Roblox demanda a youtuber por 1,6 millones de dólares por supuestas amenazas terroristas y acoso

La compañía asegura que el usuario ha infringido sus reglas de conducta durante años y ha sido responsable de la cancelación de un evento masivo por realizar amenazas terroristas falsas.

La compañía asegura que los actos del youtuber le costaron US$50,000. Foto: Forbes
La compañía asegura que los actos del youtuber le costaron US$50,000. Foto: Forbes
Videojuegos LR

La empresa desarrolladora de Roblox, The Roblox Corporation, ha emitido una demanda por 1,6 millones de dólares contra el youtuber Ruben Sim, cuyo nombre legal es Benjamin Robert Simon. En el documento, la compañía afirma que las actitudes del polémico creador de contenido han tenido un efecto negativo en su negocio.

La razón principal que llevó a Roblox a formalizar la queja legal tiene que ver con un evento que se llevó a cabo durante el último octubre de 2021: la Conferencia de Desarrolladores de Roblox. Ruben Sim habría liderado una ‘mafia cibernética’ con el objetivo de sabotear a la corporación.

PUEDES VER: Roblox: usa estos códigos de noviembre de 2021 en My Hero Mania para obtener artículos exclusivos

Es así que Roblox acusó oficialmente a Simon por publicar amenazas terroristas falsas y engañosas para disuadir a los usuarios de Roblox de participar en eventos en persona y en línea”.

Además, la demanda hace hincapié en el hecho de que el usuario se encuentra prohibido de entrar a la plataforma desde hace años por conductas inapropiadas. No obstante, ha encontrado la manera de continuar realizando contenido sobre el videojuego en YouTube, a través de la creación de cuentas y perfiles falsos.

Sus actos no acaban ahí. Según la presunta evidencia reunida contra Ruben Sim, este es culpable de “entablar una conversación sexual con usuarios y participar en acoso sexual”.

PUEDES VER: Roblox: conoce todos los minijuegos gratuitos de Nike que encontrarás en Nikeland

También citaron situaciones como la de “usar insultos raciales y homofóbicos, crear y usar cuentas inapropiadas con nombres sexuales e intentar subir un juego sexual”.

El demandado ha usado su cuenta oficial de Twitter para emitir su declaración. En esta señala que no realizará ningún comentario acerca de la situación.

Además, prometió a sus seguidores que pronto tendrán su “versión de la historia” y que seguirá con el contenido usual en su canal de YouTube.