ENCUESTA IEP - Dos de cada tres peruanos insisten con nuevas elecciones generales

Tras denuncias de acoso laboral y sexual, PlayStation y Xbox podrían cortar relaciones con Activision Blizzard

Ambas compañías se muestran preocupadas por la situación alrededor de las denuncias en el entorno de Activision Blizzard. Los de Microsoft podrían cortar lazos con ellos.

Activision Blizzard es dueña de algunas de las franquicias más millonarias de la industria de videojuegos, como Call of Duty, Crash Bandicoot, World of Warcraft, Overwatch y más. Foto: Composición LR
Activision Blizzard es dueña de algunas de las franquicias más millonarias de la industria de videojuegos, como Call of Duty, Crash Bandicoot, World of Warcraft, Overwatch y más. Foto: Composición LR
Síguenos en Google News
Videojuegos LR

Reacción en cadena. La industria de los videojuegos es muy amplia y competitiva, pero existe un sentido de unidad implícito dentro de las compañías líderes que reluce tanto para cosas positivas como para responder ante las negativas. Un ejemplo de este último caso ocurre tras la polémica por las demandas de acoso laboral y sexual dentro de Activision Blizzard y las acusaciones contra Bobby Kotick. Ante esto, PlayStation y Xbox se han expresado abiertamente mostrando su decepción y posibles medidas.

Activision Blizzard ha sido muchas veces noticia durante las últimas semanas debido a múltiples razones. Sin embargo, la más grave de ellas parece haberse asomado en los últimos días tras la aparición de evidencias entorno a Robert Kotick, el CEO de la compañía desde 1991.

PUEDES VER: Tras escándalos y demandas de acoso, acciones de Activision Blizzard se desploman

Según una investigación del Wall Street Journal, Kotick era conocedor y encubridor de los casos de abusos que ocurrían dentro de las instalaciones de su compañía desde hace muchos años. Incluso se acusa al CEO de amenazar de muerte a su asistente.

Estas revelaciones llegan meses después de que el propio Kotick se disculpara en nombre de Activision Blizzard por su “tardía e insensible respuesta” ante los hechos.

Uno de los casos de acoso que salieron a la luz por el portal mencionado, fue el de Dan Bunting, coresponsable de Treyarch (una de las desarrolladores responsables de Call of Duty).

“(Bunting) fue denunciado por acoso sexual por una empleada 2017 tras una noche de copas, según fuentes familiares al incidente. El departamento de recursos humanos de Activision y otros supervisores de la empresa iniciaron una investigación interna en 2019 y recomendaron que Bunting fuera despedido, pero Bobby Kotick intervino para que mantenga su trabajo”.

Tras esta investigación, la reacción de la comunidad de videojuegos no se hizo esperar, pues todo hace creer que Kotick ha sido un factor determinante para sostener una cultura de abuso y acoso dentro de la industria misma y que lo hizo por años, siendo cabeza de una de las principales compañías en el rubro.

PlayStation: “estamos aturdidos”

Tras denuncias de acoso laboral y sexual, PlayStation y Xbox podrían cortar relaciones Activision Blizzard

PlayStation, a través de su presidente Jim Ryan, fue el primero en ejercer presión, incluso después de que Kotick dijera que “quien dude de mí es que no entiende lo importante que es para mí”. Vale recordar que la división de Sony guarda cercanas relaciones con Activision por algunas franquicias clave como Call of Duty y Crash Bandicoot.

El presidente de PlayStation reveló a Bloomberg que tanto él como el equipo de liderazgo se encuentran “descorazonados y aturdidos”, ya que Activision Blizzard no ha hecho lo suficiente para abordar la cultura de discriminación y acoso. “No creemos que sus declaraciones de respuesta aborden adecuadamente la situación”, dijo.

Xbox: “evaluaremos nuestra relación con ellos”

Tras denuncias de acoso laboral y sexual, PlayStation y Xbox podrían cortar relaciones Activision Blizzard

Horas después, Phil Spencer, jefe de Xbox, se atrevió a ir más allá e incluso se hizo pública la comunicación interna a través de un correo electrónico enviado a los empleados de la compañía, para comentar sobre el tema de Activision.

“Estamos inquietos y seriamente preocupados por los horribles eventos y acciones que salieron a la luz con las denuncias de empleados y las propias autoridades estadounidenses. De acuerdo a esta nueva información, Xbox estaría evaluando todos los aspectos de nuestra relación con Activision Blizzard y llevando a cabo ajustes proactivas”, señala la carta, según revela el periodista Jason Schreier de Bloomberg.

Schreier se animó a comentar que, el hecho de que Xbox y PlayStation emitan mensajes contundentes sobre la situación a sus empleados se debe a una medida para ejercer presión sobre la junta directiva para que destituya a Bobby Kotick. Por su parte, Activision Blizzard se pronunció ante Bloomberg y señalaron que agradecen el feedback de sus socios y que están “comprometidos con el trabajo de garantizar que nuestra cultura y lugar de trabajo sean seguros, diversos e inclusivos”.