Alianza  PerúCheck

Un extracto de una exposición del político boliviano Carlos Sánchez Berzaín sobre las elecciones en Perú circula en redes sociales desde hace unos días y se ha viralizado en Facebook. Durante su participación en el Foro “Fraude electoral transnacional en Las Américas”, que se llevó a cabo el pasado 13 de julio en Miami (Estados Unidos), el también politólogo comentó acerca del proceso electoral en nuestro país.

Sanchéz Berzaín en evento sobre fraude electoral / Fuente: Facebook

Según Sánchez Berzaín, los gobiernos de países que tienen inclinaciones “castrochavistas” llegaron al poder haciendo “fraude electoral”, que —de acuerdo a su análisis— se divide en dos: fraude electoral sistémico y fraude electoral fáctico. En esa línea, señaló que en las últimas elecciones en Perú se produjo “un fraude electoral fáctico”, que “tiene que ver con el voto, con el acta, con las firmas”, entre otros factores.

“¿Qué es lo que está viviendo hoy día el Perú? El fraude fáctico. Que es el fraude que se pone en marcha cuando se va a votar y no hay delegados de la oposición; cuando en esa mesa de votación, en la primera vuelta, la oposición saca 100 votos y en la segunda vuelta saca cero; cuando hay certificación de que las firmas están falsificadas y el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) dice: ‘sí es posible’. Se le acompaña, además, con un informe pericial que el JNE observa, pero dice: ‘esto es materia penal, pase al Ministerio Público’”, manifestó el también director ejecutivo de la ONG Instituto Interamericano para la Democracia.

Pero el conjunto de afirmaciones de Carlos Sánchez Berzaín son falsas.

Algunas de las afirmaciones de Sánchez Berzaín ya han sido verificadas y calificadas como “falsas’' por distintos medios de comunicación.

En al menos 50 mesas de votación donde se denunciaron “firmas falsas” hubo personeros de Fuerza Popular

Un informe periodístico del portal edmundocruz.com expone que “al menos 50 mesas de votación” de las que Fuerza Popular denunció por supuesta suplantación o falsificación de firmas tuvieron la presencia de los personeros de esta agrupación política.

“En las regiones los personeros del mismo partido naranja participaron directamente en esas mesas, sin detectar suplantación alguna ni nada que se aproxime a un fraude. Al contrario, participaron en el conteo final de votos y aceptaron los resultados, al punto de consignar sus firmas y sus números de DNI en las actas finales”, se lee en el texto.

Además, el pasado 8 de junio, el propio excandidato a la primera vicepresidencia por Fuerza Popular, Luis Galarreta, responsabilizó a los encargados de organizar a los personeros de su partido de “no haber estado atentos en las mesas de sufragio”, pese a que fueron advertidos antes del inicio del proceso electoral.

Por otro lado, varios personeros de FP manifestaron, días después de la segunda vuelta, que el partido no había cumplido con el pago de 100 soles que prometió para que desempeñen esta labor.

Mesas con cero votos

Respecto a que en el balotaje del 6 de junio la excandidata presidencial Keiko Fujimori obtuvo cero votos en algunas mesas de sufragio, cuando en primera vuelta había conseguido votos a su favor; una verificación anterior de PerúCheck da cuenta que esto es posible. Todos los votos de una mesa de votación pueden ser solo para un candidato, en consecuencia, ningún voto para su adversario.

Dos mesas de votación fueron particularmente cuestionadas: una en el distrito del Cenepa, en la provincia de Condorcanqui (Amazonas), y en el distrito de Huarango, en la provincia de San Ignacio (Cajamarca). En ambas mesas, el presidente electo Pedro Castillo obtuvo el 100% de los votos, es decir, nadie votó por Fujimori.

En relación a la mesa del distrito de Huarango, donde Castillo consiguió 187 votos, mientras que Fujimori, cero votos; PerúCheck también concluyó que ello no implica un fraude electoral. De acuerdo a la nota, la ONPE informó, en su momento, que “no hay lugar a duda sobre las cifras de los votos que consigna el acta de escrutinio”. El documento, además, fue firmado “por los tres miembros de mesa y no tuvo observaciones por ninguna de las partes”.

Fuerza Popular también obtuvo mesas donde contó con el 100% de votos. En Miami (Estados Unidos), la mesa Nº 081313 registró que los 95 votos emitidos fueron para Keiko Fujimori, sin votos en blanco o nulos. En este estado, lo mismo sucedió en la mesa Nº 081372, donde Fuerza Popular obtuvo 109 votos a favor y Pedro Castillo, cero.

No se ha demostrado falsificación de firmas

Como se mencionó líneas arriba, Sánchez Berzaín comentó sobre la denuncia de firmas falsificadas, con lo cual se intentó demostrar que hubo fraude electoral. Sin embargo, Fuerza Popular no pudo certificar que, en efecto, las firmas que cuestionó no correspondían a sus votantes.

En audiencias públicas, durante la última semana de junio, el JNE desestimó 27 apelaciones presentadas por el partido de Keiko Fujimori contra resoluciones de distintos Jurados Electorales Especiales (JEE). Estos órganos temporales rechazaron previamente solicitudes de nulidad de actas de mesa de votación, también interpuestas por FP, que alegaban, principalmente, un presunto “fraude en mesa” por firmas falsas o suplantaciones.

Según información de El Comercio, el organismo electoral sustentó sus decisiones en un criterio “incluso ya establecido en procesos electorales anteriores”. El 23 de junio, por ejemplo, resolvió el expediente n.º 2021004567, donde se alegaba la falsificación de firma de un miembro de la mesa del distrito Constitución, en la provincia de Oxapampa (Pasco).

