Es falso que la cistitis tenga una cura “para siempre”

Es falso que la cistitis tenga una cura “para siempre”

La solución de esta enfermedad depende de la causa. No existe un medicamento o producto que sane al paciente de manera permanente.
Atrás
Lizeth Román

Varios post en Facebook promueven que la cistitis presenta una cura permanente al prometer que dicha enfermedad “desaparece para siempre en dos noches”. Adjuntan un video en el que una voz en off dice que “un urólogo” cuenta “cómo deshacerse” de esta condición. Sin embargo, no exhibe a ningún especialista, solo se muestra unas cápsulas de un “medicamento” llamado “Urofemmin”.

En la descripción indican que “la cistitis es una infección de orina muy frecuente” y “afecta especialmente a las mujeres”. Dichas publicaciones han alcanzado más de 1.000 ‘me gusta’ y 120.000 reproducciones, pero presenta una información falsa.

En la publicación se asegura que la cistitis tiene una cura “para siempre”. Foto: captura en Facebook.

La cistitis no contempla una cura “para siempre”

Consultado por Verificador de La República, el médico urólogo Mariano Cuentas negó que un “producto” o “medicamento” cure de forma permanente la cistitis, que usualmente afecta más a las mujeres. Explicó que dicha enfermedad consiste en la “inflamación de la vejiga” y presenta múltiples causas. “Una de las más frecuentes es la infección urinaria, la cual es producida por una bacteria y su tratamiento consiste básicamente en antibiótico”, dijo.

Añadió que incluso, en algunos casos, esta afección no muestrauna causa bien definida” pero que se tratan generalmente con “cambios en la dieta”, como tomar abundante agua y evitar el consumo de comidas picantes, etc.

También aseveró que una enfermedad relacionada y “poco frecuente” es la cistitis intersticial que, según el portal Medline Plus de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., “es un problema prolongado (crónico) en el cual se presenta dolor, presión o ardor en la vejiga”. “El principal síntoma es el dolor. De todas las cistitis, tal vez las cistitis intersticial es la que tiene el primer mayor problema en el tratamiento porque uno trata al paciente, pero no necesariamente con mucho éxito”, puntualizó.

De hecho, según el artículo del portal estadounidense Health Line, publicado en 2018, la cistitis crónica o cistitis intersticial no contempla “una cura conocida” y su intervención consiste en aliviar los síntomas y mejorar el estilo de vida del paciente.

Mariano Cuentas indicó que hay cura y tratamiento para la cistitis, pero dependerá de su causa. Respecto al tipo vinculado a la infección urinaria, detalló que su tratamiento es usualmente con antibióticos y que, entre 5 a 7 días, la persona está curada. Dijo, además, que frecuentemente una infección urinaria se da “hasta una vez al año”. “No es normal, pero se puede presentar (...). Cuando es más de tres veces al año, eso sí es fastidioso, se llama infecciones recurrentes”, acotó.

Un informe del NCBI señaló que los síntomas de los pacientes con ‘cistitis no complicada’ (provocada por infecciones urinarias) suelen mejorar “dentro de los tres días posteriores al inicio de la terapia con antibióticos” y que “las complicaciones son raras”, especialmente en aquellos que se tratan adecuadamente.

Informe sobre la cistitis. Foto: captura en web en NCBI.

A su turno, el urólogo Carlos Milla aseguró también que la causa más usual de esta condición es la “infección urinaria no tratada”. “Como la orina está infectada se inflama y se infecta la pared de la vejiga y eso se denomina una cistitis”, describió.

Los síntomas principales se manifiestan, según el experto, cuando la persona “orina a cada rato” o siente ardor en el bajo vientre al orinar. Indicó que la bacteria que más produce este evento es la “Escherichia Coli”, que habita de forma natural en el colon y que produce infección cuando “pasa a la vía urinaria”.

Milla, además, descartó una cura permanente con algún producto de este tipo de cistitis: “No habrá nada anatómico que se pueda corregir para que la mujer (el grupo al cual más afecta) no sufra infecciones urinarias. No existe un medicamento que él o ella tome para que nunca tenga infección”.

Explicó que esta condición se trata básicamente con antibióticos, pero mencionó ciertas indicaciones previas para asignar un tratamiento, entre ellas, la realización del diagnóstico clínico, sintomatológico y exámenes auxiliares, como cultivo de orina y una ecografía, y un antibiograma para reconocer qué antibiótico funciona contra una determinada bacteria.

