Valeria Coca

El 7 de abril, durante una sesión descentralizada del Consejo de Ministros en Huancayo, el premier Aníbal Torres se refirió al dictador alemán Adolf Hitler para enfatizar que se deben crear más vías de comunicación para mejorar el escenario económico del Perú. “Hitler vio eso, fue a su país y lo llenó de autopistas, de aeropuertos y convirtió a Alemania en la primera potencia económica del mundo”, señaló.

La frase de Aníbal Torres se hizo viral en redes sociales por la mención a Adolf Hitler, responsable del fallecimiento de más de seis millones de judíos en los campos de concentración durante el régimen nazi, según el Museo Conmemorativo del Holocausto de Estados Unidos.

Verificador de La República detectó diversas declaraciones falsas que difundió el primer ministro Aníbal Torres.

Hitler no convirtió a Alemania en una potencia económica: el país ocupaba ese puesto mucho tiempo antes de instaurarse el régimen nazi

Entre los años 1901 y 1914, antes de la Segunda Guerra Mundial, el Producto Bruto Interno (PBI) de Alemania superaba a Rusia y se asemejaba al de Reino Unido, según informa el portal Our World In Data. En otras palabras, Alemania fue potencia económica mundial antes de que Adolfo Hitler llegara al poder.

Este dato coincide con lo expuesto por el economista Armando Mendoza a este medio. El especialista asegura que el puesto de “primera potencia económica mundial” del país alemán no fue conseguido gracias al régimen fascista. “Con Hitler creció mucho la economía alemana. Pero esta siempre ha sido una de las economías más grandes del mundo. Entonces, no es como que Hitler descubrió la receta mágica. Alemania siempre ha sido una de las potencias mundiales antes de Hitler y después de Hitler en términos económicos”, afirma.

Asimismo, Mendoza explica que Alemania pasaba por una gran crisis económica y social, producto de la Primera Guerra Mundial, cuando llegó Adolfo Hitler. Por ello, la inversión que desarrolló el dictador impactó positivamente en la economía del país alemán. Sin embargo, este plan económico estuvo enfocado en el rearme para la guerra. “Hitler reactivó la economía alemana, sin duda. Hubo un programa de construcción de obras públicas, pero para el rearme alemán. Comenzó a invertir mucho dinero en construir aviones, tanques, autopistas”, precisa.

Finalmente, el economista descarta que Adolfo Hitler haya convertido a Alemania en la “primera potencia económica mundial”. De acuerdo al experto, durante esas fechas, otros países superaban a Alemania en materia económica. “Hitler no convirtió a Alemania en la economía más grande del mundo. La economía alemana siempre ha estado entre las economías más importantes del mundo. Pero, para esa fecha, la economía norteamericana era superior. Y, en muchos aspectos de producto industrial. Algunas economías como la Unión Soviética, Inglaterra, tenían niveles de producción superiores a los de Alemania”, asegura.

Alemania no se convirtió en la primera potencia económica mundial tras la construcción de autopistas: es una propaganda promovida por el nazismo

De acuerdo a la Enciclopedia del Holocausto, a inicios de 1930, antes de que Hitler llegara al poder, la depresión golpeó fuertemente a Alemania. Los estragos de la pérdida de la Primera Guerra Mundial y las deudas que dejó aún afectaban al país. En 1933, cuando Hitler llega al poder, decide invertir en la creación de armas, buques, y medios de comunicación como las autopistas. Con ello, el régimen fascista planeaba promocionar su gestión para combatir el desempleo que vivía el pueblo alemán.

Según informa DW, en 1934, el dictador planificó la construcción de 1.000 kilómetros de autopistas cada año. Para Hitler, se trataba de una “batalla laboral” que generaría más de 600.000 puestos laborales. No obstante, ello no sucedió como él lo propuso. En los momentos más duros de trabajo, de acuerdo al medio, apenas se registraron 120.000 obreros que trabajaron en paupérrimas condiciones. En tanto, en 1943, tras un exhausto trabajo de prisioneros y judíos que laboraron de forma forzosa, apenas se contabilizaron 3.800 kilómetros de autopista terminados. Sin embargo, en la propaganda nazi se difundían los supuestos avances de las autopistas.

En comunicación con Verificador, el historiador y docente Víctor Torres, del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), explica que la construcción de autopistas empleada por Hitler no convirtió a Alemania en una “primera potencia económica mundial”, ya que se trató de una propaganda y no un hecho real. “Los nazis usaron el plan de las autopistas como fines de propaganda. Es decir, para mostrarlo, para que se vea que hacen algo orientado a la modernidad, a la novedad, al futuro. Supuestamente, ellos iban a eliminar el desempleo y a crear una nueva Alemania”, precisa.

Por su parte, el especialista asegura que las inversiones del régimen nazi no condujeron al país a un buen escenario económico, pues las acciones estuvieron enfocadas en la preparación para la guerra y en el bienestar de los alemanes. “Hitler dedicó la mayor parte del presupuesto del Gobierno al rearme, es decir, a la industria para la guerra, personas que van a la Marina o al Ejército. No le importaba la economía civil, y no solo gastaban lo que tenían, sino lo que no tenían también. Fue una economía completamente deficitaria”, indica.

Conclusión

Es falso que Adolfo Hitler convirtió a Alemania en la primera potencia económica mundial tras la construcción de autopistas, como indicó el primer ministro, Aníbal Torres. Antes de la Segunda Guerra Mundial, el país alemán era potencia mundial en materia económica.

Si bien el dictador reactivó la economía en Alemania tras un largo período de crisis económica y social, este plan estuvo enfocado en el inicio de la guerra y no en el bienestar de la población. Además, la construcción masiva de autopistas se trató de un tema de propaganda nazi y no representó un hecho totalmente real.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).