PARO DE TRANSPORTISTAS - MTC anuncia suspensión de la movilización, pero gremios urbanos de Lima y Callao continuarán DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Suspenden temporalmente visitas al museo y monumento

La vez que Bill Gates se disfrazó de asesino para promocionar un videojuego

No es la única vez que Gates recurrió a curiosas estrategias de marketing para posicionar sus productos.

A Bill Gates no le entusiasmaban mucho los videojuegos que no sean educativos, pero hubo uno que lo obligó a cambiar de parecer. Foto: Composición LR
A Bill Gates no le entusiasmaban mucho los videojuegos que no sean educativos, pero hubo uno que lo obligó a cambiar de parecer. Foto: Composición LR
Benjamín Marcelo

El mundo de la tecnología está lleno de singulares anécdotas que han quedado inmortalizadas en videos que, sin el contexto adecuado, podrían generar extrañeza. Uno de los casos más ejemplares es un clip donde Bill Gates aparece vestido de un auténtico asesino de Doom, el videojuego para computadoras que revolucionó la industria del PC Gaming. En este divertido clip, el fundador de Microsoft toma el rol del ‘Doomguy’ o ‘Doom Slayer’, para luego aparecer en escena. ¿Qué lo llevó a vestirse de esta forma tan insólita?

El traje de Doom de Bill Gates

Eran inicios de los años 90 y en el mercado de computadoras personales se estaba generando una auténtica revolución de la mano de iD Software. Una joven compañía que empezó con apenas cuatro empleados y que rápidamente se hicieron famosos por sus juegos 2D scrollers y sus shooters en primera persona.

En este último género, Doom era el que estaba generando una auténtica revolución, ya que se trataba de un enorme avance tecnológico para la época y que no necesitaba de hardware demasiado potente.

Tal era la popularidad de Doom que el propio Bill Gates tuvo que ceder su propia perspectiva para hacer lo que se muestra en este video:

Lazy loaded component

¿Por qué se vistió así?

En 1995, a poco tiempo de lanzar su nuevo sistema operativo (Windows 95), Microsoft intentó de todo para atraer a la gran mayoría de usuarios de computadoras personales. Como Doom ya tenía poco más de un año de lanzado, la estrategia era aprovechar su popularidad para atraer gamers.

El problema era que Bill Gates no fue necesariamente fácil de convencer para esto. El entonces CEO siempre se había mostrado escéptico con la industria gaming, a la que consideraba no precisamente apta para la productividad.

Gates estaba más interesado en proyectos de juegos educativos, como Sim City, por lo que no era difícil adivinar que Doom y todo su gore no le hacían demasiada gracia.

Pese a ello, su opinión cambió abruptamente cuando se reveló que Doom había sido instalado en más computadoras que el propio Windows 95, con el cual habían gastado millones de dólares en publicidad. Además, el shooter había sido lanzado por un limitado sistema de correo, y se había hecho popular más por el boca a boca que otra razón.

No tuvo que pasar mucho para que Gates se diera cuenta de que ningún sistema operativo podía privarse de la mejor experiencia de Doom si pretendía ser el más popular del mundo.

En un inicio, el CEO intentó comprar a los desarrolladores, para así poder incluir Doom en toda copia de Windows 95 por defecto, pero desistió por la excesiva violencia gráfica del juego.

Su plan B fue más sensato: convencer a los desarrolladores del juego para hacer un port para Windows 95, el cual fue promocionado por el propio Gates en el clip que compartimos más arriba.

Más allá de la anécdota, lo cierto es que este fue un punto de partida importante para la popularidad y la importancia que DirectX, el flamante nuevo API de gráficos de Microsoft, tendría en el futuro para consolidar a Windows y a la PC como una plataforma gaming en todo su esplendor. Vale recordar que con Doom la primera era dorada del PC gaming tomó pulso. El resto es historia.