Juan Solis

Recientemente, se hizo viral en redes sociales una imagen que asegura que en todos los colegios de Estados Unidos están impartiendo cursos sobre transexualidad y género fluido a niños de hasta 5 años. La publicación ha sido compartida más de 50 veces y tiene más de 400 reacciones; sin embargo, esto es falso.

Captura de pantalla del post viral. Fuente: Facebook

El plan de estudios estadounidense es federativo o depende de cada distrito escolar

De acuerdo con el Ministerio de Educación y Formación Profesional de España, cada estado del país norteamericano tiene la responsabilidad de organizar, administrar y evaluar su propio sistema educativo. Inclusive, en algunos, esta tarea corresponde a los distritos escolares, jurisdicciones mucho más pequeñas que diseñan o ejecutan los planes de estudio, contratan a los trabajadores y gestionan el dinero presupuestal.

Por tanto, no existe un currículo nacional en el que esté incluida la educación sexual. Eso sí, para la educación primaria, que abarca más o menos las edades entre los 6 y 11 años, son obligatorias ciertas asignaturas como Matemáticas, Escritura y Lectura (desde 1er a 3er grado), Literatura y Lengua inglesa (a partir del 4to grado), Ciencias, Estudios Sociales y Educación Física.

Educación inclusiva en USA

De acuerdo a la Red de Educación de Gays Lesbianas y Heterosexuales (GLSEN), organismo que aboga por la educación inclusiva en Estados Unidos, son siete los estados que han aprobado leyes para modificar los estándares curriculares de algunos cursos e incluir una representación positiva de las comunidades LGBTQI+: Colorado, Connecticut, Illinois, Nueva Jersey, California, Nevada y Oregón. Los tres últimos de manera mucho más exigente y emplazadora respecto no solo a estas personas, sino también de indígenas, afroamericanos y “personas de color”, así como a individuos con discapacidades.

Captura del Proyecto de ley nº 261 de la Asamblea de Nevada. Documento: Senado de Nevada

Por otro lado, de acuerdo al Consejo de Información y Educación Sexual de los Estados Unidos (SEICUS), ONG promotora del conocimiento en torno a la sexualidad, siete estados, así como el Distrito de Columbia (en la capital federal), disponen por ley o regla administrativa que la educación sexual que se imparte también considere a la población LGTB: California, Colorado, Illinois, Nueva Jersey, Oregón, Rhode Island y Washington.

Captura del proyecto de ley nº 170 de la Asamblea de California. Documento: Senado de California

Estados que limitan o prohíben la educación inclusiva

De manera totalmente contraria a lo que alude la imagen viral, existen muchos estados que limitan o prohíben una educación sexual (en el sentido amplio del término) que represente a la población no hetero, no cisgnénero y no binaria.

Dos instituciones bastante entendidas en la materia, como la SEICUS y el Movement Advacement Project (MAP) —que supervisa el progreso de políticas públicas en torno a los derechos de la población LGTBIQ+—, reúnen información importante.

De acuerdo a SEICUS

Esta organización se ha encargado de elaborar un documento actualizado sobre el tema en las jurisdicciones federales de EE. UU. Así, señala que en Florida, Louisiana, Missisipi, Carolina del Norte, Oklahoma y Texas, las políticas y normas sobre estas enseñanzas incurren en prejuicios sobre la comunidad LGBT, prohíben explícitamente hacer “promoción” de ella o hablan del matrimonio heterosexual y monógamo en términos “de lo correcto” y prestigioso.

Captura del proyecto de ley nº 1557 de la Casa de Florida. Documento: Senado de Florida

Vale resaltar que algunos distritos escolares dentro de estas jurisdicciones, de manera excepcional, tienen normas que protegen de discriminación por orientación sexual o identidad de género.

Arizona, Kansas, Mississippi, Nevada, Carolina del Norte, Ohio, Texas, Utah, Arkansas y Tenessee exigen a los colegios la intervención de los padres en el material de educación sexual. Los dos últimos específicamente en lo relacionado a las clases sobre identidad de género y orientación.

Captura del proyecto de ley nº 387 de la Asamblea de Arkansas. Documento: Senado de Arkansas.

Por último, en 41 estados, en los que no están incluidos Montana, Nebraska, Nevada, Dakota del Norte y del Sur, Utah y Wyoming, se dispone por ley que los colegios le den la opción a los padres de retirar a sus hijos de clases (en cada uno varía el rigor) sobre educación sexual general, VIH y/o relaciones sanas.

De acuerdo al MAP

Por su parte, el Movement Advancement Project (MAP) ha implementado un mapa en el que se puede ver claramente los estados en los que la ley explícitamente exige a los colegios:

  1. Incluir a la población LGTB+ en la currícula.
  2. No refiere.
  3. Notificar a los padres si se hace mención de esta comunidad, permitirles intervenir en el plan de estudios relacionado o habilitar la exclusión de sus hijos de estas clases.
  4. No incluir representación LGTB+.

Gráfico de MAP según las políticas de cada estado en torno a la representación de la comunidad LGBTQ. Gráfico: MAP

Según la organización, los estados que deben cumplir el punto número tres son Arizona, Massachusetts, Arkansas, Tennessee y una parte de Florida. Mientras que los que tienen expresamente prohibido “hacer promoción” de la comunidad (incluir su representación en clases) son Texas, Oklahoma, Louisiana, Mississippi, Alabama y también parte de Florida.

“Genderbread Person”

En la imagen que se ha hecho viral se puede apreciar una diapositiva que alude al “GenderBread Person” como parte de la presentación de una educadora.

Esta gráfica, creada por Cristina González, Vanessa Prell, Jack Rivas y Jarrod Schwartz, y conocida gracias al trabajo de Sam Killerman, es, según detalla su web, “una herramienta didáctica para dividir el gran concepto de género en piezas asimilables”.

En los últimos años, su uso para explicar los distintos ejes identitarios de una persona como parte de la educación sexual se ha masificado en Estados Unidos. Algunos conservadores, a inicios de este año, lo han identificado como parte del plan de estudios de algunos distritos escolares y sus quejas han generado noticias, como las que recogen las webs Tallahassee Reports, Family Policy Alliance y Texas Scorecard (en esta última los reclamos son por enseñar este recurso en una universidad). Lo más probable es que el bulo provenga ante estas “alarmas”.

Por último, cabe resaltar que el “GenderBread Person” ha sido criticado por una parte de la misma comunidad LGBTIQ+ “por ser altamente normativo, equivocarse en algunas distinciones y crear otras que no son contempladas dentro del activismo trans”.

Genderbread Person”. Imagen: genderbread.org

Conclusión

La afirmación que señala que se ha iniciado en todas las escuelas de Estados Unidos clases sobre diversidad, inclusión, transexualidad y género fluido es falsa. El país norteamericano no tiene un plan de estudios nacional, este depende de cada estado o, incluso, de manera más específica, de cada distrito escolar. Además, existen jurisdicciones en las que este tipo de educación es severamente limitado o prohibido.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten la información falsa que circula en las redes sociales.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).