Alda Bernaola

Mediante una publicación en Facebook, la página La Nuez compartió un gráfico en el que aparentemente se observa que, durante la semana 50, es decir, entre el 13 y el 19 de diciembre del 2021, fueron más los fallecidos de todas las edades con ambas dosis —contra la COVID-19— frente a los no vacunados.

En la imagen intervenida se muestra que, de acuerdo con una supuesta data del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del Ministerio de Salud (Minsa), actualizada hasta el 20 de diciembre, 150 de los ciudadanos que murieron tenían las dos dosis, 17 solo la primera dosis y 98 no habían sido vacunados.

“¿No se supone que la vacuna te protege? ¿y mueren más vacunados que no vacunados?”, se lee en el post que circula en la red social desde el 22 de diciembre del 2021.

Asimismo, en su descripción, la publicación difundida menciona como fuente de consulta a un enlace que dirige hacia una supuesta web del Minsa. No obstante, cuando se ingresa a dicho portal, aparece que la página se encuentra en mantenimiento.

En Facebook, circula una imagen que indica que, hasta el 19 de diciembre, la cifra de personas fallecidas con dos dosis era mayor a los decesos sin vacuna. Sin embargo, se trata de una interpretación errónea. Foto: captura Facebook - La Nuez

Sin embargo, el mismo gráfico muestra que, desde la semana 5 hasta la 35, aproximadamente, la cantidad de fallecidos que no se vacunaron fue mayor al número de fallecidos que se vacunaron con ambas dosis.

En comunicación con Verificador de La República, el área de prensa del Minsa precisó que en los picos del recurso estadístico se puede ver que, por ejemplo, durante la semana 24, de cada 100 fallecidos, 98 o 99 no estaban vacunados porque, en junio del 2021, existía un porcentaje mínimo de población inoculada.

“Ahora con el 76% de la población con dos dosis, ya no hay 100 fallecidos, sino uno o dos. Y eso es gracias a las vacunas”, explicaron desde la institución.

En diálogo con este medio, el director de investigación de la Universidad Científica del Sur, Percy Mayta, aclaró que en el gráfico analizado el número total de fallecidos que se muestra “no refleja la realidad” y es erróneo porque, actualmente, la población que tiene dos dosis es mucho mayor a la que aún no está inmunizada.

Es decir, según Mayta-Tristán, estas cifras se deben calcular por separado. Por un lado, se puede evaluar cuántas personas fallecen dentro del grupo con dos dosis y, por el otro, cuántas defunciones se reportan sin ninguna dosis. “Y si uno hace los cálculos va a salir que, en general, los no vacunados tienen mucho más riesgo de morir que un vacunado”, agregó.

En consulta con Verificador, el Dr. César Munayco, director ejecutivo de Vigilancia en Salud Pública del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC), coincidió que se trata de información sacada de contexto. Es decir, la data de la imagen es real pero, cuando se analiza sin conocer bien la realidad o sin entender cómo funcionan las vacunas, cualquier persona puede malinterpretar fácilmente esa información.

Para el especialista, también existe una mala intención desde los antivacunas, quienes buscan “pretextos para desacreditar y evitar que la población” logre vacunarse. En esa misma línea, Munayco detalló que, si uno mira las cifras oficiales del CDC y el Minsa, “casi el 90% de personas que fallecieron o están en UCI no tenían vacunas”.

Asimismo, afirmó que existe un número muy reducido de pacientes que fallecen con una o dos dosis aplicadas. No obstante, esto se debe a que la efectividad de ninguna vacuna es del 100%. Es decir, no tiene el mismo efecto en todas las personas porque depende de la respuesta inmunológica y “las características individuales” de cada una.

Tras consultar con los especialistas y realizar cálculos con los datos del Minsa, este medio verificó que, durante la semana 21, cuando el 44,4% de la población objetivo (de 12 años a más) recibió la vacunación completa, el 0,16% falleció sin tener ninguna vacuna mientras que el 0,004% murió después de haberse inoculado las dos dosis. Esto quiere decir que la cantidad de fallecidos sin vacuna en esa fecha fue mayor al número de decesos con ambas dosis. Esto, sin tomar en cuenta otras variables (edad, enfermedades).

Cuadro con datos del Minsa y CDC sobre fallecidos y vacunados en el Perú. Elaboración: Verificador LR

En la semana 50, se observó que, mientras el 87% de la ciudadanía ya contaba con ambas dosis, el 0,001% de los no inmunizados fallecieron cuando se registró el 0,0007% de las muertes con dos dosis aplicadas. De esa manera, la cifra de decesos sin vacunación seguía siendo superior en 0,0003% a la de las muertes con las dos primeras dosis.

Dentro del diagrama elaborado por este medio, el círculo rojo hace referencia a la cantidad total de no vacunados y el porcentaje de sus fallecidos durante la semana 50. En el caso del círculo verde, se identifica al total de personas que recibieron las dos dosis y la cifra porcentual de las que, de ese universo, murieron entre el 13 y 19 de diciembre del 2021.

La cantidad de fallecidos sin vacunarse fue mayor a los que tuvieron dos dosis desde el 13 hasta el 19 de diciembre. Gráfico: Verificador LR

Vacunación y riesgo de muerte en adultos mayores

De acuerdo con el Minsa, hasta el 25 de diciembre del 2021, el 3,15% de pacientes de 60 años a más inoculados con las dos dosis murieron, mientras que el 91,67% de ellos fallecieron sin inocularse ninguna de las tres vacunas distribuidas en el país.

De acuerdo con cifras del Minsa, hasta el 25 de diciembre, la mayor cantidad de muertes de registraron en personas de 60 años a más que no se vacunaron. Foto: Minsa

Aunque la cifra de muertes en ancianos con ambas dosis es reducida, se puede ver que en los adultos mayores los decesos son más frecuentes.

Para el médico César Munayco, la efectividad de las vacunas no es igual en todas las personas porque depende mucho del rango etario y el estado de salud de cada una. En el caso de la población de 60 años a más, “el sistema inmune no responde igual” porque muchos de ellos sufren de la senescencia inmune. Esto quiere decir que, al pasar los años en los adultos mayores, “el cuerpo en general empieza a fallar junto al sistema inmune, el cual no responde igual al de una persona joven”.

Conclusión

De acuerdo con los dos especialistas consultados, el gráfico viralizado presenta información engañosa porque la interpretación de los datos no toma en cuenta que la cantidad de población con dos dosis es superior a la que no tiene ninguna vacuna. Además, la data brinda una visión errónea de la realidad de la pandemia en el país e ignora que los no vacunados están más expuestos a morir que alguien que ya recibió la inoculación.

Según cálculos propios, durante las semanas 21 y 50, último periodo señalado en el material estadístico, aunque el universo de vacunados con dos dosis y no vacunados era distinto con el paso del tiempo y el avance del proceso de inoculación, la cantidad de fallecidos sin vacuna fue mayor al número de decesos con ambas dosis. Por ello, calificamos como engañosa esta información.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.