Alianza  PerúCheck

El plan de gobierno e ideario de Perú Libre, agrupación política que postula a Pedro Castillo a la presidencia, plantea, en su capítulo 16, reformas en torno al empoderamiento de la mujer a través del socialismo. En este apartado, se indica:

“Como elemento vital de la transformación social, nuestro país debe iniciar un proceso de despatriarcalización que llevamos como herencia colonial, es decir, desterrando el machismo, sin que esto signifique instalar su extremo contrario, el feminismo”.

Sin embargo, feminismo no es antónimo de machismo.

El diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (RAE) define el machismo como la “actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres” y, en una segunda acepción, como la “forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón”.

En tanto, el mismo manual define el feminismo como el “principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre”.

Susana Gamba, presidenta de la Fundación Agenda de las Mujeres, en su libro Diccionario de estudios de Género y Feminismos, menciona que “el feminismo propugna un cambio en las relaciones sociales que conduzca a la liberación de la mujer ━y también del varón━ a través de eliminar las jerarquías y desigualdades entre los sexos”.

La historiadora británica Karen Offen, investigadora principal del Instituto Clayman para la Investigación de Género de la Universidad Stanford, en su artículo Definir el feminismo: un análisis histórico comparativo, sostiene que el feminismo es un concepto que, además de poder englobar una ideología, constituye “un movimiento de cambio sociopolítico fundado en el análisis crítico del privilegio del varón y de la subordinación de la mujer en cualquier sociedad dada”.

“El feminismo exige que el poder social, económico y político de una sociedad dada se restructure de forma que exista un equilibrio entre las mujeres y los hombres, apelando a la humanidad común en beneficio de los dos sexos pero respetando sus diferencias”, detalla Offen en su artículo.

Por su parte, la socióloga Eliana Villar-Márquez, investigadora y especialista en Género en la organización All In For Development, refiere que el feminismo es “un movimiento humanista que busca el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres, que le han sido recortados o negados a lo largo de la historia”, “Gracias al movimiento feminista, las mujeres hemos podido educarnos, tener un empleo remunerado, ser parte de las decisiones a través del voto”, explica en diálogo con PerúCheck.

¿El feminismo y el machismo se contraponen? No

Este medio consultó tres diccionarios comunes de sinónimos y antónimos: el diccionario del diario El País, el diccionario de antónimos de la Universidad de Oviedo y el diccionario de sinónimos de WordReference. En los dos primeros, las palabras “machismo” y “feminismo” no generan ningún antónimo. Sin embargo, en WordReference ━sitio web que ofrece el Diccionario de sinónimos y antónimos © 2005 Espasa Calpe━ la palabra “feminismo” sí arroja como antónimo la palabra “machismo”.

Para el lingüista Agustín Panizo, la mayoría de las palabras no construyen su significado por relaciones de oposición o antagonismo, “a diferencia de términos como arriba-abajo, derecha-izquierda, encima-debajo, palabras que tienen un significado relacional”.

En diálogo con PerúCheck, Panizo explica que si en algunos diccionarios de antónimos se opone al feminismo con el machismo, “es para dar a entender que el movimiento feminista se opone a algo que es llamado machismo”. Así, añade, “no es algo propio de las palabras, sino que es más propio de las sociedades”.

Para Angélica Motta, antropóloga e investigadora especializada en género y sexualidad de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, “machismo y feminismo no son equiparables”. Sostiene que comparar ambos conceptos de esa manera constituye “una afirmación de sentido común machista”, además de ser una estrategia para estigmatizar el feminismo.

“Incomoda cuando las mujeres se organizan para tratar de desmontar estas estructuras de poder machistas. [...] Y una manera de atacar al feminismo es compararlo con el machismo y decir que es lo mismo pero del otro lado. Esa es una estrategia de estigmatización”, explica la también profesora de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos a este medio.

Por su parte, Villar-Márquez dice estar convencida de que “esta distorsión es hecha adrede por personas que intentan encubrir sus posiciones ultra-conservadoras”. “Pero se avergüenzan tanto de lo que piensan que apelan a crear antagonismos absurdos”, señala.

¿Y qué sería lo contrario al machismo?

“Si nos ponemos literales, si machismo es una estructura de poder donde arriba están los hombres y abajo están las mujeres, lo contrario sería una estructura de poder donde arriba están las mujeres y abajo los hombres, pero eso no existe”, señala Motta.

Sin embargo, añade la antropóloga, “existen grupos que sacan palabras como feminazis o ‘hembristas’ y suponen que el hembrismo es la supremacía de las mujeres. Pero no existe ninguna sociedad estructurada y configurada de tal manera. [...] Entonces, el hembrismo no existe”.

Si bien el término “hembrismo” no se encuentra incorporado en el diccionario de la RAE, Panizo indica que “la palabra hembrismo surge en ciertos contextos para referirse a una sociedad que supuestamente sería contraria” a la machista.

“La posición de primacía que ocupa el hombre en las sociedades machistas la ocuparía la mujer en las sociedades hembristas. [...] Pero es un término que todavía no ha calado tanto en el uso como para que eso justifique su incorporación en el diccionario”, detalla el lingüista.

PerúCheck trató de comunicarse con un representante o vocero de Perú Libre, pero hasta el cierre de esta nota no se obtuvo respuesta. El domingo 16 de mayo, Pedro Castillo presentó a través de sus redes sociales un nuevo plan de gobierno titulado ‘Perú al Bicentenario sin corrupción’. El documento de 17 páginas, que se centra en exponer medidas para los primeros 100 días de un supuesto gobierno de Castillo, no hace ninguna referencia a políticas de género.

Conclusión

Es falso que el feminismo sea antónimo de machismo. La RAE define al feminismo como un principio de igualdad, y al machismo como una forma de sexismo de prevalencia del varón. Además, desde la academia, especialistas de distintas ramas sostienen que no se puede equiparar ambos términos y que hacerlo, según la antropóloga Angélica Motta, constituye en sí misma “una afirmación de sentido común machista”.

Fact-checking elaborado por Paola Ferrer para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.