Sony planearía lanzar el nuevo PlayStation VR para PS5 a finales de 2022

El nuevo dispositivo de realidad virtual de Sony tendría capacidades de seguimiento ocular y soporte para retroalimentación háptica.

La compañía confirmó la existencia de la nueva generación de PlayStation VR a principios de 2021. Foto: Sony
La compañía confirmó la existencia de la nueva generación de PlayStation VR a principios de 2021. Foto: Sony
Videojuegos LR

A principios de marzo, Sony presentó las primeras imágenes oficiales de los nuevos controles que acompañarán a su headset de realidad virtual compatible con PS5. Aunque no proporcionó detalles sobre una posible fecha de lanzamiento, sí descartó que se fuera a dar durante este año.

“Todavía hay mucho desarrollo en curso para nuestro nuevo sistema de realidad virtual, por lo que no se lanzará en 2021”, afirmó en ese entonces Hideaki Nishino, vicepresidente senior de planificación y gestión de plataformas de Sony Interactive Entertainment.

Ahora, un reciente informe de Takashi Mochizuki en Bloomberg ha ayudado a arrojar luces al respecto. Según personas con conocimiento en el tema, el gigante japonés tendría como objetivo anunciar la nueva generación de su PlayStation VR durante la temporada navideña de 2022.

Asimismo, las fuentes señalaron que el dispositivo vendrá equipado con una pantalla OLED suministrada por Samsung Display. PS VR original de 2016 incluía un panel AMOLED con una frecuencia de actualización 120 Hz que también fue fabricado por la compañía surcoreana.

Reportes previos han sugerido que el nuevo equipo de realidad virtual de Sony ofrecerá una resolución de 4.000 x 2.040 píxeles, dispondrá de una conexión USB tipo C y tendrá soporte de retroalimentación háptica gracias a un motor de vibración.

Además, incluiría capacidades de seguimiento ocular para simular cómo los ojos humanos perciben el mundo. Esto quiere decir que podría rastrear el movimiento ocular del usuario para mantener la imagen nítida donde sea que mire y difuminaría las partes de su visión periférica.

De esta manera, no solo ayudaría a aliviar la carga de procesamiento al usar imágenes de menor resolución, sino que también podría dar pase a una experiencia más inmersiva. Por otro lado, la PlayStation VR 2 tendría cámaras integradas para rastrear la posición de los controles VR.