Verificador LR

Desde el 4 de enero se ha difundido en la red social Facebook la información de que un supuesto cohete, lanzado en Rusia, está fuera de control y camino a impactar la tierra.

En la publicación se lee: “Comenzamos mal 2022: Un cohete ruso fuera de control está cayendo hacia la tierra y podría impactar en América, Europa y Asia”.

Sin embargo, la información es imprecisa.

La publicación difundida ha tenido más de 14.000 visualizaciones en las últimas 24 horas. Fuente: Captura LR, Facebook.

Se realizó un lanzamiento el 27 de diciembre en Rusia. Sin embargo, el procedimiento salió de acuerdo a lo planeado y no está “fuera de control”.

Al buscar mediante palabras clave en Google sobre un cohete ruso “fuera de control”, se encontró en el portal web Extremo Mundial que un cohete ruso de 20 toneladas de nombre Angara-A5 se dirige hacia la tierra.

El 28 de diciembre, el medio ruso IZ publicó en su portal web la grabación del video del lanzamiento del cohete Angara-A5 desde el cosmódromo de Plesetsk. Esta localidad es utilizada fundamentalmente para satélites militares y órbitas polares, ya que en el lugar caen restos de cohetes.

Desde este cosmódromo se han lanzado los cohetes Soyuz, Cosmos-3M, Tsyklón y el nuevo Angara. De acuerdo a IZ, el lanzamiento tuvo lugar desde la plataforma nº 35 y se desarrolló como de costumbre. Esto debido a que no es el primer lanzamiento de un cohete Angara-A5. Es el tercero. El primero tuvo lugar en el 2014 y el segundo el 14 de diciembre de 2020, ambos se realizaron de manera exitosa.

Además, informó IZ, “todos los involucrados en el lanzamiento fueron felicitados por Dmitry Rogozin, Director General de Roscosmos”. Es decir, no se presentó ningún problema durante el procedimiento.

Por otro lado, el medio ruso TASS, explicó que, como en todo lanzamiento de cohetes, se desprende una parte del vehículo y que los restos del Angara-A5, que fue enviado al espacio el 27 de diciembre, fueron hallados en territorio de la República de Komi, parte de Rusia.

Asimismo, informaron que el Ministerio de Recursos Naturales de la región anunció que dichos residuos no dañaron el medio ambiente y serán evacuados hasta febrero de 2022. Además, el ministerio comunicó el hallazgo de más residuos en Vuktyl, Sosnogorsk y Troitsko-Pechora, todos ubicados dentro de Rusia.

El medio Actualidad Aeroespacial también informó sobre el tercer lanzamiento del cohete Angara-A5 realizado por las Fuerzas Aeroespaciales rusas. Detallaron sobre el desprendimiento del bloque orbital del vehículo de la tercera etapa y recalcaron que fue exitoso.

Sin embargo, CNN informó el 5 de enero de 2022 que una pieza del cohete, que pesa alrededor de 4 toneladas, aún no ha llegado a la tierra, pero es muy poco probable que cause daños debido a que la mayor parte de los restos se desintegrarán al cruzar la atmósfera.

Además, el jefe de la Oficina de Desechos espaciales de la Agencia Espacial Europea, Holger Krag, dijo a CNN que “nadie puede decir dónde [caerán los restos], porque en el lapso de varias horas dará varias vueltas alrededor del globo”.

Es decir, de acuerdo a la información de los medios rusos las partes que debían desprenderse del cohete se desprendieron y cayeron de forma controlada sobre territorio ruso. Sin embargo, medios internacionales como CNN informaron que aún falta que caiga una pieza.

Esta pieza no causará daños significativos, ya que se desintegrará al ingresar al planeta tierra. Además, aún se desconoce dónde caerán sus restos, por lo que no podría afirmarse que será en América, Europa y Asia.

En mayo de 2020 los medios rusos informaron sobre un cohete lanzado desde China fuera de control.

Mockba 24, medio ruso, mostró el 7 de mayo de 2021 una fotografía del vehículo espacial chino Long March 5B, que perdió el control después del lanzamiento. La foto, según el medio, muestra el cohete a una altitud de 700 kilómetros y pesaba 20 toneladas.

De acuerdo a Mockba 24, el cohete chino impactaría la tierra, pero la ubicación del impacto aún no era conocida.

La BBC comunicó el 9 de mayo que los restos del cohete chino lanzado el 29 de abril de 2021, se desintegraron y cayeron al mar arábigo. Dicha información fue confirmada por el Comando Espacial de Estados Unidos.

Conclusión

No está cayendo a la tierra un cohete ruso desde el espacio, sino solo una pieza. En todo lanzamiento se desprende la tercera parte del vehículo espacial, la cual cae de regreso a la tierra. Sin embargo, esta caída está prevista. La mayoría de restos de la nave ya llegaron a nuestro planeta y se registraron en territorio ruso.

Por otro lado, la pieza que aún se espera no representa un peligro, pues terminará de desintegrarse al atravesar la atmósfera. Además, aún no se puede asegurar en qué zona caerá.