- Yenifer Paredes dio positivo a COVID-19, según su abogado
- Benji Espinoza se retracta y sigue siendo el abogado de Pedro Castillo
Videojuegos

PC Gamer: ¿cómo y cuándo empezaron a producirse los ordenadores gaming?

Lo que hoy en día conocemos como PC gamer demoró varios años en ser diseñada para que los usuarios tengan la mejor experiencia visual y de rendimiento. Entérate aquí de cómo fue el primero equipo de esta línea.

La evolución de los ordenadores gamer comprende varias décadas. Foto: composición/Reddit
La evolución de los ordenadores gamer comprende varias décadas. Foto: composición/Reddit
Gabriel Mejía

Hoy en día, los ordenadores se han consolidado como una pieza clave para el cumplimiento de nuestras responsabilidades en el trabajo, así como para para el estudio y el ocio, ya que podemos utilizar una infinita gama de programas que vienen pre instalados en nuestro sistema, y también descargarlos a través de internet según nuestras preferencias.

Dicho esto, las computadoras y laptops son nuestras fieles compañeras en casa y fuera de ella, por lo que, mientras mejor sea su rendimiento, es más factible tener buenos resultados a la hora de realizar una operación en la máquina. No obstante, hay actividades, como el probar juegos virtuales, la edición o la programación, que no solo necesitan de un buen dominio de las herramientas digitales por parte del usuario, sino también de una PC potente.

En otras palabras, actualmente es más que imprescindible tener componentes que estén a la altura de las tareas solicitadas. En ese sentido, las tarjetas gráficas y los procesadores son los elementos con mayor demanda en el mercado, los cuales ya vienen acoplados a las PC gamer, que, para sorpresa de muchos, con desarrolladas desde hace más de tres décadas. A continuación, haremos un repaso histórico para ver cómo iniciaron estos complejos ordenadores.

Competencia frente a las consolas

La mayoría de los ordenadores en la década de 1980 estaban compuestos por varias plataformas que, por esos años, solo encajaban en el sistema IBM, marca que había obtenido mucha popularidad en el ámbito de la tecnología debido a las capacidades avanzadas de gráficos y audio.

Sin embargo, el rubro se veía opacado frente al apogeo que venía desarrollando la industria de videojuegos, que tenía una competencia más abierta y ofrecía a los usuarios una vista diferente a lo que se veían comúnmente en las pantallas de las computadoras.

Como se sabe, hoy en día, la principal diferencia entre una PC gamer y una computadora “de escritorio” es la inclusión de una tarjeta gráfica, la cual está enfocada en sacar y aprovechar el máximo rendimiento del ordenador respecto del apartado gráfico, el cual, dependiendo también del hardware que posea, tendrá mejor calidad en base al diseño del componente.

Sin embargo, en dicha época la exigencia aún no era como lo es actualmente, por lo que en 1981 se lanzaba la Osborne 1, un equipo muy limitado que difícilmente podía valer para ejecutar algún tipo de juego incluso en aquella época, pero que ya era uno de los primeros pasos para los ordenadores orientados al gaming, pues se estrenó a la par de la primera tarjeta de sonido SoundBlaster, convirtiéndose en uno de los artículos más cotizados por los jugadores.

Fue así como las marcas HP e Intel empezaron a ver esta línea de productos como uno de los negocios para apostar en el futuro, lo cual dio pase al trabajo en conjunto con Microsoft, para que más computadoras puedan tener lo que luego se conoció como Windows, el sistema operativo más exitoso de la historia.

Popularización de los juegos de PC

Fue hasta fines de los 80 que pudimos tener los primeros títulos con mecánica independiente a la de los juegos de las consolas. En ese tiempo se entrenaron entregas como Maniac Mansion (1987) y Prince of Persia (1989), por nombrar algunos de los más exitosos en ventas en Estados Unidos.

Pero, si hay juego al cual se le debe agradecer para que se siga apostando por la industria gaming en PC, ese fue DOOM, de 1993, el cual integraba una nueva tecnología de formato de lectura y se convirtió en uno de los clásicos históricos con vigencia hasta hoy.

Con este buen desarrollo, empezaron a salir juegos como Diablo en 1996, The Secret of Monkey Island en 1990, el icónico shooter Half Life en 1998, Age of Empires en 1997, y todo un catálogo repleto de títulos que marcaron la infancia de los más longevos de la comunidad gamer.

En tanto, para nadie es un secreto que esos juegos fueron la base para lo que la comunidad goza actualmente, pues, más allá de los buenos juegos y gráficos, los usuarios que editan, programan y realizan tareas digitales exigentes pueden tener un buen sistema gracias a las PC gamer, pues su equipamiento viene diseñado para resistir los programas y títulos más pesados del mercado.