Verificador LR

Una página de Facebook ha difundido una carta supuestamente “encontrada en un campo de concentración nazi” después de terminar la Segunda Guerra Mundial, de un “autor anónimo”.

El mensaje en cuestión insta a los maestros a ayudar a los estudiantes a convertirse en humanos y no en “psicópatas experimentados”, en alusión a los ingenieros y médicos que cometieron crímenes durante el nazismo. No obstante, la versión sobre el origen del texto es falsa.

Foto: captura en Facebook

PUEDES VER: No, 190 países no firmaron un “protocolo pandémico” para entregar el control de medidas a la OMS

La publicación, compartida más de 900 veces desde el último 6 de mayo, afirma: “Después del fin de la Segunda Guerra Mundial, esta carta fue encontrada en un campo de concentración nazi, conteniendo el siguiente mensaje dirigido a los maestros”.

El texto, atribuido a un “autor anónimo”, trata de un sobreviviente de un campo de concentración. “Mis ojos han visto lo que nadie debería ver. Cámaras de gas construidas por ingenieros calificados. Niños envenenados por médicos calificados. Bebés asesinados por enfermeras calificadas. Mujeres y niños asesinados y quemados por graduados. Así que tengo mis sospechas sobre la educación.”

Finalmente, la misiva concluye con una petición a los docentes a formar alumnos más humanos para no producir “monstruos entrenados o psicópatas experimentados”.

La carta no es anónima ni fue hallada en un campo de concentración

Este medio llevó a cabo una revisión por palabras clave. Detectamos que el idioma original del texto era el inglés, y la búsqueda nos llevó hacia, por lo menos, dos fuentes distintas que coinciden en cuanto al origen de la epístola. Y no, no se trata de una carta anónima encontrada en un campo de concentración.

PUEDES VER: No, tropas rusas no “capturaron” al general estadounidense Cloutier en Ucrania

La primera aparición que ubicamos de la cita data de un libro publicado en 1972, “Teacher & Child”, del maestro y psicólogo judío Haim G. Ginott. En el epílogo del libro, el autor presenta la carta con la siguiente introducción: “El primer día del nuevo año escolar, todos los maestros de una escuela privada recibieron la siguiente nota de su director(a)”.

El segundo registro, por su parte, brinda más detalles sobre la misiva. Este se encuentra en el libro “The Philosophy of Education” (2004), escrito por el profesor Richard Pring, otrora director del Departamento de Estudios Educativos de la Universidad de Oxford hasta el año 2003.

Hacia el final del capítulo 1, “Education as a moral practice”, publicado a partir de una conferencia leída en julio del año 2000, el autor complementa la versión de Ginott. Según relató Pring, le aconsejaron visitar una escuela en las afueras de Boston, cuya directora había sido influenciada por el trabajo del psicólogo Lawrence Kohlberg.

La directora, autora del texto viral, había sido separada de su madre y de su hermana gemela a la edad de 11 años. Pring añade que la escuela “recibía una cantidad considerable de nuevos maestros cada año”. En ese sentido, indicó Pring, la directora escribió la carta dirigida a aquellos maestros, en la que se presenta como sobreviviente de un campo de concentración.

PUEDES VER: No, el Minsa no ha incorporado a Vasalgel en la lista de métodos anticonceptivos de distribución gratuita

Conclusión

La publicación que indica que una carta “de un sobreviviente de un campo de concentración” fue encontrada en uno de estos centros tras finalizar la Segunda Guerra Mundial es falsa. El texto no es “anónimo”, sino que fue escrito por la directora de una escuela en Boston, quien sobrevivió al Holocausto y dirigió la epístola a los nuevos maestros durante el inicio de un nuevo año escolar.

Así lo consignaron dos autores distintos, enfocados en el campo de la educación. En consecuencia, calificamos la versión difundida por el posteo viral como falsa.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten la información falsa que circula en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).