Alianza  PerúCheck

Durante una entrevista televisiva, el excandidato presidencial por Renovación Popular, Rafael López Aliaga, aseguró que “hay una inteligencia cubana de fraude” en el Perú, y por ello, el jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Piero Corvetto, y el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Jorge Salas, deberían renunciar. A su vez, planteó que los comicios de la segunda elección presidencial se repitan.

No obstante, ello no se ajusta a lo que dice la Constitución política y la normativa electoral.

El artículo 365 de la Ley Orgánica de Elecciones (LOE) señala que el JNE puede declarar la nulidad total de las elecciones “cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superan los dos tercios del número de votos válidos” o si en caso se llegaran a anular “los procesos electorales de una o más circunscripciones que en conjunto representen el tercio de la votación nacional válida”.

Por su parte, la Constitución Política del Perú, en su artículo 184, respalda la primera causal, para la nulidad total de las elecciones, de la LOE. “El Jurado Nacional de Elecciones declara la nulidad de un proceso electoral, de un referéndum o de otro tipo de consulta popular cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superan los dos tercios del número de votos emitidos”, se lee en la carta magna.

En comunicación con PerúCheck, el presidente de la Asociación Peruana de Derecho Electoral, Julio César Silva Meneses, indicó que lo dicho por López Aliaga es “un planteamiento jurídicamente imposible”. “Es inviable desde el punto de vista constitucional y legal porque lo que él está proponiendo, al decir que se anulen las elecciones, es una nulidad total, distinta de las nulidades parciales que han presentado ambos partidos, cuestionando mesas de sufragio concretas, específicas”, mencionó Silva.

El especialista en procesos electorales aseguró que “tanto López Aliaga, [Alfredo] Barnechea, el congresista electo [Jorge] Montoya, están planteando una nulidad total, ese es el término técnico. Y la nulidad total está regulada en nuestra Ley Orgánica de Elecciones, incluso en la Constitución”. Entonces, “si tenemos la Ley que nos dice “ya, en estos dos casos, vas a anular las elecciones”, concluimos que la propuesta de ellos no tienen ningún asidero legal, ninguna base jurídica, porque no se han configurado uno de esos dos supuestos que son los únicos casos en los cuales se podría anular una elección”, añadió Silva.

Resultados oficiales

La ONPE ya ha publicado los resultados al 100% de actas contabilizadas. Pedro Castillo alcanzó 8.835.579 votos, lo que representa el 50.125% del total de los votos válidos. En tanto, la ex candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, obtuvo el 49.875%.

Los votos en blanco representan el 0.644% de los votos emitidos, y los votos nulos 5.876%. Sumados ambos alcanza el 6.52% del total de votos emitidos. Es decir, no llegan a superar los dos tercios necesarios para anular las elecciones.

Silva señaló que, tras conocerse los resultados de la ONPE, “no tenemos los votos blancos o nulos que superen esos dos tercios de votos emitidos, y tampoco se han anulado las elecciones en más de un distrito electoral que sume un tercio de los votos emitidos”. Por lo tanto la propuesta de López Aliaga, “lejos de contribuir a nuestro sistema democrático, lo que hace es salir del orden constitucional y legal”, añadió.

Por otra parte, el abogado consideró que las declaraciones de personajes políticos deben ser ser bajo “responsabilidad y mesura” porque plantear “estos imposibles jurídicos es generar falsas expectativas en la ciudadanía sobre la posibilidad de que se puedan anular las elecciones, bajo un supuesto fraude o irregularidades de parte de los organismos electorales cuando esto no es así. Y poco favor le hacen a nuestro sistema democrático este tipo de propuestas y planteamientos”, detalló.

PerúCheck trató de comunicarse con el excandidato Rafael López Aliaga, pero hasta el cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

Conclusiones

Es falso que se pueda anular la segunda elección presidencial llevada a cabo el pasado 6 de junio, puesto que, según la normativa electoral y constitucional, se necesita que los votos blanco o nulos superen dos tercios de los votos emitidos o que se anulen elecciones en uno o más distritos electorales, y que a su vez estos representen un tercio de la votación válida a nivel nacional. Según los resultados de la ONPE, la suma de los votos blancos y nulos no alcanza para la nulidad total de los comicios.

Fact-checking elaborado por Paola Ferrer para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.