Verificador LR

En declaraciones a la prensa, un supuesto médico ecuatoriano aseveró que él se encuentra vacunado por el propio “supuesto virus”. “A mí me dio la COVID-19 y ya los científicos dicen que esta inmunidad que yo tengo es 13 veces superior a lo que nos quieren inyectar (vacunas)”, aseguró.

“¿Por qué cree que le tienen que poner la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta, la sexta dosis?, porque te están disminuyendo tu sistema inmunológico. En pocas palabras, te están haciendo inmunodeprimido”, fue otra de las informaciones falsas que emitió el presunto doctor en el video que se hizo viral en Facebook.

En esa misma línea, el protagonista del clip manifestó que “los científicos japoneses han demostrado que (la vacuna contra la COVID-19) modifica el ADN”. Y, en referencia a la inoculación en niños, el hombre señaló que el objetivo es “volverlos estériles”.

Sin embargo, Verificador viene desmintiendo con anterioridad todos estos bulos difundidos en redes sociales.

Video en el que un presunto médico de Ecuador emite afirmaciones falsas sobre la vacuna contra la COVID-19. FOTO: Captura de Facebook.

¿La inmunidad de los contagiados recuperados es 13 veces superior al de los vacunados?

La investigación a la que hace referencia el clip es un estudio israelí sobre inmunidad natural a la COVID-19, publicado el 25 de agosto de 2021 en el servidor de estudios preliminares medRxiv. Sin embargo, este es un informe preliminar que no ha sido certificado por revisión por pares. “No se debe confiar en ellos para guiar la práctica clínica o el comportamiento relacionado con la salud”, advierte la plataforma. Es decir, este estudio no es concluyente, ni ha sido apoyado por la comunidad científica médica.

Además, el trabajo también halló una inmunidad contra la variante delta superior en las personas que recibieron una dosis de la vacuna de Pfizer/BioNTech y que se infectaron por el virus.

De acuerdo con Factcheck, los autores admitieron limitaciones en su estudio, ya que solo evaluaron la protección adquirida por la vacuna de Pfizer, y “no aborda otras vacunas o la protección de largo plazo tras una tercera dosis”.

Para Natalie Dean, bioestadística de la Universidad Emory, “la mayor limitación del estudio es que las pruebas [para la infección por SARS-CoV-2] siguen siendo voluntarias, no forman parte del diseño del estudio”, dijo en un artículo de Science.

¿Las vacunas “disminuyen” las defensas del sistema inmunológico?

En publicaciones anteriores (1, 2, 3, 4), Verificador de La República ha desmentido que las vacunas mermen la capacidad de nuestro sistema inmunológico. Por el contrario, especialistas como José Luis Aguilar, jefe del Laboratorio de Inmunología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y el vacunólogo José Antonio Navarro, aseguraron al medio que las vacunas son beneficiosas para el cuerpo humano.

Por su parte, para nota anterior sobre las vacunas de ARN mensajero, el neumólogo Ildauro Aguirre Sosa refirió que estas no tenían efectos colaterales contra el sistema inmunitario.

En esa misma línea, el doctor Alfredo Celis, presidente del comité de ética del Colegio Médico del Perú (CMP), explicó que los estudios clínicos de toda vacuna buscan demostrar la respuesta inmunológica y la seguridad que estas tienen.

¿Las vacunas modifican el ADN?

El hipotético médico del video aseguró que científicos japoneses comprobaron que la vacuna contra el coronavirus modifica el ADN. Verificador ha desmentido este tipo de afirmaciones en notas anteriores (1,2,3,4,5,6), relacionadas a las vacunas con ARN mensajero (ARNm).

Mediante un búsqueda en Google por palabras clave, este medio halló bulos (1,2) relacionados a un supuesto estudio japonés, que habría identificado nanopartículas de ARNm en algunos órganos de las personas inoculadas con la vacuna de Pfizer.

Sin embargo, el informe al que hacen referencia lo realizaron los propios fabricantes de la vacuna Pfizer con células in vitro de hígado humano y de animales, mucho antes de que iniciaran los ensayos clínicos en voluntarios. Esto quiere decir que es falso que hayan encontrado nanopartículas de ARNm en personas vacunadas.

Pfizer utiliza las nanopartículas lipídicas, similares a las que genera naturalmente el cuerpo humano, para envolver el ARNm. Estás nanopartículas entregan el material genético (ARNm) del SARS-CoV-2 a las células del cuerpo para que produzcan una proteína del virus, para que el sistema inmunológico pueda crear defensas contra la COVID-19.

De acuerdo a la profesora de farmacología del Instituto de Ciencias Básicas de la Salud de la Universidad Federal de Río Grande del Sur, Ana Paula Hermann, el estudio es común durante la evaluación de un nuevo medicamento. “El análisis describe solo el trayecto de las nanopartículas, del envoltorio de la vacuna, nada más allá de eso”, dijo para una verificación de Aos Fatos.

A su vez, el biomédico y microbiólogo Mateus Falco explicó a Aos Fatos que este estudio es una etapa anterior a los ensayos clínicos en humanos. “Es la fase en la que se usan animales de laboratorio para investigar alguna particularidad de la vacuna o medicamento y no tiene relación directa con las vacunas administradas a los seres humanos”, agregó.

Para una nota anterior, los expertos explicaron que “el ARNm se ha modificado en el laboratorio para que solamente sea reconocido” en el citoplasma de la célula y que el ADN está en el núcleo. Por lo tanto, el ARNm, físicamente, “no puede llegar al núcleo”. Además, indicaron que no va a transgredir el ADN humano “porque para eso se necesitaría mucha tecnología de manejo biomolecular”.

La información falsa sobre que las vacunas modifican el código genético ha circulado a lo largo del 2020 y 2021. Por esa razón, nuestros pares que integran la International Fact Checking Network (IFCN) —como Chequeado, de Argentina; la agencia internacional AFP Factual; Animal Político, de México; Newtral, de España; y Efecto Cocuyo, de Venezuela— también han desmentido estos bulos.

¿Las vacunas causan esterilidad?

En redes sociales, distintas publicaciones han venido afirmando que uno de los efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19 es la infertilidad. Sin embargo, este medio ha concluido en una publicación de noviembre de 2020, y otras verificaciones (1, 2, 3, 4), que no existe evidencia científica que respalde estas afirmaciones .

La PhD en Ciencias Médicas Erika Castillo explicó a Verificador anteriormente que se halló una relación entre el coronavirus y la inflamación de testículos, como consecuencia del virus, pero que aún sigue en investigación. No obstante, esta afección no significa “infertilidad”.

De acuerdo con la también fundadora de Cienciagenerika, la intención de estos desinformantes es relacionar esta defecto como uno de los efectos de las vacunas contra la COVID-19.

Conclusión

Son falsas las afirmaciones que emitió un presunto médico ecuatoriano en un video viralizado en Facebook. Las vacunas no modifican el ADN y no causan infertilidad. En cuanto al estudio sobre la inmunidad natural y adquirida por las vacunas a la que hace mención, se develan varias limitaciones. Además, este informe no tiene un aval de la comunidad médica y no es concluyente.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.