Juan Solis

Publicaciones en Facebook y Twitter se hicieron virales tras asegurar que el hospital infantil de la Universidad de California San Francisco (UCSF) ofrece bloqueadores de la pubertad y hormonas sexuales a niños “desde los 3 años” de edad.

Uno de los posts en Facebook perteneciente a la página Funky, del cantante puertorriqueño Luis Raúl Marerro, ya tiene más de 4.500 reacciones y ha sido compartido más de 1.500 veces. Sin embargo, esta información es imprecisa y su origen se halla en un tuit de la cadena de noticias estadounidense Fox News.

Captura de la publicación en el muro de Funky. Foto: Facebook

Origen del bulo

El 23 de junio, Fox News difundió en Twitter una nota sobre el hospital infantil de la Universidad de California (UCSF) junto a una descripción que, traducida, dice: “(Este centro) ofrece bloqueadores de pubertad y hormonas sexuales a niños tan jóvenes como de 3 años”.

Captura del tweet de Fox. Foto: Twitter

En el artículo insertado, sin embargo, jamás se asevera eso. Lo que sí dice es que la institución médica admite nuevos pacientes transgéneros y de ‘género no conforme’ desde los 3 a los 17 años, y que la edad máxima para seguir con algún tipo de tratamiento es 25.

Es más, la propia nota contradice el tweet, pues cita a un supuesto portavoz de la UCSF, quien sostiene que la consideración para el procedimiento con bloqueadores de pubertad se da una vez iniciada esta etapa del desarrollo y solo es factible después de una minuciosa evaluación psicológica en la que se determine que el consultante realmente tiene disforia de género.

Más adelante, el artículo cita la web del hospital para referir que a veces se pueden hacer excepciones mientras se mantenga la misión de la institución y se priorice la justicia social y la equidad en salud. Sin embargo, jamás se afirma que estos tratamientos u otros parecidos se puedan dar desde los 3 años.

El tweet pronto fue compartido por la cuenta @FunkyPR, del cantante puertorriqueño Luis Raúl Marrero. A partir de ahí, se han compuesto imágenes que lo vinculan a él al bulo; estas se han hecho virales en Facebook.

Captura de una página con la composición que relaciona a Marrero al bulo. Foto: Facebook

¿Qué dice el Hospital?

Visitamos la página oficial de la UCSFC, específicamente, el apartado del Centro de Género (CAGG). Allí precisan que ofrecen atención médica y psicológica integral, así como defensa y apoyo legal, a niños transgéneros, no binarios y de ‘género expansivo’. Y, efectivamente, que aceptan pacientes desde los 3 años.

Sin embargo, en una de sus guías para la aplicación de tratamientos, detallan que durante esas edades, no se justifica ni es necesaria ninguna intervención médica, sino la construcción de un entorno seguro y reafirmación constante.

Nos comunicamos por correo electrónico con el departamento de prensa de la Universidad de California San Francisco (USFC). Jess Berthold, representante senior de Información Pública, nos reafirmó que el hospital infantil no da bloqueadores de pubertad, hormonas sexuales o hace algún tipo de intervención médica a niños de 3 años.

Añadió que el tratamiento mediante inhibidores puberales para pacientes transgénero es factible si y solo si se cumplen estos factores:

  • El paciente transgénero ha iniciado la pubertad.
  • Una junta interdisciplinaria recomienda el tratamiento luego de que el consultante haya sido sometido a una minuciosa evaluación por un psicólogo o psiquiatra especialista en género que haya determinado que tiene disforia de género.

Tratamiento para infantes

Mediante el correo, Berthold nos contó que el tratamiento a los niños más jóvenes consiste en asesoramiento sobre salud mental y apoyo junto a sus padres o cuidadores.

En la guía, la UCSF agrega que estos pacientes pueden necesitar una transición social que incluya cambios en la apariencia externa a través de la ropa y/o el peinado, así como en la manera en que son nombrados.

Este proceso, dicen, requiere de un equipo de apoyo que incluya a la familia, terapeutas de salud mental e incluso abogados. Los doctores estarían para vigilar el desarrollo físico y sexual de los menores. Y los terapeutas para educar a los padres y otros miembros de la familia en la necesidad de brindar apoyo y amor.

