Verificador LR

El post que anuncia que el sistema inmunológico se puede “reforzar” en pocos días o una semana alcanzó más de 1.300 interacciones en Facebook. La publicación explica que el ayuno intermitente incrementa las defensas y un baño con agua fría aumenta el nivel de linfocitos T.

Sin embargo, esto es falso: el sistema inmunitario no se fortalece en pocos días. El ayuno intermitente y una ducha de agua fría no aumentan las defensas.

Viral. Foto: captura en Facebook.

El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo, ya que ataca a los organismos y las sustancias que invaden los sistemas del cuerpo y causan enfermedades, según la información de Rady Children’s Hospital.

También, como indica la institución, se compone de una red de células, tejidos y órganos que trabajan en conjunto para proteger al cuerpo. “Las células mencionadas son glóbulos blancos (leucocitos) de dos tipos básicos, que se combinan para encontrar y destruir las sustancias u organismos que causan afecciones. Los leucocitos se producen o almacenan en varios lugares del cuerpo, que incluyen el timo, el bazo y la médula ósea”, señala.

Seguidamente, explica que, entre los tipos básicos de leucocitos, están los fagocitos —células que destruyen a los organismos invasores— y los linfocitos —células que permiten al cuerpo recordar y reconocer a los invasores anteriores y ayudan a destruirlos—.

“Los fagocitos incluyen varias células diferentes. El tipo más común son los neutrófilos, que principalmente atacan a las bacterias (...) Los dos tipos de linfocitos son los linfocitos B y los linfocitos T (...) Los linfocitos B funcionan como el sistema de inteligencia militar del cuerpo, ya que localizan el objetivo y envían defensas para atraparlo. Las células T se asemejan a los soldados: destruyen a los invasores que el sistema de inteligencia identifica”, explica el portal.

El médico infectólogo del Hospital Alberto Sabogal, Miguel Ángel Tapia, declaró lo siguiente a Verificador de La República: “Nosotros nacemos con un sistema inmunológico; sin embargo, debemos ejercitarlo (...) una alimentación saludable y el ejercicio físico (leve o moderado) pueden ayudar a que el sistema inmune esté activo. Si no lo practicamos, aunque tengas el sistema inmune, este no estará activo”.

Descartó que el sistema inmunitario se “refuerce en pocos días”. Explicó que ello se realiza con tiempo. Incluso, especificó que si una persona hace mucho ejercicio en cinco días no logrará aumentar sus defensas, sino todo lo contrario.

El especialista negó que una ducha de agua fría fortalece el sistema inmunológico o aumente las defensas y aseguró que no es parte de ninguna recomendación. Citó un artículo —“El efecto de la ducha fría en la salud y el trabajo: un ensayo controlado aleatorio”— que señala que una ducha de 30, 60 o 90 segundos causa una descarga de adrenalina que mejora la circulación sanguínea o cuadros de depresión y ansiedad, lo que podría llevar a “una activación del sistema inmunológico”.

Sin embargo, aseguró que no hay una evidencia concluyente e indicó que el efecto que produce en el sistema inmunitario no es “directa”. “La subida de las defensas es indirecta porque al aliviar el estrés o la ansiedad podría elevar las defensas (...) No es algo que esté avalado científicamente ni está recomendado”, sentenció.

Respecto al ayuno intermitente, que es comer en intervalos de tiempo más específicos, Miguel Ángel Tapia indicó que tampoco forma parte de ninguna recomendación para “reforzar el sistema inmunológico”. “Hay un tipo de ayuno que se llama intermitente. En una investigación se evaluó a algunos pacientes que se sometieron a este tipo de ayuno para saber si podría producir alguna activación del sistema inmune. Pero, el resultado no es concluyente. Además, en teoría el ayuno reduce las defensas y tampoco hay evidencia clara de que el ayuno intermitente pueda fortalecer el sistema inmune”, comentó.

Esta investigación preliminar, publicada en la revista Science Direct, destaca, entre sus conclusiones, que el ayuno intermitente, desde el amanecer hasta el atardecer, durante 30 días induce proteínas reguladoras clave de la reparación del ADN y el sistema inmunológico.

Sin embargo, en el artículo se concluye que se necesitan más estudios para probar el efecto del ayuno intermitente. Además, la muestra constó de tan solo 14 personas, un número reducido.

Para el buen funcionamiento del sistema inmune, Miguel Ángel Tapia recomendó el consumo de una alimentación saludable y aconsejó un ejercicio físico leve o moderado porque uno intenso puede disminuir las defensas.

“No todas las personas tienen los mismos requerimientos de ejercicio y aportes alimenticios. Hay una dieta para cada persona y ejercicio para cada persona, lo cual hará que su sistema inmune esté en óptimas condiciones”, precisó.

Así también, según la Clínica Alemana, entre las medidas para fortalecer el sistema inmunológico está el ejercicio físico moderado, la dieta saludable y equilibrada, el adecuado manejo del estrés y la ansiedad, una buena hidratación, entre otros.

En un artículo de Newtral, Pedro Aparicio, catedrático de Inmunología en la Universidad de Murcia, afirmó que no existe la posibilidad de que “las personas tienen la capacidad de fortalecer el sistema inmunológico, sobre todo en los más jóvenes, en pocos días”. “Ojalá esa situación existiera y se pudiera estimular la respuesta inmune en unos días en infecciones, pero desgraciadamente no es así”, dijo.

También, Pedro Aparicio señaló que desconoce alguna investigación de si una ducha con agua fría pueda incrementar los linfocitos T. En es línea, la directora del Grupo de Inmunonutrición y profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Ascensión Marcos, sostuvo: “Dudo mucho que con todo lo que llevamos visto a través de los años alguien me diga que la ducha fría produce un aumento de los linfocitos T”.

Asimismo, Ascensión Marcos comentó al medio que volver a comer, luego de tres días sin ingerir alimentos, “organiza un cambio en el metabolismo completamente anormal”. “La reacción del organismo no es la misma que en condiciones normales cuando va ingiriendo todos los días. A nivel metabólico es un estrés. No es bueno en absoluto”, explicó.

Conclusión

El post es falso porque el sistema inmunológico no se “fortalece” en pocos días. Tampoco un ayuno intermitente y un baño con agua fría aumentan las defensas del cuerpo. Para un adecuado funcionamiento del sistema inmunitario, se requiere un buen estilo de vida como una alimentación saludable y ejercicio físico.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.