Verificador LR

Irlanda. El Ministerio de Salud advierte sobre algunos efectos adversos de los pinchazos, incluida la muerte repentina”, se lee en la descripción de una publicación en Facebook.

Como prueba, el posteo difunde un cartel amarillo, en el que se presenta supuestamente el logo de una institución gubernamental, y se alerta, con una flecha verde, que la muerte súbita está en una lista de los efectos secundarios de las vacunas contra la COVID-19.

La publicación ha sido replicada más de 300 veces en grupos de esta red social como “Falsa pandemia”, “Nuevo orden mundial”. Pero, la información que emite es falsa.

Cartel Falso. Foto: captura en Facebook.

El Ministerio de Salud de Irlanda no realizó tal advertencia tampoco es autor del cartel amarillo

Una búsqueda en Google reveló un reporte periodístico de Associated Press (AP, por sus siglas en inglés) de octubre de 2021 en el que la Autoridad Reguladora de Productos Sanitarios (HPRA, por sus siglas en inglés) en Irlanda confirmó que el cartel es falso.

La portavoz de la agencia, Siobhan Molloy, dijo: “Puedo afirmar categóricamente que este no es un póster producido por la HPRA, ni tampoco una comunicación producida por el Ejecutivo de Servicios de Salud (HSE) que, en nombre del Departamento de Salud de Irlanda, produce información de asesoramiento”.

PUEDES VER: Es impreciso el post sobre posibles efectos adversos de las vacunas contra la COVID-19

El cartel presenta un ícono del escudo de armas de Irlanda, junto a este texto en inglés e irlandés: “Muintir na hÉireann / People of Ireland”. Sin embargo, Molloy señaló que este logotipo no existe y no representa a una institución irlandés. En el logo oficial del Ministerio de Salud, se muestra el mismo ícono, pero se lee en idiomas irlandés e inglés: “An Roinn Sláinte / Department Of Health”.

A la derecha de la imagen está el cartel falso; en tanto, a la izquierda, el logo oficial del Ministerio de Salud. Foto: captura en Facebook / captura en web del Gobierno irlandés.

En este mismo mes, el HSE, el organismo que produce información sobre salud en nombre del Ministerio de Salud, en comunicación con Newtral, descartó también ser autor de tal banner y negó que el contenido del mismo haya sido “autorizado ni publicado” por ellos.

Además, al revisar la página oficial del Gobierno irlandés no se halló ningún reporte en el que se señale a la “muerte súbita” como un efecto secundario de la vacuna.

En el sitio se indica que la mayoría de los eventos adversos notificados de las vacunas contra la COVID-19 “son leves y temporales”, los cuales se pueden controlar tomando paracetamol. Asimismo, señala que hay eventos adversos graves, pero que “ocurren raramente”.

PUEDES VER: Es falso que no haya evidencias científicas de la COVID-19

A la fecha, en Irlanda se administran las dosis de Pfizer/BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson y Astrazeneca. De acuerdo a la información del HSE (1, 2, 3 y 4), entre los efectos secundarios más comunes, que comparten las inyecciones y que las personas pueden experimentar, esta la sensación de cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de articulaciones, enrojecimiento o hinchazón en el brazo inoculado, náusea.

Asimismo, este organismo presenta otros efectos, que fueron consignados como “raros” y “extremadamente raros” de cada vacuna, pero en ninguna se muestra “una muerte repentina”.

Conclusión

Instituciones del sector salud de Irlanda han negado ser autoras del contenido que se presenta en el cartel amarillo. Además, no hay registro de que el Ministerio de Salud ni otra entidad gubernamental ha notificado la “muerte súbita” como efecto secundario de las vacunas. Por ello, calificamos el post como falso.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.