En esa oportunidad, el pleno del JNE indicó que FP “alega únicamente la falta de coincidencia entre las firmas consignadas en el acta electoral y las registradas en el Reniec, lo cual no acredita falsificación de firmas”. Sostuvo que existía solo la “mera afirmación o una tesis especulativa y subjetiva constituida por una presunta falta de coincidencia de firmas alegada a partir de un simple cotejo visual”.

PerúCheck también desmintió que “cientos” de peritajes a actas de votación hayan confirmado la existencia de “firmas falsas” en la segunda vuelta de las Elecciones Generales 2021. Y calificó como “falso” que el Jurado Electoral Especial (JEE) de Huancavelica haya comprobado este hecho en relación a miembros de mesa.

Por otra parte, es cierto que el JNE envió al Ministerio público un informe de pericia grafotécnica para sustentar que hubo falsificación de firmas, presentado por Fuerza Popular, pero esto ocurrió porque —de acuerdo a La República— a los miembros del JNE les “llamó la atención” que el documento no contenía la firma “de quien supuestamente hizo de perito”.

Pedido ante la OEA

En el video viral, de tres minutos, se escucha a Sánchez Berzaín afirmar que “(...) el presidente interino de ese país [Fracisco Sagasti] se niega a pedir una auditoría a la Organización de Estados Americanos (OEA)”.

El pasado 28 de julio, Keiko Fujimori dejó en mesa de partes de Palacio de Gobierno una carta al presidente Francisco Sagasti. En ella le solicita la realización de una auditoría internacional sobre los comicios del 6 de junio, proceso electoral que en ese momento seguía en curso.

No obstante, un oficio firmado el 3 de julio por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Eduardo Vega, y dirigido a la candidata de Fuerza Popular, recuerda que el Ejecutivo y el presidente de la República no pueden intervenir en un proceso electoral atendiendo el pedido de una de las fuerzas políticas participantes. Ello, se añade en el documento, en estricto respeto del principio de neutralidad, reconocido constitucional y legalmente.

Sagasti declaró a Exitosa, el 13 de julio, que “aquí [en Perú] han estado todas las misiones electorales [de la OEA], como 14 distintas, y ninguna ha dicho nada de eso [fraude electoral]. No veo realmente ninguna justificación”.

Similitud con Bolivia

Finalmente, en el foro sobre fraude electoral en países de América del Sur, Sánchez Berzaín reiteró que “en Perú sí se ha repetido lo que certifica la OEA respecto a las elecciones de Bolivia, en 2019”. “Esto es la alteración de actas y de firmas que ha modificado totalmente el resultado electoral”, acotó.

Sin embargo, no es cierto que los hallazgos de la OEA respecto a Bolivia durante su proceso electoral sean los mismos que denunció Fuerza Popular. Al revisar el informe final de la OEA sobre la integridad de las elecciones realizadas el 20 de octubre del 2019 en Bolivia, se observó que el grupo de 36 especialistas asignados para dicha función halló una “manipulación dolosa en dos planos” durante su auditoría.

El documento detalla que, en primera instancia, se arrojó una alteración de actas y falsificación de las firmas que estas contenían. En segundo lugar, se descubrió que existió la intervención de “dos servidores ocultos” —no supervisados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia—, desde los que se redireccionó un flujo de datos para intentar vulnerar el procesamiento de los resultados obtenidos en las urnas.

En conversación con este medio, Percy Medina, jefe de la Misión en Perú del Instituto Internacional para la Democracia y Asistencia Electoral (IDEA Internacional), manifestó que ambos procesos son “escenarios bastante distintos”. El especialista recordó que, a diferencia de la segunda vuelta peruana, en Bolivia fue la propia Misión de Observación quien identificó y reportó una serie de irregularidades el mismo día de la elección.

También resaltó que, cuando el conteo boliviano se encontraba en el 80% de actas verificadas, el Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) se paralizó. “Y el último 5% fue muy distinto del anterior”, comentó.

En el caso peruano, tras la proclamación oficial de Pedro Castillo como presidente electo, la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA, en Perú, saludó el acto celebrado por el JNE. En un comunicado publicado el 19 de julio —mismo día de la proclamación—, recordó que contó con “la participación de 74 expertos y observadores” para la primera y segunda vuelta electoral”. Este equipo visitó dos veces el país en la etapa preelectoral.

Ya en un informe preliminar, la misión encabezada por el excanciller de Paraguay Rubén Ramírez Lezcano destacó que “la mayoría de mesas observadas” durante el 6 de junio fueron revisadas por personeros de ambos partidos políticos. Manifestaron, además, que el conteo de votos se realizó conforme a los “procedimientos establecidos”.

Conclusión

Son cinco las afirmaciones relacionadas a las denuncias de un supuesto fraude electoral en el Perú que Sánchez Barzaín hizo durante su participación en un foro. Sin embargo, ninguna de estas es cierta.

En primer lugar, no hubo una masiva ausencia de personeros de Fuerza Popular el día de las elecciones. Además, en varias de las mesas en las que se acusaron irregularidades, sí hubo personeros del partido naranja.

Por otro lado, es posible y ha sido verificado por la ONPE que en algunas mesas de votación, Keiko Fujimori haya obtenido cero votos. Asimismo, se concluye que Fuerza Popular no pudo certificar la existencia de firmas falsas en la segunda vuelta electoral.

En tanto, Sagasti no se negó a pedir una auditoría internacional, como lo solicitó la excandidata presidencial Fujimori, debido a que él, como presidente de la República, no puede interferir en el proceso electoral.

Finalmente, tras la proclamación de Castillo como presidente electo, la Misión OEA en el Perú reiteró que las elecciones en el país se llevaron a cabo conforme a los “procedimientos establecidos”.

Fact-checking elaborado por Paola Mendieta para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.