Alianza  PerúCheck

Durante una entrevista en el programa ‘Beto a saber’, transmitido por Willax, el congresista electo por Fuerza Popular Ernesto Bustamante afirmó que el documento elaborado por un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la vacuna de Sinopharm ha demostrado que no es eficaz en personas con comorbilidades.

“Lo que dice de manera novedosa ese informe es muy negativo para la vacuna Sinopharm. [...] Dice que no es eficaz en personas con comorbilidades”, declaró.

Pero la afirmación de Bustamante, quien anteriormente ha criticado la vacuna de China, es falsa.

El Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés) hizo pública esta semana la información entregada por el laboratorio Sinopharm sobre su vacuna contra la COVID-19.

La farmacéutica estatal china presentó datos obtenidos en los ensayos clínicos de fase III realizados en Bahréin, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. El objetivo era su evaluación y, posteriormente, obtener el respaldo del organismo internacional.

Los resultados interinos reportados por Sinopharm a SAGE muestran que la vacuna de dos dosis, aplicada con una distancia de 21 días, tiene una eficacia general de 78,1% para prevenir la COVID-19 sintomática y 78,7% para evitar hospitalización en personas de entre 18 y 59 años. La  OMS estableció un estándar de 50% como mínimo de eficacia para recomendar una vacuna contra esta enfermedad producida por el virus SARS-Cov-2.

Fuente: Evaluación de evidencia Sinopharm (SAGE)

Según informes periodísticos, la vacuna china de nombre BBIBP-CorV se encuentra autorizada en 45 países y territorios. Asimismo, se ha administrado 65 millones de dosis en el marco de autorizaciones de emergencia.

Reporte del SAGE

En cuanto a grupos con comorbilidades, Sinopharm reportó una eficacia de 63,7% en voluntarios con diabetes y de 80,7% en aquellos con obesidad.

Fuente: Evaluación de evidencia Sinopharm (SAGE)

Respecto a la afirmación de Bustamante, el médico epidemiólogo Antonio Quispe, investigador y docente de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC), manifestó a PerúCheck que el biólogo molecular y actual congresista electo “equivoca el análisis de calidad de las evidencias con el hecho de que no haya evidencias”.

En esa línea, explicó que SAGE, a través de la metodología GRADE —una clasificación que evalúa si ensayos clínicos pueden ser considerados evidencia científica relevante—, “evaluó todas las evidencias disponibles (ensayos clínicos) y analizó su calidad”.

Precisó que lo que se busca con “los ensayos clínicos de fase III, en los que participan decenas de miles de voluntarios, es determinar cuál es la eficacia, es decir, la protección que se obtiene con las vacunas comparadas con el placebo, y su perfil de seguridad”.

En este informe, el SAGE clasificó la calidad de la evidencia presentada por Sinopharm en cuanto a la eficacia como de “alto nivel de confianza”, la categoría más elevada de la valoración GRADE. En relación a los datos de seguridad sobre eventos adversos graves, consideró que tiene un nivel moderado de confianza. “Con esta información se puede concluir que la vacuna de Sinopharm es altamente eficaz y segura”, añadió el experto.

El detalle —continuó— es que “adicionalmente analizan la evidencia de los resultados intermedios: reportes de eficacia para mujeres y varones, para adultos mayores, menores de edad, personas con comorbilidades”. En este último caso, la evidencia de su eficacia fue clasificada como de baja confiabilidad.

Fuente: Evaluación de evidencia Sinopharm (SAGE)

Sin embargo, Quispe comentó que esto ocurre, porque —al igual que con los adultos mayores—, la participación suele ser relativamente baja, lo que tiene como consecuencia poca información. En esa medida, apuntó que el informe incluye los resultados estimados de eficacia de grupos que sí participaron de los ensayos, por eso se observa “los resultados de eficacia específicas para personas con obesidad y diabetes”.

“Una cosa es que el informe no incluya un estimado específico o que la evidencia haya sido clasificada como de ‘bajo nivel de confianza’ y otra es concluir de manera errónea que la vacuna no sirve para todos los demás grupos de los que hay poca información”, sostuvo.

Homologación de la OMS

La OMS aprobó el viernes 7 de mayo el uso de emergencia de la vacuna de Sinopharm contra la COVID-19. Tras la revisión hecha por SAGE, el ente supranacional recomendó la vacuna para los mayores de 18 años. De esta forma, se suma a la lista de vacunas eficaces, entre las que están Pfizer, AstraZeneca, Johnson & Johnson y Moderna.

Lo que sigue es ampliar los estudios de esta vacuna en personas mayores, así como en personas con enfermedades crónicas y comorbilidades, y embarazadas. El experto y delegado de otro comité asesor de la OMS que también evaluó la vacuna china, Arnaud Didierlaurent, informó que “después de haber revisado los datos científicos disponibles y haber visitado los sitios de producción en China se concluyó que el beneficio de utilizar esta vacuna supera con mucho los eventuales riesgos”.

Conclusión

La reciente afirmación del congresista electo Ernesto Bustamante sobre la eficacia de la vacuna de Sinopharm en personas con comorbilidades es falsa.

El informe de SAGE clasificó la calidad de la evidencia respecto a este grupo como de bajo nivel de confianza; no obstante, esto solo significa que en los estudios clínicos presentados por Sinopharm, la información recolectada no pudo ser considerada relevante por la cantidad de participantes de este grupo poblacional.

En tanto, los resultados de Sinopharm reportan una eficacia de 63,7% en voluntarios con diabetes y de 80,7% en aquellos con obesidad.

Fact-checking elaborado por Paola Mendieta para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.