Verificador LR

Mediante un video, una voz en off indica que las personas inoculadas con las vacunas de ARNm mensajero (ARNm) fallecerán en 3 o 10 años porque supuestamente estas inyecciones contienen óxido de grafeno, que contamina la sangre del ser humano.

“Con un 20% de deterioro de óxido de grafeno en la sangre, salvo otros criterios de entrada, (el vacunado) vivirá a lo mucho ocho años. Alguien con 70% de deterioro del óxido de grafeno no vivirá más de tres años. Y, diez años (el que presenta un deterioro) menos del 70%”, se escucha decir en el clip que comprende 7.000 reproducciones en Facebook.

Además, se oye indicar que esto ya había sido expuesto por una supuesta “doctora” llamada “Jane Ruby”, quien en una entrevista con Stew Peters “mostró ejemplos del aspecto de la sangre deteriorada cuando se expone precisamente al óxido de grafeno”.

Esta publicación, que circula desde el 6 de agosto de 2021 en esta red social, ha sido compartida más de 1.500 veces en diferentes grupos de Facebook como ‘2021′, un espacio virtual donde se comparten desinformaciones sobre vacunas y la COVID-19. Sin embargo, la información que se emite sobre las vacunas de ARNm es falsa.

Video. Foto: captura en Facebook.

No hay evidencia de que las vacunas ARNm contengan óxido de grafeno

Primeramente, en el video viral no se menciona ningún estudio científico para sustentar las afirmaciones sobre las vacunas de ARNm.

Las actuales inyecciones, con este tipo de plataformas, pertenecen a las farmacéuticas estadounidenses Pfizer y Moderna. Estas fueron autorizadas para uso de emergencia contra la pandemia de la COVID-19 el 11 y 18 diciembre de 2020 por la agencia del Gobierno de Estados Unidos, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés). Según una revisión de sus fichas técnicas (1 y 2), estas vacunas no contienen, como uno de sus ingredientes, al óxido de grafeno.

En agosto, Ray Jordan, director de asuntos corporativos de Moderna, confirmó en un artículo de Reuters que sus “productos no contienen óxido de grafeno”. “El óxido de grafeno no se utiliza en la fabricación de la vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech”, declaró también Keanna Ghazvini, una senior asociada de esta farmacéutica.

PUEDES VER: Es falso que Mirtha Vásquez votó “en contra” de la ley antimonopolio

Asimismo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) calificaron que es falso que la vacuna de Pfizer / BioNTech contenga “óxido de grafeno, un ingrediente supuestamente venenoso”. Esto fue señalado en un documento de julio de 2021.

“El óxido de grafeno es distinto del grafeno, pero los líquidos que lo contienen en cantidades significativas también tienden a ser de color marrón oscuro o negro”, tuiteó en ese mes el investigador Diego Peña, del Centro de Investigación Singular de Química Biológica y Materiales Moleculares (CiQUS) en España. Por tanto, deslizó que si las vacunas contendrían esta sustancia, entonces el vial de las inyecciones presentarían un líquido oscuro y eso no ha sucedido.

Además, estas vacunas de ARNm forman parte de la lista del uso de emergencia (EUL) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como se expresa en su página web. Señalan que estas “siguen con igual rigurosidad las mismas normas de seguridad que se aplican con todas las vacunas”.

Antes de ser aprobada una inyección, la OMS explica que todas pasan por fases de estudios preclínico y clínico a fin de “garantizar la seguridad y la capacidad de la vacuna para proteger contra la enfermedad”.

En un artículo, alojado en Frontiers, una editorial de revistas científicas, se indica que el óxido de grafeno “es el pariente más cercano del grafeno”, pero debido a sus propiedades únicas, “ocupa un lugar independiente en la familia del grafeno” —el cual es una sustancia compuesta por carbono puro en forma de red hexagonal, similar al grafito.

En este se señala que por primera vez el químico Benjamin Brody sintetizó el óxido de grafeno en 1859, mucho antes de que se descubriera el grafeno, y, además, inventó el método de hacer óxido de grafito. En la investigación se sostiene que el óxido de grafeno es “útil y prometedor para aplicaciones en electrónica, óptica, química, almacenamiento de energía y biología”.

Sobre Jane Ruby

En el video, se escucha citar a la “doctora Jane Ruby”. A inicios de julio de 2021, circularon publicaciones en las que Ruby afirmó que el ARN en el que se basa Pfizer “es virtualmente 99,99% óxido de grafeno”. Y esta información fue tomada de un supuesto “informe preliminar” de la Universidad de Almería, situada en España.

Sin embargo, como se determinó en un artículo de Verificador de La República, esta casa de estudios descartó ser autora de dicho documento y reafirmó su apoyo a las vacunas como instrumento médico contra enfermedades. También, se observó que en este “informe” se mencionó que el resultado expuesto no era “concluyente”.

En dicha verificación, especialistas negaron que las vacunas contra la COVID-19 contengan grafeno. Además, puntualizaron que ese “informe” no se encuentra publicado en ninguna revista científica y tampoco garantiza la fiabilidad de las conclusiones porque no cumplen con los principios de reproducibilidad y trazabilidad, requisitos fundamentales en cualquier investigación.

Conclusión

No existen pruebas de que las vacunas de ARNm contengan óxido de grafeno. Además, representantes de Pfizer y Moderna negaron que esta sustancia sea un ingrediente de sus inyecciones. Por ello, calificamos lo que se señala en el video como falso.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.