Verificador LR

En Facebook, se hizo viral un video en el que una mujer desconocida asevera que, para volver a la normalidad, “se nos ofrece una vacuna que no ha demostrado ser efectiva ni segura”. “No es efectiva porque aunque te la pongas puedes seguir contagiando a las demás y porque, aunque te la pongas, tú te puedes seguir contagiando de COVID-19″, agrega la mujer.

Sin embargo, esta afirmación es falsa. Todas las vacunas aprobadas contra el coronavirus han pasado por etapas preclínicas y clínicas que demuestran su efectividad y seguridad.

Video viral en el que una mujer afirma que ninguna vacuna ha probado ser efectiva. FOTO: Captura de pantalla.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta setiembre de 2021, ha aprobado las vacunas de Pfizer/BioNTech, AstraZeneca/Oxford, Janssen, Moderna, Sinopharm y la vacuna de Sinovac. Pero aclara que en varios países, las agencias reguladoras nacionales (ARN) han autorizado otras vacunas contra la COVID-19.

La OMS precisó que “las vacunas contra la COVID-19 autorizadas han proporcionado información, a través de sus ensayos clínicos, sobre su eficacia para prevenir la enfermedad”. Esta información es analizada por cada autoridad regulatoria nacional que posee un país. A partir de ello, las ARN analizan estos datos para tomar una decisión sobre las vacunas.

No obstante, la OMS refiere que “la eficacia de las vacunas sigue siendo objeto de un estrecho seguimiento, incluso después de su introducción en un país”. “Solo las vacunas que han demostrado ser seguras y eficaces para prevenir la enfermedad serán aprobadas para su uso en la población”, apunta el organismo internacional.

El 13 de mayo el Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington (EE. UU.) presentó un Informe de resultados COVID, que calculó los porcentajes de eficacia de diferentes vacunas contra la COVID-19, tomando datos de los ensayos clínicos respectivos.

En el contexto de la desinformación propagada contra la vacuna Sinopharm, el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE, por sus siglas en inglés) de la OMS concluyó que esta vacuna tenía un 73% de eficacia para evitar cuadros sintomáticos y 79% para evitar hospitalizaciones.

Por su parte, la agencia nacional estadounidense, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, reveló que el preparado de Pfizer tiene una tasa de eficacia superior al 85% y una efectividad de 95%.

Eficacia de cada vacuna con autorización de uso actualmente. Tabla elaborada por Salud con Lupa, a partir de datos obtenidos de IHME, CDC y OMS. FOTO: Captura de pantalla.

Antes de usarse, deben probar ser efectivas

La OMS, en un artículo publicado el 14 de julio, señaló que “todas las vacunas contra la COVID-19 aprobadas para su inclusión en la lista de uso en emergencias han sido objeto de ensayos clínicos aleatorizados para confirmar su calidad, su seguridad y su eficacia teórica”. La institución especificó que “ninguna vacuna se aprueba si su índice de eficacia teórica no es superior al 50%”. Además, aclara que se mantiene la vigilancia para comprobar que siguen siendo seguras y eficaces en la práctica.

En comunicación anterior con este medio, la química farmacéutica Ana Silva Flor, directora ejecutiva de la Dirección de Productos Farmacéuticos de la Dirección General de Medicamentos (Digemid), aclaró que el objetivo principal de las autoridades regulatorias es la protección de la población.

Estas autoridades deben “asegurar que los productos farmacéuticos, en general, sean medicamentos o productos biológicos, como las vacunas, cuenten con el sustento suficiente de eficacia, seguridad y calidad que permita el acceso a la población de medicamentos que estén comprobados y que sean para el fin destinado”, detalló Silva.

En una nota anterior, la médico infectóloga Camille Webb sostuvo que la “gran mayoría de vacunas contra la COVID-19 son efectivas en reducir la hospitalización y la mortalidad ya habiéndose aplicado en situaciones reales; no solo dentro de los estudios clínicos”.

Webb aclaró que “hubiera sido ideal que estas se desarrollen para evitar el contagio” de la COVID-19, pero que “ninguna se hizo con ese fin, sino para reducir la enfermedad severa y la mortalidad”.

Conclusión

Es falso que las vacunas no hayan mostrado ser eficaces y seguras para la salud de las personas, como lo asegura un video viral en Facebook. Antes de ser aprobadas, los órganos competentes, como la OMS y las agencias reguladoras de cada país, analizan la información y estudios realizados en las etapas clínicas de cada prospecto de vacunas para comprobar su eficacia y seguridad.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.