Fortnite: 100 horas semanales y mucho estrés para sus trabajadores a causa de su éxito

La República
24 04 2019 | 09:35h

Epic Games vuelve a la polémica. Trabajadores y extrabajadores afirman que el éxito de Fortnite implicó jornadas laborales abusivas y un ambiente tóxico para trabajar.

En el mismo auge en popularidad del Battle Royale, a mediados del 2017, apareció una iniciativa de Epic Games por salvar a un trunco videojuego que no había podido despuntar en fama: Fortnite. El plan fue sencillo, implementarle un modo Battle Royale y hacerlo gratuito. El movimiento conllevaría a que se crease el fenómeno más grande de los videojuegos en los últimos tiempo. Pero hubo quienes tuvieron que pagar las consecuencias con largas jornadas y hasta explotación: sus trabajadores.

El éxito de Fortnite no fue algo que se pudo predecir con exactitud. Ciertamente, fue más una sorpresa que llegó a afectar directamente la capacidad de organización de Epic Games, y con mayor gravedad a sus empleados. Un reciente reporte de Polygon explora las condiciones de estos últimos, dejando al descubierto sus extensas jornadas laborales y el crudo y tóxico ambiente que se ha desarrollado alrededor de uno de los juegos más populares de la década.

PUEDES VER PS4 Super Slim: se filtra el lanzamiento y precio de la nueva consola de Sony

Fortnite oficinas

Fortnite fue liberado al público a mediados del 2017. Para entonces, el Battle Royale ya se había convertido en el género del momento gracias al éxito de PlayerUnknown’s Battlegrounds (PUBG) que por entonces rompía todos los récords en Steam.

No fueron muchas las semanas a esperar para que Fortnite por fin empezara a cuadrar en la gente, con sus características únicas. El título de Epic Games era ‘menos realista’, su estilo gráfico era más ‘kid-friendly’ (caricaturezco) y, para colmo, se centraba también en la construcción, por lo que las comparaciones con Minecraft no tardaron en llegar.

Sin embargo, el factor más importante fue indudablemente su acceso gratuito. Pocos juegos Battle Royale, por entonces, y que cuenten también con popularidad, eran gratuitos. Por otro lado, Fortnite tampoco era demasiado exigente para la PC promedio y era muy fluido al jugar –seguro porque su creador era también el desarrollador del Unreal Engine que utilizaban para el juego- al contrario de su contraparte PUBG.

Sin embargo, el éxito que llegó a sobrepasar a su primera némesis (PUBG) no fue algo totalmente planeado por Epic Games, y podría decirse que tomó a todos por sorpresa. Repentinamente, Fornite se había convertido en el juego más popular del momento, y para mantener esa posición, era necesario (y lo sigue siendo) hacer de su experiencia un live service.

PUEDES VER ¡Nunca es tarde! Tienen más de 60 años y juegan Counter Strike de manera profesional [VIDEO]

Fortnite season 1

Y no cualquier ‘game as a service’ puesto que su popularidad comenzaba a generar un ambiente poco predescible. El prestigio del título de Epic Games como el videojuego más popular del mundo, aquel que hasta Neymar y Drake disfrutaban, tenía que sostenerse en un flujo de trabajo que esté a la par.

Según el testimonio de muchos trabajadores y extrabajadores de Epic Games, se afirma que para con Fortnite fueron necesarias jornadas de hasta 100 horas a la semana (un promedio de 14 horas por cada uno de los siete días de la semana). Asimismo, se desarrolló en sus oficinas un ambiente y cultura tóxicas y estresantes.

Cuando Fortnite explotó, pasó a tener 250 millones de jugadores. El juego, necesariamente, debía tener un programa de actualizaciones con intervalos de hasta una o dos semanas. Los que pagaron las consecuencias de estas repentinas exigencias fueron los trabajadores. 50 o 100 personas trabajaron, en promedio, 70 horas a la semana.

PUEDES VER Fortnite x Avengers: las 5 cosas que debes saber sobre el evento crossover de los vengadores en el Battle Royale

Fortnite evento

“Los fallos tienen que solucionarse al momento, no hay tiempo para probar. No podemos deshabilitar un arma o modo de juego con errores, tenían que resolverse” afirmaba un empleado de soporte técnico. “Pasamos de decenas a miles de tickets para soporte” remató.

Esto provocó con el tiempo el desarrollo de un ambiente tóxico, especialmente para los empleados con contratos laborales cortos o temporales. “Hay el temor de no obtener una extensión de contrato si se niega uno a trabajar horas extra o los fines de semana” afirmaban.

Epic Games se pronunció respecto al tema, pero minimizando lo de las “semanas de 100 horas”. La compañía ha señalado que se trata de casos aislados, y que ciertamente se trata de algo “opcional”. También afirmaron que el máximo de horas extras en una semana es cinco.

PUEDES VER Dota 2: Smash es auspiciado por importante marca de automóviles [VIDEO]

Fortnite continua en su auge de popularidad. El título se mantiene en la cima de las transmisiones en Twitch y actualmente, viene desarrollándose su octava temporada.

Video recomendado