La demora en la instalación de las mesas de sufragio fue evidente en varios locales de votación debido a la ausencia de los miembros de mesa. Es por eso que se registraron largas colas de votantes que esperaban poder sufragar. Un reportero de Canal N informaba al respecto y casualmente encontró en una de las filas a su mamá, quien estaba esperando más de dos horas para ingresar a su sede de sufragio en el Jockey Plaza, pero no podía porque su mesa no estaba instalada. La progenitora del hombre de prensa no tenía la obligación de ir a sufragar por ser considerada adulta mayor, pero dijo que acudió por deber cívico.