Verificador LR

Usuarios de las redes sociales compartieron una imagen de un supuesto cronograma de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para “lanzar” nuevas cepas del coronavirus. La publicación tiene el logo de la OMS, de Johns Hopkins University, de World Economic Forum (Foro Económico Mundial) y de la fundación Bill & Melinda Gates.

El gráfico también fue presentado en un video subido por la cuenta de Facebook Abu Zariff el 16 de julio. Hasta el cierre de esta nota, el clip ha sido reproducido 398.000 veces, obtuvo más de 2.700 comentarios y logró más de 4.200 reacciones.

Video viralizado que contiene la imagen de un supuesto cronograma para arrojar nuevas variantes de la COVID-19. FOTO: Captura de video en Facebook.

Otros posts de Facebook aseguraron que la pandemia es parte de una “agenda económica y social de dominación” y que las variantes son un invento para que los laboratorios farmacéuticos, dueños de vacunas contra la COVID-19, puedan seguir vendiendo más dosis. “Pfizer afirma que una tercera dosis sería necesaria para restaurar la inmunidad y proteger contra las variantes”, se lee en otra publicación que también acompaña la foto del supuesto cronograma.

Posteo desliza que las nuevas variantes son inventadas para que los laboratorios puedan vender más dosis. FOTO: Captura de Facebook.

Estas afirmaciones son falsas. Además, el cuadro viralizado contiene errores de fechas y definición.

Cepa no es igual a variante

En la imagen viralizada se lee “cronograma de cepas” y enlistan los nombres de las “variantes” del coronavirus. ¿Cuál es la diferencia?

En un artículo publicado en Semergen: revista española de medicina de familia ━difundido en la página de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH)━, los médicos Enrique José Gamero de Luna y Enrique Gamero Estévez explicaron que “una mutación alude a un cambio en el material genético de un virus”.

Es así que cuando se acumulan mutaciones se habla de variantes, pero cuando hablamos respectivamente de cepas o de variantes, según induzcan o no cambios en el comportamiento viral, se lee.

No obstante, cuando se acumulan diferentes y muchas más mutaciones que provoquen un cambio sustancial e importante en la composición del virus se obtiene “una cepa”.

Por su parte, la OMS explica que un virus que ha sufrido una o varias mutaciones es una variante del virus original, pero cuando estas mutaciones generan un cambio sustancial en la genética del virus, se convierte en una cepa del virus.

Julio García Rodríguez, jefe de Servicio de Microbiología en el hospital La Paz de Madrid, señaló, para el medio online Redacción Médica, que las cepas son virus que están “más alejados en el árbol genético, en ramas más distantes”. “Para el SARS-CoV hay dos cepas: SARS-CoV-1, que fue el que originó el brote en el año 2000, y el SARS-CoV-2, que es el que ha provocado el COVID-19”, agregó.

‘Cronograma’ y nomenclatura de las variantes

El 1 de junio, en un informe de “Seguimiento de las variantes del SARS-CoV-2”, la OMS anunció que las variantes de la COVID-19 serán denominadas con letras griegas —como Alfa, Beta, Gamma, etc.— para facilitar los “debates públicos no científicos”. Coincidentemente, el hipotético cronograma toma a junio como el mes de lanzamiento de la “cepa” Delta.

Sin embargo, las fechas señaladas en el gráfico viralizado sobre la aparición de las variantes ya declaradas no coinciden. Según este, por ejemplo, la variante Delta se habría arrojado en junio de 2021, pero esta fue detectada en la India en octubre de 2020.

El cuadro viral coloca en segundo lugar a Épsilon, supuestamente lanzada en julio del 2021, pero esta fue detectada en enero de este año en Estados Unidos. A su vez, en el presunto cronograma, la variante “Zeta” será lanzada en agosto, “Eta” en setiembre, “Theta” en octubre, “Iota” en noviembre, “Kappa” en diciembre y “Lambda” en enero del año 2022.

No obstante, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han clasificado estas variantes a lo largo del 2020 y 2021. Eta, Iota, Kappa y Lambda son variantes detectadas entre octubre y diciembre de 2020, y clasificadas en marzo y junio de 2021. Zeta y Theta están en vigilancia forzada por parte de la OMS.

Clasificación de las variantes del SARS-CoV-2

El Grupo Consultivo Técnico de la OMS clasificó las variantes del virus de la COVID-19 en dos grupos: variantes de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés) y variantes de interés (VOI, por sus siglas en inglés).

A su vez, un Grupo Interagencial (SIG) del SARS-CoV-2, establecido por el Departamento de Salud y Servicios Humanos del Gobierno de los Estados Unidos, catalogó tres clases de variantes: variante de interés, variante de preocupación y variante de alta consecuencia.

Una variante de preocupación, según la OMS, se da cuando existe un “aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología, un aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o la disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles”, se lee en el informe de la OMS.

Mientras las variantes de interés presentan cambios en el genoma del virus que afectan su transmisibilidad, la gravedad de la enfermedad y su fuerza contra la acción del sistema inmunitario.

Hasta la fecha, la OMS ha declarado como variantes de preocupación (VOC) a cuatro mutaciones del coronavirus: Alpha, Beta, Gamma y Delta; y ocho como variantes de interés (VOI), entre ellos, Épsilon, Zeta, Eta, Iota, Kappa, Lambda.

Cuadro, elaborado por la OMS donde se observan las primeras muestras y fecha de designación de las “variantes preocupantes” del SARS-CoV-2. FOTO: Captura de pantalla.

Verificador ha desmentido anteriormente bulos con referentes a las variantes del virus de la COVID-19 (1,2,3,4) que van desde afirmar que el virus ha sido creado en un laboratorio chino hasta asegurar que las vacunas contra el coronavirus contienen las nuevas variantes.

Conclusión

Es falso que la OMS tenga un cronograma establecido para “lanzar” nuevas cepas del virus SARS-CoV-2. El gráfico viralizado en redes sociales avizora supuestas fechas del lanzamiento de nuevas variantes, pero estas ya han sido identificadas y clasificadas por la CDC y por la OMS. Además, en el caso de la variante Delta, confunde la fecha en la que se la denominó con el nombre de la letra griega, junio de 2021, con la fecha en la que se detectó, octubre de 2020.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.