Ibrahimović acusa a EA Sports de usar su nombre y cara en FIFA sin permiso

Videojuegos LR

LRTendencias

“¿Quién le dio permiso a EA Sports FIFA para usar mi nombre y cara?” dijo Zlatan Ibrahimović en un claro mensaje. Foto: SempreMilan
“¿Quién le dio permiso a EA Sports FIFA para usar mi nombre y cara?” dijo Zlatan Ibrahimović en un claro mensaje. Foto: SempreMilan

Ibra arremetió contra la compañía de videojuegos en casi todas sus redes sociales y asegura que es “tiempo de investigar”.

Sorpresa total. Zlatan Ibrahimović es quizá uno de los futbolistas mejor pagados del mundo, pero también de los más polémicos y mediáticos. Prueba de ello son sus recientes declaraciones en redes sociales, en las que acusa a EA Sports de incluir su imagen sin autorización en el videojuego FIFA.

Precisamente, ‘Ibra’ hace mención de su “nombre y cara” en el videojuego y alega que sus creadores están generando ganancias sin que el haya dado su permiso explícito. Este es el mensaje que compartió:

“¿Quién le dio permiso a EA Sports FIFA de usar mi nombre y cara? ¿Fue FIFPro? No tengo conocimiento de ser miembro de FIFPro, pero, si lo soy, fui puesto allí sin ningún aviso real a través de una maniobra extraña” aclaró.

Todo parece indicar que el jugador no está conforme ni con la manera en que hacen dinero a costa de él ni con su inscripción en el organismo internacional conformado por futbolistas, FIFPro, incluso llega a comentar a la misma federación mundial FIFA en su reclamo:

“Nunca concedí a FIFA o FIFPro el hacer dinero usándome. Alguien está beneficiándose con mi nombre y mi cara sin ningún acuerdo por todos estos años. Es tiempo de investigar”, concluyó. El mensaje fue compartido tanto en Twitter como Facebook.

Su queja se centra en su inclusión en la FIFPro, la cual otorga el permiso para usar tanto nombres como imágenes de los jugadores a videojuegos, incluidos EA Sports FIFA y eFootball PES.

Si Zlatan prueba que su inscripción en dicho organismo fue sin su consentimiento, podría provocar que su imagen no pueda ser usada por ningún título y que incluso se tenga que negociar personalmente con él.