Verificador LR

VerificadorLR

11 Dic 2020 | 8:03 h

Las publicaciones en contra de la aplicación de vacunas se han proliferado desde la aparición de la COVID-19. En Verificador hemos comprobado que las vacunas no causan infertilidad ni incrementan el riesgo de padecer de Alzheimer.

En Facebook, un post, que fue compartido más de 350 veces, promovía el rechazo a las vacunas y brindaba recomendaciones con información errónea. “Cómo negarse a la vacuna legalmente”, alertaba el viral.

La publicación ha sido compartida más de 300 veces. Foto: captura de pantalla

La vacunación en el Perú es voluntaria

La publicación advirtió que la información que brindaban es para negarse “legalmente” a ser inmunizados. Sin embargo, esta afirmación es incorrecta debido a que la vacunación en nuestro país es voluntaria.

“La vacuna, como otras vacunas que se administran en el país, son voluntarias. A nadie se va a obligar para colocarse la vacuna”, señaló el viceministro del Ministerio de Salud, Luis Suárez. “Cada persona es libre de decidir si se la pone o no”, precisó en una conferencia de prensa.

Estas declaraciones coinciden con lo establecido en el texto sustitutorio del Proyecto de Ley N.°5905 y otros (N.° 5992 y más) aprobado por el Congreso el 4 de diciembre. Allí se menciona que el tratamiento para prevenir y curar la COVID-19 sea de acceso libre y voluntario. Además, esta medida también se aplicará a otras pandemias declaradas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y enfermedades que generen una emergencia sanitaria a nivel nacional.

Finalmente, representantes de la OMS también han mostrado su rechazo a que los países hagan obligatoria la vacunación. “Necesitamos persuadir, dialogar con la gente, y los que hemos trabajado en salud pública preferimos evitar este tipo de medidas”, resaltó Mike Ryan, el director ejecutivo de dicha organización para Emergencias Sanitarias, en rueda de prensa.

Las líneas celulares MRC-5 no son células de abortos

La primera “recomendación” brindada en el post consistía en preguntar si las vacunas tienen MRC-5. Asimismo, añadió que MRC-5 está presente en todas las vacunas y que “son células de abortos” y otros ADN. Sin embargo, ambas afirmaciones son incorrectas.

En principio, MRC-5 no es un componente de las vacunas sino líneas celulares que se utilizan para probarlas. “El objetivo inicial (de las líneas celulares) es ver cómo un producto biológico afecta, estimula o genera cambios en la célula”, explicó Juan More, PhD en Inmunología Comparada, en una nota anterior de Verificador.

Además, estas líneas celulares no son células de aborto sino que están hechas en laboratorios a partir de un modelo obtenido en 1966. “La línea celular MRC-5 se desarrolló en septiembre de 1966 a partir de tejido pulmonar extraído de un feto de 14 semanas abortado por razones psiquiátricas de una mujer de 27 años físicamente sana”, informa el Instituto Coriell.

Al respecto, Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de Cienciagenerika, precisó a Verificador que si bien estos cultivos tienen origen humano, son producidos en laboratorios y sirven para multiplicar al virus.

Asimismo, Juan More agregó que el objetivo de utilizar líneas celulares es evaluar las limitaciones del producto; sin embargo, este proceso no es equivalente a probarlo en humanos (ensayos clínicos). “Evidentemente una línea celular nunca refleja exactamente lo que pasa en un individuo, pero al menos da una aproximación muy cercana de lo que podría pasar a nivel celular”, subrayó More.

Una “reacción iatrogénica” no es exclusiva de las vacunas

La segunda “recomendación” consistía en preguntar si la vacuna tiene reacción iatrogénica y si la respuesta es positiva, indican que la persona puede rechazarla. Además, al igual que con la sugerencia anterior, el post señalaba que “todas las vacunas poseen esta reacción”.

La reacción iatrogénica hace referencia a los eventos adversos que una persona puede presentar debido a la aplicación o consumo de algún tratamiento médico. “Es una reacción adversa o un efecto secundario que generalmente está asociado con las atenciones médicas”, manifestó Erika Castillo a Verificador.

La especialista puso como ejemplo el malestar estomacal que puede ocasionar algún medicamento o las respuestas que producen determinados compuestos en personas con presión alta o sistemas inmunodepresivos (débiles).

Asimismo, Castillo detalló que esta reacción no es exclusiva de las vacunas y que puede presentarse tras el consumo de cualquier tipo de producto. “Las reacciones adversas van desde tratamientos, medicinas hasta productos que consumimos a diario”.

Así lo confirmó Ignacio López-Goñi, microbiólogo de la Universidad de Navarra, al medio español Maldita. “La seguridad absoluta (ausencia de cualquier reacción adversa) no existe cuando se administra una vacuna o cualquier otro producto sanitario”, afirma.

Por ello, Erika Castillo resaltó que si la indicación sería evitar productos que tengan efectos secundarios, las personas no podrían consumir ningún tipo de medicamento. ”Los efectos iatrogénicos son importantes saberlos, pero tampoco descalifican ni a un medicamento ni a un tratamiento ni a una vacuna. Es simplemente porque no todos respondemos de la misma manera y por algo se hacen los ensayos clínicos para identificar esos efectos”, concluyó.

Conclusión

La vacunación en el Perú es voluntaria, las líneas celulares MCR-5 se elaboran en laboratorios y la reacción iatrogénica no es exclusiva de las vacunas, puesto que también se producen con cualquier otro producto sanitario. Por lo tanto, en Verificador concluimos que las recomendaciones de la publicación titulada ”Cómo negarse a la vacuna legalmente” contiene información falsa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.