Verificador LR

VerificadorLR

24 Ene 2021 | 20:33 h

En Facebook, circula un artículo que asegura que el “uso compulsivo de mascarillas” fue el motivo de la propagación del hongo infeccioso Candida auris en Florida, Estados Unidos. Esto ha sido utilizado en diversas publicaciones para validar el bulo sobre los barbijos y sus supuestos daños para la salud.

Sin embargo, esta información es engañosa, ya que generaliza y tergiversa la investigación original. Esta refiere a un brote del hongo al interior del área COVID-19 de un hospital norteamericano, el cual fue propiciado, entre otros factores, por un uso no recomendado de los equipos de protección personal (EPP). Además, el correcto uso de mascarillas no es dañino para la salud.

Foto: captura en Facebook

Otra publicación reproduce el texto de la noticia, pero adjunta una gráfica que incluye frases como “ya no es una conspiración” y avala la relación causa-efecto entre el uso “compulsivo” de mascarillas y el hongo Candida auris.

Foto: captura en Facebook

La nota saca de contexto y generaliza una investigación de los CDC

Las publicaciones virales obtienen su afirmación principal de un artículo de la página web Sott.net, que lleva por título “Uso compulsivo de mascarillas ocasiona la propagación del hongo infeccioso Candida auris en Florida”.

Dicho texto es una reproducción casi exacta de una noticia publicada por el portal Russia Today (RT), basada a su vez en una investigación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos —Candida auris Outbreak in a COVID-19 Specialty Care Unit — Florida, July–August 2020—.

El artículo de RT relata que un grupo de 30 pacientes de COVID-19 se infectaron del hongo infeccioso Candida auris en un área especializada de un hospital de Florida, Estados Unidos. El informe del caso reportó que una serie de condiciones higiénicas no recomendadas pudieron haber propagado este peligroso hongo.

Sin embargo, ni este artículo de RT ni la investigación de los CDC concluyen de manera explícita que un supuesto uso “compulsivo” de mascarillas haya sido el causante de dicho brote.

Tan solo la web Sott.net añadió el siguiente comentario en su versión del texto: “Es decir, el uso compulsivo de mascarillas es una pésima idea para la salud de todos, especialmente para los pacientes que fueron tratados por coronavirus”. Se trata de una tergiversación de la investigación, y da pie a colocar el titular engañoso.

Entonces, ¿qué concluye exactamente la investigación de los CDC?

Según el referido informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., el brote, que surgió en julio de 2020, propició una investigación conjunta con el Departamento de Salud de Florida.

De 67 pacientes que ingresaron a la unidad COVID-19 de un hospital cuyo nombre no fue revelado, 35 presentaron en su organismo el hongo Candida auris, “una levadura multirresistente que puede causar una infección invasiva”. Asimismo, de los 20 pacientes con registros médicos disponibles, se supo que ocho fallecieron, aunque el informe desconoce si el hongo contribuyó al deceso.

No obstante, la observación arrojó múltiples oportunidades de contaminación por parte del personal médico al momento de retirarse la capa extra de batas y guantes, luego de atender a un paciente. También se generó mediante el contacto directo con el entorno de atención del paciente o superficies “potencialmente contaminadas”, como computadoras móviles.

Se observó, además, que estos y otros equipos médicos no siempre se desinfectaban entre usos, que los suministros como tubos de oxígeno y gasas se almacenaban en contenedores abiertos en los pasillos, y que hubo oportunidades perdidas para realizar higiene de manos.

Por tales motivos, la investigación concluyó que tal combinación de factores, vinculados a una inadecuada limpieza y desinfección, probablemente contribuyó a la transmisión del Candida auris. Prueba de ello es que, luego de subsanar los errores detectados, no se detectaron nuevas transmisiones del hongo en el hospital.

No obstante, el informe detalló que, a raíz de la pandemia, las instalaciones de atención médica han llevado a cabo usos no rutinarios del equipo de protección personal (EPP). Estos pueden ser el uso prolongado o la reutilización, ya sea por la escasez de los mismos o por una percepción de mayor seguridad.

Los CDC no recomiendan el uso múltiple de los equipos de protección, como guantes o batas, ya que aumentan los riesgos de autocontaminación o de transmisión de otros patógenos.

Pese a que tal recomendación puede aplicarse a los barbijos, el estudio no precisó en ningún momento que las mascarillas hayan jugado un rol particular en la transmisión del hongo Candida auris, ni que hayan propiciado su aparición mediante un “uso compulsivo”.

Las mascarillas no son peligrosas ni son caldo de cultivo de hongos

En Verificador, hemos revisado anteriormente el bulo que vincula el uso de mascarillas con la aparición de hongos. La doctora en Ciencias Médicas, Erika Castillo Carrión, precisó a este medio que dicho fenómeno podría ocurrir si es que no se limpia o si se utiliza varias veces el barbijo de un solo uso.

Por contraparte, resaltó que no es dañino utilizar la mascarilla de forma prolongada durante un día. De igual modo, en una ocasión previa, el médico infectólogo Augusto Tarazona reportó que no existen condiciones para que tales organismos proliferen en las mascarillas. “Su reproducción se da en días, semanas. (...) Toma su tiempo”, sostuvo.

Conclusión

Es engañoso afirmar que el brote del hongo Candida auris en un hospital de Florida fue causado por un “uso compulsivo” de mascarillas. El informe realizado por los CDC de Estados Unidos no atribuyó ningún rol particular al uso de barbijos durante la transmisión u origen del mencionado hongo. Por lo tanto, calificamos esta publicación como engañosa.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.