Kenji Fujimori abandonó una entrevista con un medio de comunicación regional luego que le preguntaran por la investigación en su contra de presunto tráfico ilícito de drogas, al haberse hallado, hace más de siete años, 100 kilos de cocaína pura en un almacén dentro de la empresa donde era uno de lo accionistas mayoritarios, junto a otros de sus hermanos. Asimismo, descalificó la acusación fiscal en contra de su hermana Keiko Fujimori, quien busca por tercera vez llegar a la presidencia, señalando que se trataban de “odios” y “mentiras”. VIDEO: Radio Cutivalú.