Xbox One: no creía que Microsoft pudiera hacer consolas y terminó siendo jefe de Xbox [VIDEO]

Benjamin Marcelo
h

Don Mattrick no creía que Microsoft pudiera hacer consolas. Aun así, llegó a ser jefe de Xbox y fue responsable del fiasco del Xbox One en el E3 2013.

A inicio de este milenio, Microsoft siguió los pasos de Sony y se abalanzó hacia el complejo pero emocionante mundo de las consolas de videojuegos, siendo hoy uno de los principales competidores de ese mercado. Sin embargo, para Don Mattrick, esto parecía una broma y no le tuvo ninguna fe a la primera Xbox cuando fue presentada en las oficinas de Electronic Arts. Aun así, terminó siendo jefe de esa marca, presentando la Xbox One más adelante. Repasa aquí toda la historia.

Es octubre de 1998, a solo un mes del lanzamiento de Half Life y de que la primera era dorada del PC gaming se establezca. DreamWorks Interactive publica Trespasser, un videojuego publicitado como la “secuela digital” de la película de Jurassic Park: El mundo perdido. Un juego lleno de innovaciones en físicas y colisiones totalmente adelantadas a su época, y que más parecía un 'tech demo' que un videojuego.

PUEDES VER God of War: director de la entrega original reveló que se eligió el nombre al azar

'Trespasser', videojuego de 1998 publicitado como secuela a la película de Jurassic Park: El mundo perdido.

Bill Gates, por entonces aún CEO de Microsoft, quedó sorprendido con Trespasser y convenció a su productor, Seamus Blackley, de unirse a la compañía de Redmond, como Gerente de Programas para Gráficos de Entretenimiento. En esos años, Gates ya se había convencido del alcance e importancia de los videojuegos para su compañía, como demuestra esta iniciativa que tuvo por Doom para Windows 95.

Bill gates promocionando el port de Doom para Windows 95 en 1995.

Era ya 1999, y Sony arrancaba con su intenso marketing para la PlayStation 2, cuyo uno de sus puntos más fuertes era su capacidad de leer DVD’s, el formato más cotizado del momento. Sony anunciaba que su PS2 era una plataforma ‘para la sala’ y que desplazaría tanto a Windows como Linux del lugar.

En Microsoft escucharon atentamente, y comenzaron a pensar en una manera para desafiar los avances de Sony. Blackley conocía las principales dificultades de Microsoft a la hora de establecerse como plataforma para videojuegos, más allá de sus esfuerzos con DirectX.

Y es así como entró en juego. En un vuelo de Boston a Seattle, después de visitar a su novia, a Blackley se le ocurrió la idea de que en Redmond fabricaran su propia consola, con hardware estándar. Con lo influyente que ya era Microsoft por entonces, tenía mucho más alcance a recursos de hardware que la misma Sony. Una consola propia era la forma perfecta de plantarle cara a la PlayStation 2. Blackley presentó el proyecto Xbox, que el mismo Bill Gates aprobó luego.

PUEDES VER ¿Envió Sony un espía en 1996 para sabotear la Sega Saturn en favor del PlayStation?

Sin embargo, una figura que luego sería importantísima en el devenir de la marca y la línea de consolas de Microsoft tuvo una polémica y cuestionable participación en este punto de la historia: Don Mattrick, el señalado responsable del fiasco del E3 2013, cuando Microsoft presentó la Xbox One.

Don Mattrick, por entonces, trabajaba en Electronic Arts. EA había adquirido su compañía (DSI) en 1991. Una década después, a inicios de este nuevo milenio, Blackley fue a las oficinas de EA en Canadá, para presentar la idea de la consola de Microsoft, Don Mattrick estuvo a punto de evitar que esto suceda. Blackley revela la situación en un reciente tuit:

“Nunca hablé de esto antes, pero fue grande la ironía de que Don Mattrick fuese nombrado como jefe de Xbox. Cuando fui a EA Canada para presentar la idea de una consola de Microsoft, el (Don Mattrick) casi me bloqueó de siquiera dirigirme a la compañía, porque no creía que una idea así fuese posible. Fue tenso”.

Xbox Seamus Blackley Don Mattrick

PUEDES VER Half-Life: crean mod de realidad virtual para completar el modo historia [VIDEO] 

Afortunadamente, Blackley pudo presentar su proyecto a EA y a otros desarrolladores que aseguraron un importante apoyo third-party a la primera Xbox. El diseñador finalmente dejó Microsoft en 2002.

Un par de años más adelante, Mattrick era nombrado asesor para la división de Entretenimiento y dispositivos en Microsoft. Meses más tarde, en julio del 2007, fue nombrado vicepresidente de Microsoft, teniendo mando sobre las divisiones de PC y Xbox 360.

En 2010 se convirtió en el Presidente de Entretenimiento Interactivo, en constante relación con Steve Ballmer (sucesor de Bill Gates). Mattrick fue el gran responsable detrás de algunas decisiones de Microsoft en sus negocios de videojuegos como el proyecto Natal, que eventualmente se convertiría en Kinect.

Aun así, Mattrick abandonaría Microsoft en 2013, incluso antes de que la Xbox One llegara al mercado. Esto debido, seguramente, al desastroso evento de presentación de la consola. Mattrick fue relacionado con las malas decisiones por las que el público rechazó a Xbox One y abrazó a PlayStation 4 antes de que llegue la octava generación:

- Obligatoriedad de Kinect en Xbox One

- No permitir las ventas de segunda mano

- Necesidad de conectarse mínimo una vez cada 24 horas para jugar incluso juegos offline. Por este último punto fue consultado por Geoff Keighley durante el propio evento, respondiendo: “si no tienes acceso a internet, tenemos un dispositivo para ti, se llama Xbox 360”. Microsoft tuvo que retractarse en más de una de estas decisiones y Mattrick quedaría fuera de la compañía poco tiempo después.

PUEDES VER Descentralizado, Fútbol Peruano, Pichanga: los videojuegos de fútbol más recordados en el Perú [FOTOS Y VIDEO]

El dato: Según una fuente extraoficial, Bill gates tuvo interés de salvar a Sega Dreamcast, ofreciendo 5 billones de dólares de préstamo a SEGA para mantener a la consola con presupuesto y viva. Isao Okawa, presidente de CSK (compañía matriz de SEGA) bloqueó toda comunicación con Microsoft y Toshiba (otro de los interesados) y seguidamente cerró la división de hardware de SEGA.

El segundo dato: Don Mattrick co-fundó la compañía Distinctive software (DSI), iniciando con juegos para la Apple II. A inicios de los noventa, DSI fue la compañía independiente más grande de Norteamérica, hasta el momento en que fue adquirida por EA en 1991.

Por: Benjamín Marcelo.