Vasectomía: ¿por qué es falso que cause “impotencia sexual”?

Vasectomía: ¿por qué es falso que cause “impotencia sexual”?

Expertos desmienten que esto ocurra en los pacientes que se someten a la intervención en cuestión. Esta condición es causada por otros motivos.
Atrás
Lizeth Román

Tras el anuncio de la campaña gratuita de vasectomía del Ministerio de Salud (Minsa), que será del 14 al 18 de noviembre, han vuelto a surgir algunos mitos relacionados con los efectos de esta intervención quirúrgica. Por ello, en este artículo de verificación vamos a desmentir una falsa creencia que señala que esta cirugía provoca “impotencia sexual” en los varones que optan por este método anticonceptivo. Consultamos con especialistas en la materia, quienes descartaron eso.

La vasectomía no provoca “impotencia sexual”

La revista médica Jama Network define a la vasectomía como un método anticonceptivo y un “procedimiento quirúrgico de esterilización para hombres para prevenir la fertilidad futura”. Señala que consiste en cortar y bloquear el conducto deferente, el cual transporta los espermatozoides desde los testículos hacia la uretra. Una vez realizada la intervención, los espermatozoides no pueden viajar a través de conducto, por lo que el hombre no vuelve a fertilizar el óvulo de la mujer.

“Es un mito”, aseguró a Verificador de La República el médico urólogo Mariano Cuentas tras ser consultado si esta intervención causa “impotencia sexual”. Para el experto, la “impotencia sexual” es el término coloquial de la disfunción eréctil que consiste en la falta o ausencia de erección en el varón por la dificultad del llenado de sangre en los cuerpos cavernosos del pene. Explicó que esta condición está asociada a distintos factores como la edad (a más edad, más riesgo) y a patologías tales como diabetes, síndrome metabólico, presión alta, etc.

Descartó que el procedimiento produzca algún evento adverso en los espermatozoides y aseguró que se trata de una cirugía “mínimamente invasiva, pero irreversible” a menos que el paciente se someta a otro procedimiento quirúrgico. “Tú puedes volver a unir ese corte, recanalizar ese corte, recanalizar los conductos deferentes. Esa cirugía se llama vasovasostomía, que es mucho más costosa, compleja y a veces sin éxito”, precisó.

En esa línea, el médico urólogo José Medina aseguró también que es falso que la vasectomía produzca disfunción eréctil, un término que, según él, se le conoce a la “impotencia sexual”. Alegó que la cirugía consiste solamente en cortar y ligar el conducto deferente, cuya única función es “permitir el pasaje de los espermatozoides desde los testículos (donde se forman) hasta el exterior”.

“No se toca nada más. Entonces no tiene una relación con la erección porque cuando uno opera la vasectomía no toca ningún nervio que participa en la erección, tampoco disminuye la producción de testosterona, que es la hormona que participa directamente en la erección. Por eso es que no hay una relación entre erección y vasectomía”, zanjó. Enfatizó, además, que tampoco presenta algún tipo de riesgo en contra de la función sexual del varón.

Aseveró que la disfunción eréctil se produce por varios factores: por estrés principalmente en jóvenes y otras condiciones como colesterol y triglicéridos altos y bajos niveles de testosterona que se puede producir en personas mayores. Incluso dijo que, “a medida que pasa la edad, se disminuye la erección de forma natural”.

La vasectomía. Foto: Minsa.

Por su parte, el médico urólogo Carlos Milla puntualizó que la vasectomía es el método anticonceptivo más efectivo y negó que produzca “impotencia sexual”. Mencionó que las causas de esta condición son múltiples y de distinta índole, como de tipo hormonal, y que puede afectar a jóvenes o personas añosas.

Según el experto, existe una cierta diferencia entre la “impotencia sexual” y la disfunción eréctil: “La primera se enfoca básicamente en la rigidez del pene durante el acto sexual. La disfunción eréctil es un término más general, que no solo se evalúa eso, sino también otras características de la erección”. No obstante, también desmintió que la vasectomía provoque disfunción eréctil en el paciente.