Pubertad y bloqueadores

Andrés Alberto Gómez, doctor con posgrado en la especialidad de Endocrinología por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), explica que la pubertad consiste en el inicio de la maduración del eje sexual en las personas e involucra el desarrollo de los caracteres sexuales. En mujeres, en las que inicia aproximadamente hacia los 9 años, abarca el agrandamiento de los senos, la aparición de vello púbico y de la menstruación. En hombres, en los que empieza hacia los 10 años en promedio, comprende el crecimiento del pene y los testículos, y la aparición del vello púbico y facial.

Dado que el tratamiento involucra bloqueadores de pubertad, consultamos por estos. Según Gómez, son una hormona sintética muy parecida a la liberadora de gonadotropina —de ahí su nombre, ‘análogos de la hormona liberadora de gonadotropina’ (GnRH)—, que ya existe en nuestro organismo y justamente es la responsable del desarrollo de caracteres sexuales. Cuando el fármaco con este compuesto es aplicado, compite con las hormonas naturales, y las desplaza y hace que haya un bloqueo en la producción de estrógenos en las mujeres, como de testosterona en los varones, lo que ralentiza la pubertad.

Triptorelina. Bloqueador de la pubertad más recetado en Perú. Foto: Tecnofarma

Su uso más común es justamente para combatir la pubertad precoz, cuya principal consecuencia es la talla baja: “Cuando empieza la pubertad antes de la fecha, se va a acelerar la maduración ósea del paciente, quien va a tener un pico de crecimiento y cuando termine la pubertad antes de la fecha, ya no crecerá más”, apunta Gómez.

Por otro lado, la guía de la UCSF señala que el tratamiento con bloqueadores de la pubertad en jóvenes transgénero busca evitar el desarrollo de características sexuales secundarias no deseadas, que pueden ser motivo de ansiedad, depresión, aislamiento social y/o autolesiones. En ese sentido, los bloqueadores solo se usan cuando se ven signos de pubertad.

Por último, la Sociedad de Endocrinólogos estadounidense recomienda iniciar estos procedimientos en pacientes transgénero solo cuando estos hayan manifestado cambios físicos relacionados con la pubertad.

Hormonas sexuales

Según la Fundación Huésped, especializada en salud sexual y reproductiva, los procedimientos para que las personas trans adecúen el cuerpo a la identidad y género autopercibidos tienen distintos nombres: “tratamientos hormonales”, “hormonización” o “terapia hormonal cruzada”

A los pacientes que desean feminizar su cuerpo, según la organización, se les administra hormonas femeninas, como el estradiol, y bloqueadores de las hormonas masculinas, como la espironolactona y el acetato de ciproterona. En cambio, a las personas que quieren masculinizar su cuerpo se les brinda hormonas masculinas como la testosterona.

Estas intervenciones incluyen combinaciones distintas de fármacos y formas en que se los administra. Todo depende del paciente.

Gómez adiciona que el uso de estas hormonas fuera del rubro transicional en adolescentes corresponde a deficiencias, problemas congénitos como el síndrome de Turner o hipogonadismos.

Por otro lado, su uso centrado en adultos responde al tratamiento de males relacionados con la liberación de hormonas, como son el cáncer de seno y próstata. Cuando se le preguntó a Andrés si tiene sentido su administración en niños, ya sean o no transgénero, señaló que no.

La Sociedad de Endocrinología estadounidense recomienda iniciar tratamiento con estos medicamentos en pacientes transgénero a partir de los 16 años.

Conclusión

La información que circula en redes sociales que afirma que un hospital californiano ofrece bloqueadores de la pubertad y hormonas sexuales para niños desde los 3 años es extremadamente engañosa. Esta está basada en un tuit de Fox News que distorsiona la información de uno de sus artículos, el cual nunca ensaya esa premisa. Un representante del hospital nos aseguró que la institución no brinda bloqueadores de pubertad, hormonas sexuales ni intervención médica a pacientes transgénero de esas edades.

Por otro lado, los bloqueadores de la pubertad se usan sobre todo para combatir la pubertad precoz, por eso, en algún caso excepcional de un paciente de 3 años, se pueden usar. Sin embargo, esto no guarda relación con los problemas de identidad de género que tengan los consultantes. Para el caso de las hormonas sexuales, un especialista nos comentó que su uso no tiene sentido en menores, sean o no transgénero.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact checking que desmienten la información falsa que circula en las redes sociales.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).