Juan Solis

En Facebook se hicieron virales publicaciones que aseguran que la hepatitis B “también se contagia a través de la saliva, por lo que los jóvenes tienen mayor riesgo de adquirirla”. Algunas otras indican directamente que “besarse con desconocidos puede ocasionar” que se contraiga este mal.

La información ha sido compartida más de 700 veces y tiene casi 2.000 reacciones. Algunos usuarios alarmados han comentado: “En Ayacucho abundan este tipo de enfermedades, a tener mucho cuidado” o “Antes sí eran sanos los besos”. Sin embargo, esto es engañoso.

Publicación de la página De Cara con la Verdad. Foto: captura de Facebook

¿Qué es la hepatitis B?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hepatitis B es una infección del hígado a causa del virus del mismo nombre que puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica, generalmente cirrosis o cáncer hepático.

Esta afección “representa un importante problema de salud a escala mundial”. La OMS estima que cada año se contagian 1,5 millones de personas y que en 2019, 296 millones padecían de infección crónica por este virus, que ese año ocasionó 820.000 muertes.

Formas de transmisión

Según la OMS, la hepatitis B se transmite de manera más frecuente de madre a hijo durante el parto, así como por la exposición a sangre infectada, sobre todo, entre niños. Otras vías comunes son los líquidos corporales en las relaciones sexuales, inyecciones sin suficiente supervisión e instrumentos afilados.

Los fluidos como la saliva, el semen y el flujo vaginal y menstrual, señalan en el organismo internacional, también contienen este virus y son capaces de reproducirlo. Sin embargo, de acuerdo a la revista Med Wave, estas secreciones tienen entre mil y diez mil veces menos carga viral que la sangre, por lo que la probabilidad se reduce bastante si no hay contacto con esta.

Según el médico infectólogo Leslie Soto, el contagio por saliva es posible, pero en realidad bastante bajo, así que las políticas de prevención deberían centrarse en las formas más comunes de contagio, como “el sexo y la sangre”.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus cifras en inglés) de Estados Unidos son más radicales y afirman que la hepatitis B “no se disemina a través del amamantamiento ni al compartir utensilios para comer; al abrazar, besar, darse la mano, toser o estornudar; ni por medio del agua o alimentos contaminados”. Opinión similar tienen en Planned Parenthood.

Se han conducido distintos estudios en animales con parentesco humano, como los gibones, al respecto. En ellos, se ha intentado transmitir la enfermedad por medio de saliva infectada a través de la vía oral y de instrumentos de aseo que pueden provocar heridas, específicamente, el cepillo dental. Ninguno de los primates testeados contrajo el virus “a pesar de las cantidades relativamente grandes de saliva administradas y la cuidadosa selección de los donantes de este flujo”.

Estas investigaciones sí consiguieron el contagio con saliva infectada a través de aplicaciones en la sangre. Charles Daniel, médico epidemiólogo especializado en hepatitis, explica en Verywell Health que de manera realista no se puede contagiar esta enfermedad a través de besos, pero que teóricamente es posible, dado que existen escenarios en los que aumenta el riesgo de exposición, como cuando uno besa profundamente y tiene herpes labial, cortes o lesiones.

Algunos casos excepcionales son estudiados por la ciencia. Como comenta Soto, existen reportes en familias de Italia a causa de la compartición de chicles. Verificador encontró algunos otros que se sospecha ocurrieron por besos intensos.

Origen de la noticia engañosa

El 20 de junio pasado se celebró el Día Mundial de la Lucha contra la Hepatitis B. En ese contexto, la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Ayacucho realizó campañas cuyos objetivos incluían concientizar a la población. En esa región, que figura entre las cinco con más casos reportados, la enfermedad es endémica, es decir, se ha mantenido en la población durante bastante tiempo y lo seguirá haciendo.

Como parte de estos esfuerzos, la especialista de la institución Carmen Luisa Yeren le brindó una entrevista al periodista Elmer Flores. Esta se publicó y replicó a manera de nota en múltiples medios de comunicación. En ella, se afirma que la Hepatitis B se contagia con mayor frecuencia mediante contacto sexual, pero que el beso también es un factor bastante riesgoso, pues la saliva de los infectados se podría transmitir de manera sencilla a los sanos. En la edición para Correo Ayacucho, la cita textual de la especialista es: “Besarse con cualquier persona incrementa el riesgo”.

Contactamos a la profesional, quien nos comentó que no había dicho lo de la infección a través del beso de manera tan generalista. Además, reconoció que la transferencia de la enfermedad es bastante más compleja, pues tendrían que existir cortes o heridas. Por su parte, el periodista manifestó que toda la información de las notas se la proporcionaron en la entrevista. Le pedimos la grabación de esta; sin embargo, contó que por temas de espacio la había borrado de su celular.

¿Cuál es la mejor forma de prevenir la hepatitis B?

La OMS recomienda vacunar a todos los bebés lo antes posible, si se puede, “durante las primeras 24 horas de vida”, así como administrarles la segunda y tercera dosis con una separación de al menos cuatro semanas. Esta confiere, según el organismo, protección de entre 98% y 100% contra la enfermedad.

Distintas instituciones como Planed Parenthood, además de la inoculación, abogan por el uso constante de preservativos, tanto para el coito como para el sexo oral.

Conclusión

La información viral que asegura que la hepatitis B se puede contagiar besando a extraños es engañosa. Es bastante improbable transmitir este mal por medio de besos, de acuerdo a especialistas e instituciones centradas en la enfermedad. Las condiciones para que esto se dé son bastante específicas y complejas.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).