“¿Cuándo tendría que producir una disfunción eréctil? Cuando se afecta la inervación (transmisión de estímulos nerviosos), es decir, los nervios que inervan el pene (...) pero eso es muy raro porque esos nervios no están arquitectónicamente ni anatómicamente a nivel donde se hace la ligadura del conducto deferente”, precisó.

Y ¿qué pasa con los espermatozoides tras la vasectomía? Milla explicó que se produce una “apoptosis celular”, que hace referencia a la “muerte celular programada”. “Los espermatozoides no son liberados y se siguen formando, pero ya no son expulsados. Entonces, como ya no son expulsados, el mismo cuerpo lo degrada y lo convierte en nutrientes”, aseguró. Así, descartó cualquier efecto negativo en estas células sexuales masculinas.

Por otro lado, no detectamos estudios que revelen “impotencia sexual” o “disfunción eréctil” por la aplicación de este método. Al contrario, la evidencia muestra resultados favorables de la vasectomía.

Un reporte de 2005 concluyó que “no hubo ningún caso de disfunción eréctil relacionada con la cirugía” y que esta intervención provocó “un impacto positivo en la función sexual, especialmente en el deseo y la satisfacción sexual, en la mayoría de los hombres”. Otro artículo de revisión de 2020 indicó que varias evaluaciones confirmaron “que los hombres después de someterse a una vasectomía experimentan una función eréctil, orgasmos y satisfacción sexual notablemente mejorados”.

“Nuestros hallazgos sugieren que los problemas sexuales no son más frecuentes entre los hombres vasectomizados que entre los hombres no vasectomizados”, determinó una investigación, publicada en 2010.

El urólogo Carlos Milla aclaró que la persona no queda “inmediatamente” infértil tras el procedimiento, ya que puede contar con una “reserva” que continúa generando espermatozoides. Para asegurar que el paciente ya no contenga estas células sexuales masculinas en el semen, indicó que es necesario la realización de un control a los tres meses de la vasectomía mediante un espermatograma.

Abordó también la existencia de tipos de vasectomías: con bisturí, sin bisturí o con láser. Explicó que estos pueden influir en la rapidez de la recuperación, es decir, algunos pueden generar una recuperación mucho más rápida que otros. Pero recalcó que, independiente de cuál se elija, se debe evitar la infección o inflamación de las heridas con los medicamentos y métodos indicados por el médico.

¿Quiénes pueden someterse a la vasectomía?

Para el urólogo José Medina, deben ser personas mayores de edad que por decisión personal ya no quieran tener hijos o más hijos, dado que se trata de un “procedimiento definitivo, cuya reversión no será fácil”. De hecho, aseguró que del primer al quinto año (de haberse hecho la cirugía) la posibilidad de reversión es del 90%; del quinto al décimo año, es del 50% y si es más de 10 años, es de menos del 10%.

El especialista comentó que a todo paciente que busca hacerse la vasectomía, primero consulta si cumple con el rango de edad (25 a 30 años) y luego pregunta de forma personal si ya tiene hijos o no. Si el paciente cuenta con hijos, para el experto, es candidato para la vasectomía, pero si se trata de un joven de 20 años, busca darle más información detallada sobre el método.

Además, añadió que hay un documento de consentimiento informado, el cual es firmado por la persona. “Ahí se le pone claramente que se le ha explicado al paciente que la posibilidad de reversión de la vasectomía no es tan sencilla, que es un método definitivo y que el paciente se ha realizado con esas condiciones”, dijo.

La norma técnica de salud de planificación familiar del Minsa indica que la vasectomía es la “anticoncepción quirúrgica voluntaria masculina” y que “ninguna condición médica” impide realizarla. No obstante, contempla “consideraciones médicas” para ciertos pacientes que presentan alguna afección. Asimismo, presenta “requisitos” para antes de su intervención que pueden revisarse aquí. Algunos de estos son que la persona sea mayor de edad y no menor de 25 años “por el riesgo alto de arrepentimiento”, que complete “el número de hijos deseado”, reciba “dos sesiones de orientación/consejería previa”.

Conclusión

La vasectomía no causa “impotencia sexual” en los varones. Expertos descartan que esto ocurra. La evidencia científica revela resultados favorables para la función sexual tras la aplicación de este método anticonceptivo.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact-checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).