No, el hijo de Pablo Escobar Gaviria no está usando la espada de Bolívar en foto viral

No, el hijo de Pablo Escobar Gaviria no está usando la espada de Bolívar en foto viral

Juan Pablo Escobar, el hijo del narco, hizo surgir esta versión en uno de sus libros. Sin embargo, el registro histórico del arma, su comparación con la fotografía viral, la declaración de expertos, las entrevistas a quienes formaron parte de su periplo a través de Latinoamérica y los distintos desmentidos que han surgido al respecto niegan esta teoría.
Atrás
Verificador LR

Durante este mes se ha hecho viral una imagen que muestra al hijo del conocido narcotraficante colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria posando para la cámara a la vez que porta una espada. Los internautas aseguran que esta le perteneció al mismísimo libertador Simón Bolívar, y fue usada en la asunción al mando de Gustavo Petro; sin embargo, la información es falsa.

Fotografía viral que se viene difundiendo en redes sociales

Origen del bulo

El rumor tiene muchos años. Por medio de una búsqueda en reversa de la imagen, la encontramos en una galería de fotos de 2015 del medio brasilero Público. En la descripción del referido retrato, el medio comenta: “Juan Pablo (el hijo aludido) con la espada de Simón Bolívar, quien estuvo con Pablo Escobar hasta 1991. La foto fue tomada antes de ser devuelta (había sido entregada por un comandante guerrillero en 1986)”.

Galería del medio brasilero

Esta versión de la historia y la fotografía original forman parte del libro autobiográfico del propio hijo del narcotraficante, Juan Pablo Escobar —quien en el futuro se cambiaría de nombre—. La obra se titula “Pablo Escobar, mi padre” y fue publicada a finales de 2014.

Según el relato, en enero de 1986, en la hacienda de Escobar en Nápoles, Colombia, este entregó el arma a Juan Pablo y le avisó que había pertenecido al propio Simón Bolívar: “Cuídela, que esa espada tiene mucha historia. Vaya pues, pero manéjela con cuidado. No se ponga a jugar por ahí con ella”.

El hijo tenía en esa época casi 9 años y, según cuenta, no le prestó mucha atención al artículo. Cinco años después, en 1991, su padre, narra, se la pidió, pues la famosa guerrilla que se la había dado, el M-19, había llegado a un acuerdo de paz con el gobierno colombiano, por lo que debían devolver la espada. Esta había sido robada por la organización subversiva 17 años antes. Juan Pablo señala que no sabía dónde la había dejado y que se demoraron un poco en encontrarla. El medio colombiano El Cofidencial presenta más alcances sobre esta historia.

Sin embargo, como bien señala Cambio, en su segundo libro, “Pablo Escobar In Fraganti”, de 2016, Juan Pablo da cuenta de una conversación que tuvo con José Otty Patiño, cofundador del M-19, quien le arguye que el artefacto que había estado en su posesión era un arma blanca diferente: “Eso es falso, no porque usted no haya tenido una espada en sus manos ni porque su papá no le haya dicho ‘vea, Grégory, esta es la espada de Bolívar’ (...). Lo que sí es cierto es que esa no era la espada de Bolívar, no fue la que sacamos nosotros de la Quinta”.

Cuando el referido medio le pidió su declaración al ahora escritor, él señaló que se atiene a declarar solo lo que está en sus obras.

Historia oficial de la espada

Como bien narra Cambio, el artefacto perteneciente al libertador ha tenido múltiples periplos. Luego del robo en la Quinta Bolívar por parte del M-19 en 1974, estuvo escondida en distintas residencias de militantes del movimiento, así como de amigos cercanos a este. Luego, a través de la embajada de Cuba en Colombia fue enviada a La Habana en 1980.

Galería del medio brasilero

A mediados de ese mismo año, el arma fue remitida a la embajada de Cuba en Panamá, en donde permaneció en una caja fuerte hasta 1989, cuando Manuel Piñeiro, famoso militar cubano, ordenó que la devuelvan a La Habana, pues la nación panameña había sufrido una invasión estadounidense.

La espada recién fue devuelta a Colombia a inicios de 1991, luego del acuerdo de paz del estado colombiano con el M-19 en 1990 y tras la instalación de la Asamblea Constituyente en el país de ese mismo año.

Por lo tanto, la narración de Juan Pablo Escobar no es congruente, pues el artefacto del libertador, de acuerdo a la investigación pormenorizada del medio, permaneció en el extranjero entre 1980 y 1991, y según el relato del hijo del narcotraficante, su padre le entregó esta en 1986.

Comparación entre espadas

Distintos medios, sobre todo colombianos, ya han desmentido este bulo. Colombia Check se encargó de entrevistar a varios historiadores de la Quinta Bolívar, lugar actual donde reposa la espada.

Heliana Cardona, comunicadora educativa, le señaló al medio que el arma de la foto viral del hijo de Escobar en realidad es un sable. Existen diferencias notorias entre este y una espada, pues el primero es curvado, tiene mayor volumen y solo presenta filo en el lado externo. Además, está hecho para cortar, mientras que las espadas, para atravesar.

Andrés Gómez declaró que el sable de la foto no tiene la guarda y el gavilán característicos de la espada de Bolívar. “En la fotografía del hijo de Escobar la guarda es completamente recta, no es tan grande y es muy delgada”, señaló.

En el Instagram de la Quinta, el museo elaboró una publicación con los detalles más resaltantes del artefacto de Bolívar. Una revisión de la misma permite darse cuenta de las principales diferencias con el sable del hijo de Escobar, como la curvatura, la guarda y demás.

Publicación del M-19 en la que se atribuyen el robo del arma

En conversación con Ana María Saavedra de Colombia Check, la periodista le comentó a Verificador que las evidencias en contra de esta teoría cubren múltiples aristas: la historia oficial de la espada, el contraste con fuentes directas del M-19, las declaraciones de expertos en el artefacto y la comparación entre las armas.

Saavedra, además, señaló que Pablo Escobar tiene cierto historial de haberle contado algunas historias de fantasía a sus hijos.

Conclusión

La información es falsa. El registro histórico del arma, su comparación con la fotografía viral, la declaración de expertos, las entrevistas a quienes formaron parte de su periplo a través de Latinoamérica y los distintos desmentidos que han surgido al respecto lo demuestran.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).