LO ÚLTIMO - Minsa y expertos evaluarán este martes condiciones para aplicar tercera dosis contra la COVID-19

Revendió cientos de PS5 y Xbox Series X y logró recaudar 1,7 millones de dólares

Se trata de un joven de 17 años que vendía las consolas hasta por el triple de su precio en medio de la escasez.

El joven aprovechó la fuerte demanda para especular con el precio y obtener hasta 110.000 dólares en beneficios. Foto: PlayStation Lifestyle
El joven aprovechó la fuerte demanda para especular con el precio y obtener hasta 110.000 dólares en beneficios. Foto: PlayStation Lifestyle
Videojuegos LR

Así como sucede en el sector de las computadoras personales, la industria de las consolas también se ha visto directamente afectada por la escasez de componentes y la demanda sin precedentes generado por la pandemia del coronavirus. Todo coincidió con el lanzamiento de la PS5 y Xbox Series X, las cuales siguen siendo plataformas difíciles de conseguir. Aun así, hay quienes aprovecharon la situación para hacerse con una ligera fortuna, como este joven de 17 años llamado Max Hayden.

El joven ha construido un pequeño imperio de reventa enfocado en tales consolas. Su estrategia es ya conocida: comprar grandes cantidades de estos equipos y venderlos individualmente por precios “acordes” a la demanda. Quizás el detalle más crucial es que estos pueden hasta triplicarse.

Hayden sigue asistiendo a clases de secundaria, pero, tan solo en 2020, ha podido recaudar un total de 1,7 millones de dólares, con 110.000 dólares en beneficios, si restamos su inversión inicial.

No hace falta decir que esta práctica lo ha hecho también blanco de críticas. En un informe de Business Insider, se revela que Hayden recibe correos de representantes de tiendas como de usuarios donde le reclaman por su accionar: “debería darte vergüenza”, “¿cómo te atreves a cobrar 1.500 dólares por una PS5 cuyo costo es 500?”, dicen algunos de estos mensajes.

Hayden en su taller junto a sus dos amigos ayudantes. Foto: Business Insider

Pese a la desazón, Hayden asegura que su accionar es completamente legal pues las consolas de videojuegos son productos no-esenciales. “No es lo mismo como si vendiera algo de auténtica necesidad”, indica Hayden. “Al fin y al cabo, esto es capitalismo”.

Las consolas de videojuegos no son el único producto al que Hayden ha recurrido para obtener ganancias en medio de la pandemia. Por ejemplo, cuando las peluquerías y barberías cerraron, confesó que compró cientos de máquinas de afeitar para venderlas a los interesados, así como pesas tras el cierre de gimnasios.

Hayden sigue en su labor de revender más unidades de PS5 y Xbox Series X. Para ello cuenta con la ayuda de dos de sus amigos más cercanos, quienes lo apoyan armando empaques y atendiendo a los clientes. También ha podido hacerse con un pequeño almacén donde comparte lugar con 6 revendedores más. Su meta es continuar su bonanza para darse algunos lujos: “Espero poder alquilar una casa en la playa con este dinero”, agregó.