Es falso que el virus del VIH pueda atravesar el condón al ser más pequeño que los espermatozoides

Es falso que el virus del VIH pueda atravesar el condón al ser más pequeño que los espermatozoides

La efectividad de los preservativos contra el VIH es bastante alta, cientos de miles de veces más que no usarlo. En este especial, te contamos por qué.
Atrás
Juan Solis

Cada 4 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Salud Sexual. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lucha en torno al bienestar sexual no debe estar limitada a la adecuada gestión de la reproducción y al control y prevención de enfermedades de ese tipo, sino que debería velar por que todas las personas podamos disfrutar de una sexualidad plena y, si así lo decidimos, de experiencias sexuales que estén libres de coacción, discriminación y violencia.

En estos esfuerzos, la información juega un rol fundamental, ya que varios de los mitos en torno a las prácticas sexuales repercuten negativamente en nuestra salud y otros las restringen de manera arbitraria insertando miedos y dudas basados en datos falsos.

PUEDES VER: ¿La hepatitis B se contagia por besos con extraños? Engañoso

Desde hace años, circula en muchos de nuestros entornos la idea de que el virus del VIH, por ser considerablemente más pequeño que un espermatozoide, puede atravesar sin dificultad la barrera del condón. Este, según el mito, ha sido diseñado solo para contener el semen y no necesariamente algún virus de transmisión sexual. A continuación, te explicamos por qué esto es falso.

Más pequeño, pero sin implicancias

De acuerdo a la Revista de Diagnóstico Biológico, una sola partícula de VIH tiene un diámetro de entre 100 y 140 nanómetros dependiendo de su nivel de madurez. Por otro lado, la cabeza del espermatozoide, según la Universidad de Ciencias Médicas, tiene un diámetro medio, en su parte más larga, de entre 3.880 y 4.280 nanómetros. Por tanto, en comparación, el diámetro máximo del gameto sexual es 38 veces más grande que el del VIH.

Comparación entre los tamaños del virus del VIH y los espermatozoides

Sin embargo, a la hora de evaluar la efectividad del condón para protegernos de este virus, existen varias razones por las que esta diferencia no trasciende. Un estudio publicado por la revista Sexually Transmitted Diseases indica que el uso del condón es por lo menos 10.000 veces más efectivo contra el VIH que no usar nada.

Otra investigación de la misma revista analizó la eficacia de los preservativos respecto a virus sexuales pequeños. Sus resultados indican que, bajo condiciones de prueba, solo el 2,6% (12 de un total de 470) de los profilácticos deja pasar cierta cantidad de partículas virales. Incluso para esos casos, el volumen de semen promedio que atraviesa es mínimo, aproximadamente, 1 x 10^(-5) milímetros. Es decir, 200.000 veces menos que la cantidad normal de esperma liberado durante una eyaculación normal (entre 2 y 6 milímetros generalmente).

Volumen normal de semen liberado durante una eyaculación

En conversación con Verificador, el epidemiólogo Leslie Soto añadió que la efectividad promedio de los condones respecto de las infecciones de transmisión sexual (ITS) es de un poco más del 95%. Por su parte, la especialista Maritza Ortiz le puntualizó a este medio que la eficacia de este anticonceptivo para prevenir el VIH ronda el 98%. Este dato coincide con lo expresado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que sitúa el nivel de efectividad del profiláctico masculino contra el VIH en 98,5%.

De igual manera, para el caso de los seres humanos que mantienen relaciones sexuales de manera constante con una persona con VIH, una revisión de varias investigaciones indica que las probabilidades de transmisión, si siempre se usa condón en parejas heterosexuales, es de 80%. Para el caso de las parejas de hombres homosexuales, los resultados de una de las compilaciones le asignan una eficacia al preservativo de 70%; y otros, 90%. Esto depende de la metodología y consideraciones utilizadas en los estudios.

Gracias a estos datos, organizaciones importantes como el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la OMS y organismos de salud de distintos países reclaman el uso constante del preservativo como el mejor método para personas sexualmente activas en aras de prevenir el contagio de VIH.

En este sentido, Maritza Ortiz le explicó a Verificador que tanto el condón femenino como el masculino son actualmente las únicas maneras de protegerse de la transmisión de ITS, VIH y el virus del papiloma humano (VPH) durante el sexo, ya que todas las demás se enfocan en la anticoncepción.

Mito ya desmontado

El médico infectólogo Héctor Balcácer Estévez cuenta sobre este mito, en un especial del medio dominicano Rexpuestas, que es muy difícil que el contagio de VIH ocurra si uno usa bien el preservativo, puesto que este no permite el paso de secreciones en general. De acuerdo al especialista, tanto los virus como las bacterias contenidas dentro de los fluidos sexuales no se encuentran solos en el medio y, por tanto, si las secreciones no pueden atravesar el profiláctico, tampoco estos microorganismos.

El virus, por formar parte de una secreción, tiene mucho más difícil el paso por el condón, que es impermeable

Leslie Soto, cuando fue consultado sobre esta falsa creencia, añadió que los virus, al volverse parte de una materia más espesa, ven dificultado su paso a través del condón.

Maritza Ortiz, por su parte, señaló que el preservativo es impermeable, es decir, que impide la penetración incluso de organismos muy pequeños. Además, aclaró que el riesgo, en realidad, tiene mayor relación con una mala gestión de este: ponérselo a mitad del acto sexual, colocarlo mal o almacenarlo bajo inadecuadas condiciones.

Balcácer coincide con esto y enseña en el especial algunos errores que usualmente cometemos, como llevar el condón en la billetera o lugares en los que pueda haber calor. También, por ejemplo, usar dos al mismo tiempo o no revisar la fecha de vencimiento.

Por último, según indican todas las fuentes que consultamos para este especial, ningún método es 100% eficaz contra las infecciones por transmisión sexual (ITS), el VIH, el virus del papiloma humano (VPH) y los embarazos no deseados. Sin embargo, como pueden apreciar, la reducción de los riesgos al usar el preservativo disminuye enormemente.

Conclusión

La afirmación de que el virus del VIH pueda atravesar el condón al ser más pequeño que los espermatozoides es falsa. El condón es 10.000 veces más efectivo contra la transmisión del VIH que no usar nada. Además, distintos estudios sitúan su efectividad contra el virus en un porcentaje superior al 98%.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).