EN VIVO - Barcelona vs. Celta: sigue el minuto a minuto del partido por LaLiga

Nintendo demanda a un hacker de apellido Bowser

Videojuegos LR

La demanda fue entablada hacía un sujeto cuyo apellido es idéntico al nombre del clásico enemigo de Mario. Foto: Nintendo
La demanda fue entablada hacía un sujeto cuyo apellido es idéntico al nombre del clásico enemigo de Mario. Foto: Nintendo

La filial de Nintendo en América demandó al líder de la organización de hackers Xecuter, Gary Bowser.

Bowser es un nombre recurrente en algunos de los juegos más populares de Nintendo; sin embargo, su presencia se ha extendido hasta un caso judicial. La filial americana de la ‘Gran N’ acaba de demandar a un hacker cuyo apellido coincide con el apodo del peor enemigo de Mario.

Medios especializados en videojuegos no han dudado en notar la curiosa coincidencia, sobre todo porque, detrás de la demanda, está también envuelto el presidente de la compañía, Doug Bowser.

El hacker, de nombre Gary, es el líder de un grupo de piratas denominado Xecuter. Se les acusa de una violación a los derechos de autor y por dos delitos de tráfico.

En preciso, Nintendo apunta que Gary Bowser ejecuta un “aro de piratas internacional” dedicado a vender un sistema operativo no autorizado llamado SX OS, junto a herramientas de software que permiten actividades de hacking.

Estos dispositivos tendrían como objetivo evadir las medidas de seguridad que Nintendo implementa en su hardware, como la Switch. De esta forma, usuarios pueden descargar juegos piratas, transferirlos a una tarjeta de memoria y correrlos en sus consolas, siempre y cuando ejecuten SX OS.

La herramienta cuenta con una gran complejidad y hasta permitiría copiar juegos piratas de un dispositivo de almacenamiento a otro, lo que admite compartir copias ilegales de forma sencilla.

En su demanda, la ‘Gran N’ culpa a Bowser de crear y vender estos dispositivos desde 2013, y que existen variedades para plataformas como la DS, 3DS y Nintendo Wii.

Gary Bowser ya fue arrestado junto a otro miembro de Xecuter (Max Louarn) el último octubre, momento en el que fue acusado por 11 delitos graves.

La compañía de Mario ha solicitado un jurado y demanda que las operaciones de Bowser sean terminadas de inmediato. Reportes indican que Nintendo buscará una reparación de 2.500 dólares para cada dispositivo traficado y de 150.000 dólares por cada violación de copyright.