. Además, ningún alimento o medicamento por sí solo favorece la disminución de peso requerida. Por ello, calificamos estos posts como engañosos.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten la información falsa que circula en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).