Verificador LR

verificador@glr.pe VerificadorLR

16 Nov 2020 | 22:36 h

Horas antes de que Francisco Sagasti fuera elegido como presidente interino de Perú, circularon publicaciones engañosas en las redes sociales, que lo acusaron de haber pedido “autógrafos” a dos miembros de la organización terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

“No lo niega. Francisco Sagasti pidió autógrafos a cabecillas terroristas Néstor Cerpa Cartolini y Rolly Rojas que tomaron la embajada de Japón”, decía una publicación con más de 1.000 interacciones. Además, estaba acompañada de una composición en la que se usaba la “M” del partido morado en la sigla del MRTA.

Post buscaba vincular a Sagasti con el terrorismo. Foto: captura de Facebook

Sin embargo, consideramos que estas publicaciones son engañosas. Es decir, tergiversan hechos reales para extraer una conclusión falsa. Los post virales omiten el contexto necesario en el que se dio la actuación del investigador y político de centro.

En efecto, Francisco Sagasti nunca ha negado que pidió la firma de los terroristas Néstor Cerpa Cartolini y Rolly Rojas, alias ‘Árabe’. Lo que no dicen las publicaciones es que el actual presidente interino fue retenido por el MRTA durante tres días en la embajada de Japón. Es decir, fue también —con consecuencias menos fatales— una víctima del terrorismo.

“No es ningún trascendido, esto lo escribí yo y está publicado en Caretas (10 páginas enteras) de ‘El diario de un rehén’, el 26 de diciembre de 1996”, explicó Sagasti Hochhausler al periodista Jaime Chincha en una entrevista para RPP Noticias a principios de año. “Lo que sucedió en realidad —y hay muchos testigos— (...) es que cuando estábamos a punto de salir aquellos que estuvimos solo tres días —sin saber que esto iba a durar 126 días— dije: ‘Caramba, —y se lo dije al número dos de estos terroristas—, a mí me ha mantenido tres días encerrado y, por lo menos, quiero de su puño y letra, un reconocimiento de esto. ¿Está usted dispuesto a dármelo?’. Y dijo: ‘Sí' (...). Y lo que hice fue recortar un cartón que decía ‘Fuji’ (...). Entonces, me pareció interesante que en ese cartón de agua mineral Fuji reconozcan de puño y letra, estos dos señores, que nos tuvieron secuestrados". Asimismo, declaró que fue “todo el tiempo” un opositor al terrorismo.

Desde el martes 16 de noviembre de ese año hasta el jueves 19, el ya entonces exfuncionario del Banco Mundial había sido retenido contra su voluntad. Al tercer día, pasadas las 7 de la noche, el también exconsultor de Naciones Unidas le pidió a los dos terroristas una prueba de los hechos.

"Aprovecho para pedirle su autógrafo en mi ‘diploma de rehén’ que tiene como título la operación del MRTA″, escribiría después para Caretas, según La Nación. El País también registró esa noticia.

Conclusión

En 1996, el ahora presidente interino de la República, Francisco Sagasti Hochhausler, sí pidió firmas a dos terroristas del MRTA, como lo ha contado él mismo en varias entrevistas. Pero eso no lo convierte en un simpatizante del terrorismo. Calificamos la publicación como engañosa.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.