El futuro de PS5 y Xbox Scarlet puede ser perjudicial afirma un desarrollador

Un CEO y director artístico de la industria de los videojuegos afirma que el mayor poder de CPU en las consolas puede perjudicar a los desarrolladores.

Un CEO y director artístico de la industria de los videojuegos afirma que el mayor poder de CPU en las consolas puede perjudicar a los desarrolladores.

A propósito de los rumores sobre la llegada de la siguiente generación de consolas con PlayStation 5 y Xbox Scarlet, un desarrollador, de un estudio no triple A, ha presentado una reflexión acerca de los avances tecnológicos que aparecerán en las consolas de los próximos años y sobre cómo afectarán a la industria.

Carlo Ivo Alimo Bianchi, director de artístico y gerente de la casa desarolladora Storm in a Teacup, comentó: “Aumentar el poder los procesadores ayuda a desatar las manos de los desarrolladores un poco, si es que eso tiene sentido, pero la desventaja es que hacer eso requiere mucho más presupuesto”.

Mapas de Red Dead Redemption 2 y Assassin's Creed Odyssey, dos de los mapas más amplios de este año.

Mapa de Red Dead Redemption 2

Mapa de Assassin's Creed Odyssey

Bianchi también precisó: “Honestamente, no tengo expectativas fuera de lo obvio; más poder de procesamiento, memoria RAM más grande y rápida. El problema es que la industria ya es muy dura. Los jugadores quieren más año tras año. Más poder de CPU suena bien, pero no hace la vida de nosotros los desarrolladores más fácil necesariamente. Al contrario, eso promueve el riesgo de que a los jugadores se les prometa algo que solo pueden realizar los grandes estudios (AAA), si es que ese ya no es el caso en la actualidad”.

De esta manera, Bianchi expone que un mayor poder de CPU de las próximas PS5 y Xbox Scarlet puede incentivar la creencia de que llegarán juegos más largos y complejos, pero que en términos de hacer madurar a la industria, no existe garantía de que a los jugadores se les pueda ofrecer todo lo que crean.

“Cuando trabajé en la industria del cine teníamos un dicho: ‘Mientras más poder nos den para trabajar, más cosas bonitas y lujosas haremos, y más te cobraremos por ello. Qué hermoso pero estresante el mundo en el que vivimos, jaja” concluyó Bianchi.

Red Dead Redemption 2 detalles del caballo

Vale la pena recordar que un dilema similar ocurrió durante la transición hacia la quinta generación de consolas, aquella que introdujo como novedad a los gráficos en 3D para las videoconsolas de hogar. Muchos desarrolladores observaban temerosos los requerimientos que se necesitaban para comenzar a producir videojuegos totalmente en 3D.

No fue hasta la aparición de varios títulos novedosos como Virtua Fighter, que la industria en general reconoció a la tercera dimensión como el futuro inevitable de los videojuegos, lo que generó confianza y entusiasmo. Sony fue uno de los grandes artífices en estimular la creación de juegos 3D en los desarrolladores de la época. La industria de videojuegos no volvió a ser la misma y hasta hoy se reconocen a tales eventos como parte de un proceso de maduración.

Virtua Fighter

Mapa de The Elder Scrolls II: Daggerfall. El mapa no procedural más amplio jamás creado en un videojuego. Recorrerlo puede durar 69 horas y 33 minutos.

Mapa de The Elder Scrolls II: Daggerfall

Dado los recientes casos de cierre de estudios, como lo ocurrido con Telltale Games, y la mayor profileración del modelo ‘juegos como servicios’ que existe en la industria, no podemos ignorar que el futuro de los videojuegos, como de las consolas PS5 y Xbox Scarlett específicamente, incentive la discusión acerca de las capacidades de diferentes agentes inmersos en ella, y de una posible brecha entre cierto tipo de desarrolladores y públicos.

Red Dead Redemption 2

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO