Verificador LR

Publicaciones en Facebook alertan que el químico alemán Andreas Noack fue “asesinado” por supuestamente probar que las vacunas contra la COVID-10 “llevan hidróxido de grafeno”. Difunden también un video en el que aparecen secuencias de la exposición de una mujer y él siendo aparentemente interceptado por policías y luego llevando a cabo una exposición sobre el grafeno.

“Que las vacunas contengan hidróxido de grafeno es mucho más grave que tener óxido de grafeno, porque no se degrada, se convierte en cuchillas en el torrente sanguíneo y no se detecta en las autopsias”, añaden estos posteos que circulan desde finales de noviembre de 2021.

Al momento, el contenido ha alcanzado más de 400 compartidos y 1.000 reproducción en la red social. Sin embargo, es falso.

Publicación. Foto: captura en Facebook.

La muerte de Andreas Noack no tiene relación con las vacunas ni con la COVID-19

En un primero momento, la pareja de Andreas Noack señaló en un video —que aparece en los virales— que el químico había sido “atacado brutalmente” y que no sobrevivió por lo que realiza un llamado a sus seguidores a tomar acciones, según el reporte de la agencia de noticias EFE. Sin embargo, este medio reportó que el 29 de noviembre de 2021, ella misma se retractó de su afirmación en otro clip, publicado en Telegram.

Una secuencia del video que adjunta la publicación falsa. Foto: captura en Facebook.

En este archivo, ella afirmó que el químico murió a causa de un “ataque cardíaco” y explicó el incidente. Detalló que lo encontró “tambaleándose” en su casa e intentó reanimarlo, pero no tuvo éxito. Narró también que “fue trasladado al hospital” y los sanitarios le comunicaron que su corazón “había fallado por completo”.

En tanto, la Policía de Carintia, un estado en Austria, aseguró a EFE que “no existe ningún caso abierto” vinculado con la muerte del químico. Por su parte, la Fiscalía de Klagenfurt, capital estatal, aseveró también a ese medio que “no existe ningún indicio de la implicación de terceros”.

PUEDES VER: Es falso que los vacunados contra la COVID-19 emitan señales de bluetooth

En el video viral se adjunta, además, una secuencia en el que se ve una intervención policial en la habitación de Andreas Noack, pero ese fragmento muestra un suceso inesperado ocurrido la noche del 18 de noviembre de 2020 en Alemania.

Una secuencia del video que adjunta la publicación falsa. Foto: captura en Facebook.

De acuerdo al informe del sitio de verificación de datos Lead Stories, ese día el químico se encontraba realizando una transmisión en vivo por YouTube cuando, de pronto, efectivos policiales “fuertemente armados” irrumpieron en su domicilio.

No obstante, esta situación fue aclarada en Twitter el 20 de noviembre de ese año por la policía de Mittelfranken, una región del estado federado alemán de Baviera. Descartó que la operación policial estaba dirigida a Andreas Noack. “Sí, se llevó a cabo el operativo policial. Sin embargo, no estaba dirigido a la persona que dirigió la transmisión. No podemos comentar más sobre los antecedentes”, tuiteó en respuesta a un usuario que consultaba sobre ese incidente que se viralizó en redes sociales.

Comunicado. Foto: captura en Twitter / Policía de Mittelfranken.

Asimismo, como reporta Lead Stories, la Generalstaatsanwaltschaft, el Ministerio Público en Berlín, confirmó que el registro de la casa era parte de una investigación sobre otra persona y que las opiniones políticas de Noack eran irrelevantes para la operación. El medio comunicó que la policía tenía una “orden de registro” para todo el edificio donde Andreas Noack tiene un apartamento.

En este sitio de verificación también se informó que luego del suceso del 18 de noviembre, Andreas Noack reapareció en otra transmisión en la que solo confirmó que no había sido arrestado.

Las vacunas contra la COVID-19 no contienen hidróxido de grafeno

En el video viral también se muestra que Andreas Noack afirma que las actuales vacunas contienen hidróxido de grafeno y la afirmación es respaldada en el informe del médico español Pablo Campra.

Una secuencia del video que adjunta la publicación falsa. Foto: captura en Facebook.

Sin embargo, como desmontamos en Verificador de La República, no existe evidencia de que estas inyecciones presentan hidróxido de grafeno. Expertos descartaron que este sea un componente de las vacunas y reportaron que esta sustancia no cuenta con mucha literatura científica y tampoco se ha empleado en investigaciones relacionadas a la medicina y biomedicina.

El informe de Campra supuestamente detectó la presencia de óxido de grafeno, no hidróxido de grafeno, en la vacuna de Pfizer/BioNTech. Pero, como concluimos en otra verificación, tampoco hay ninguna prueba para señalar que las vacunas contienen óxido de grafeno. Especialistas también lo negaron y cuestionaron esa “investigación” porque no cumple con los protocolos estrictos de investigación científica.

Y, además, el reporte supuestamente era respaldado por la Universidad de Almería (España) ya que el documento llevaba su sello. Sin embargo, la casa de estudio publicó un comunicado señalando que no comparte los procedimientos ni los resultados del informe de Campra y reiteró su apoyo a la vacuna como una herramienta “científicamente incuestionable” para enfrentar las enfermedades.

Comunicado. Foto: captura en web Almería.

¿Quién era Andreas Noack?

Según información de Lead Stories, Andreas Noack es un youtuber y exempresario de la industria de los nutracéuticos que dirigió una organización sin fines de lucro llamada Ursprunc e.V. “cuyo propósito declarado es difundir ‘nuevos conocimientos’ y ofrecer seminarios sobre temas vagamente definidos”.

Reporta también que este químico está convencido de que la pandemia del nuevo coronavirus “es un engaño” y es parte de “un plan más amplio de una Inteligencia Artificial semejante a un Dios para despoblar el planeta y esclavizar a la humanidad”.

Conclusión

No hay pruebas para afirmar que la muerte del químico alemán Andreas Noack fue porque probó la presencia de hidróxido de grafeno en las actuales vacunas. Su pareja confirmó que el fallecimiento fue causado por un ataque cardíaco. La Fiscalía en Austria informa que no existen indicios que evidencien la participación de un tercero en el deceso.

Tampoco hay evidencia de que las vacunas contienen hidróxido de grafeno. Expertos niegan que sea un ingrediente de las vacunas y que esa sustancia se emplee en investigaciones de medicina y biomedicina. En consecuencia, calificamos esta publicación como falsa.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.