Además, resaltó la existencia del tratamiento para el manejo del dolor, en el cual se emplean analgésicos y antiinflamatorios, que son recetados de acuerdo a la “tolerancia e individualización de cada paciente”.

Ambos especialistas indicaron que los pacientes tratados pueden volver a enfermarse si no adoptan medidas preventivas, como la hidratación constante, la buena higiene, no aguantarse de orinar, entre otras.

Por otro lado, en 2020 fue publicado un artículo de revisión titulado —”Tratamientos no antibióticos para la cistitis urinaria: una actualización”—. Este informe concluyó que “los tratamientos alternativos para las infecciones urinarias no han aportado pruebas concluyentes de que el uso de antibióticos pueda reemplazarse completamente por opciones sin antibióticos”.

Sobre el Urofemmin

Las páginas online y páginas de Facebook ofrecen Urofemmin como pastillas con componentes 100% naturales contra la cistitis. Algunos, incluso, indican que este producto principalmente “ataca” al Escherichia Coli y no presenta ninguna contraindicación. Entre los ingredientes, reportados en la mayoría de las páginas web, se menciona a los arándanos, arjuna, tribulus terrestris y otros.

Sin embargo, no hallamos algún estudio que muestre los beneficios del Urofemmin relacionado con la cistitis. Así también lo corroboró la química farmacéutica Vicky Flores: “No hay ningún respaldo científico. No he visto”. Explicó que en el Perú los productos con “acción terapéutica” requieren de un registro sanitario o un aval de la autoridad sanitaria. En este caso, según la experta, es la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid), del Ministerio de Salud (Minsa), que registra como “productos naturales” a compuestos, que actúan contra una determinada enfermedad.

La especialista también confirmó que el Urofemmin no cuenta con registro sanitario en el país, según la plataforma de la Digemid. Sostuvo que todo “producto natural” posee sus indicaciones, advertencias, efectos adversos, entre otros datos importantes.

“¿Qué nos garantiza que realmente ese producto tenga esas plantas medicinales? Si no ha pasado por ningún tipo de control de calidad que le hayan sido supervisados. A veces dicen que son productos naturales, pero están combinados con sustancias químicas y es por eso que también le dan ese efecto terapéutico, pero se desconoce. Por ello, hay que estar pendientes de que realmente tenga un respaldo científico y un respaldo por una autoridad sanitaria”, enfatizó.

Exhortó a la población a no dejarse influenciar por compuestos que son promocionados en redes sociales sin ningún sustento científico e instó a no automedicarse. Verificador consultó sobre el registro de este producto a la Digemid, pero hasta el cierre de edición no hemos recibido una respuesta.

Al respecto, el urólogo Carlos Milla indicó que no ha recetado el Urofemmin. Relató que se trata de una “medicina natural”, pero que no ha encontrado el prospecto o ficha técnica del producto ni la dosis indicada. De sus ingredientes, destacó a los “arándanos”, ya que hay evidencia científica que señala que el consumo de “arándano rojo americano” o cranberry puede prevenir la “inflamación” e “infección de la vejiga”. “No es la cura de la cistitis”, arguyó.

Precisó que usa el cranberry, como parte de las medidas preventivas en casos de infecciones recurrentes, pero en otros productos, como el Cysticlean que cuenta con sustento científico. No obstante, aclaró lo siguiente: “Cuando tengo un paciente con cistitis, le doy un tratamiento ‘no preventivo’, es decir, le doy el tratamiento antibiótico para la inflamación. También, le puedo agregar una medicina natural, pero no le puedo dar solo la medicina natural”.

“No lo conozco”, dijo el urólogo Mariano Cuentas sobre el Urofemmin. Aseveró que también ha recomendado el cranberry, el cual puede “disminuir las posibilidades de que haya infecciones urinarias”. Sin embargo, destacó: “No te cura la cistitis. No te asegura que no vuelva a darle infecciones urinarias. Esa información del post es muy temeraria”.

Además, advirtió que este fruto se utiliza “cuando las infecciones son recurrentes”, es decir, “de tres a más infecciones al año”. “Si hay una sola infección urinaria, no tiene sentido darle cranberry”, finalizó.

Conclusión

La cura de la cistitis dependerá de su causa. Ningún producto o medicamento ofrece una solución “para siempre” contra esta enfermedad. Cualquier persona puede enfermarse si no toma medidas preventivas. Por ello, calificamos estas publicaciones como falsas.

Actualización

La Digemid respondió a la consulta. “Se ha verificado en la base de datos institucional que el producto Urofemmin no cuenta con registro sanitario otorgado por esta Dirección”, sostuvo a través de correo.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact-checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).