Alianza  PerúCheck

Mario Vargas Llosa, escritor peruano y Nobel de Literatura, participó de un foro internacional en la Universidad de Guadalajara, en México, donde expuso sobre los desafíos que presenta la libertad de expresión en la actualidad.

Durante su intervención, Vargas Llosa se refirió al papel de la libertad de expresión en Latinoamérica y se pronunció sobre el proceso electoral que se vivió hace unos meses en Perú.

Sin embargo, es falso que en el Perú hubo elecciones fraudulentas.

El 19 de julio del 2021, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), institución encargada de llevar a cabo los procesos electorales en el Perú, mediante la Resolución N.° 0750-2021-JN proclamó como ganador de la elección presidencial a la fórmula del partido Perú Libre, integrada por Pedro Castillo como presidente de la República y por Dina Boluarte Zegarra como primera vicepresidenta de la República.

Por su parte, el presidente del JNE, Jorge Luis Salas Arenas, señaló el 24 de julio de este año mediante el canal institucional del jurado que en el proceso electoral no se detectaron indicios de fraude. “Rechazo absolutamente que el sistema electoral se haya confabulado para defraudar o haya tolerado el fraude. La observación experta de los entes internacionales imparciales han certificado que no hubo fraude”, declaró.

“Para sostener la idea del fraude, se alegó que los miembros de mesa fueron suplantados por cientos o miles de personas, y que las firmas de los integrantes de las mesas de votación fueron falsificadas. Sin embargo, de una simple revisión del padrón de omisos a la votación en cada uno de los casos presentados como pretendida prueba del fraude, resulta que los miembros de mesa aludidos no aparecen como omisos”, prosiguió el magistrado.

Antes de la proclamación, el partido Fuerza Popular, cuya candidata presidencial fue Keiko Fujimori, presentó el 9 de junio ante el JNE un total de 945 recursos de nulidad contra la misma cantidad de mesas de sufragio. Del total de pedidos presentados, el 100% fueron rechazados en primera instancia. Así lo informaron en su momento distintos medios de comunicación, como refiere un informe de Ojo Público. Frente a esos fallos, Fuerza Popular presentó 271 apelaciones, de las cuales el 90% fueron resueltas como improcedentes y 30 de ellas fueron declaradas infundadas, tal como informó en su momento RPP Noticias.

Misiones internacionales y perspectiva internacional

La Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) felicitó, mediante un comunicado del 7 de junio del 2021, a las autoridades electorales peruanas por una “jornada electoral pacífica y democrática”.

En tanto, el 11 de junio, la Misión presentó el informe preliminar tras la segunda vuelta electoral. En este documento, señalaron que si bien tomaron conocimiento de determinados problemas que se presentaron durante el proceso electoral, como “que se habrían encontrado cédulas marcadas a favor de una de las fuerzas políticas en contienda”, destacaron “la intervención inmediata de las autoridades electorales” respecto de estos.

Asimismo, el informe preliminar detalla que la Misión “observó un proceso electoral positivo, en el que se registraron mejoras sustantivas entre la primera y segunda vuelta”. Además, remarcaron que “la Misión no ha detectado graves irregularidades.

Por otro lado, la Misión de Expertos Electorales de la Unión Europea, que también observó el desarrollo de los comicios, señaló en su informe final que “las elecciones generales de 2021 fueron en general creíbles e íntegras, de conformidad con los compromisos y obligaciones nacionales e internacionales que rigen los procesos democráticos”.

Además, la Misión de la UE manifestó que “el Jurado Nacional de Elecciones y la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) gestionaron unas elecciones bien organizadas, a pesar de enfrentar acusaciones no probadas de falta de independencia, unas campañas de desprestigio sin precedentes y ataques —incluido acoso a sus presidentes— que perturbaron el proceso”.

Asimismo, el organismo internacional resaltó el correcto desempeño de las entidades electorales durante esta jornada. “La transparencia y el apego a la ley que mostraron los organismos electorales a lo largo de todas las etapas del proceso, y en particular durante la resolución de los contenciosos postelectorales, indican que estas acusaciones carecieron de fundamento”, expresó.

En tanto, el 22 de junio, aún en medio de la resolución de pedidos de nulidad presentados contra el proceso electoral, el Departamento de Estado de los Estados Unidos felicitó mediante un comunicado oficial a las autoridades electorales por el desarrollo del proceso electoral en Perú. “Felicitamos a las autoridades peruanas por organizar de manera segura otra ronda de elecciones libres, justas, accesibles y pacíficas, incluso en el contexto de los inmensos retos que plantea la pandemia de COVID-19. Estas últimas elecciones son un modelo de democracia en la región”, menciona el texto.

Perspectiva de organizaciones civiles

En diálogo con PerúCheck, el jefe de Misión para Perú de Idea Internacional, Percy Medina, explicó que, tal como indican los organismos nacionales e internacionales, no se encontraron indicios que permitan hablar de un proceso electoral fraudulento.

“Las misiones de observación electoral, tanto las internacionales, que han sido casi veinte, incluida las dos más profesionales que son la de la OEA y la Unión Europea, como el grupo de observación nacional, que es Transparencia, ninguna de esas entidades ha encontrado alguna prueba en relación con el fraude o alguna distorsión grave del proceso electoral”, declaró.

El especialista señaló que la alta polarización en los ciudadanos y la proliferación de desinformación generaron que se cree una idea errónea del resultado electoral. “Ha circulado tanta desinformación, mucha de ella construida exprofesamente para confundir, y muchas personas se han creído esta información falsa”, señaló.

Además, Medina explicó que es posible y común hallar irregularidades en los procesos electorales debido a la gran magnitud del evento, pero eso no indica la presencia de un fraude electoral. “Irregularidades puede haber siempre, todo proceso electoral las tiene y estas no han sido elecciones diferentes a las que hemos tenido en el pasado, pero no se ha demostrado una modificación sistemática de la voluntad popular, que es precisamente la definición de fraude”, resaltó.

En tanto, la Asociación Civil Transparencia, que también participó de la supervisión de los procesos de las elecciones generales de 2021, se manifestó en un comunicado oficial respecto de las denuncias de supuesto fraude contra los comicios. En este, indicaron que Transparencia “no ha encontrado indicio alguno de fraude en las elecciones del pasado 6 de junio, cuestión en que han coincidido las misiones internacionales de observación electoral y la Defensoría del Pueblo”.

Al respecto, el secretario general de Transparencia, Iván Lanegra, señaló en JNE TV que hubo “una elección dentro de los estándares normales, eso hace una elección legítima. No ha habido ningún indicio de situación que pudiera afectar la voluntad popular y se ha felicitado el trabajo de las autoridades electorales”. Además, subrayó que en el proceso electoral “no hay indicio alguno de un fraude”.

Conclusión

Es falso que en el Perú hubo “elecciones fraudulentas”, tal como señaló Mario Vargas Llosa en un foro internacional en México. Diversos organismos nacionales e internacionales, así como instituciones representantes de distintos gobiernos, se han pronunciado a favor del buen desempeño de las autoridades electorales durante las elecciones generales de 2021.

Fact-checking elaborado por Valeria Coca para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).