Verificador LR

En un video viral, Pierre Gilbert —a quien le dicen “doctor”— explica cómo las vacunas, a las que llaman “venenos”, estarán diseñadas supuestamente para impedir que las personas piensen.

“Introduciremos en estas vacunas cristales líquidos que se alojarán en las células de sus cerebros y se convertirán en microreceptores de campos electromagnéticos”, dice el clip que concentra más de 3.000 reproducciones y 1.500 replicaciones en Facebook.

Añade que este supuesto proceso “ya está hecho” y que, como prueba, se encuentra el genocidio acaecido en Ruanda, África, en el año 1994.

Sin embargo, la información que emite en el video es falsa.

Video viral. Foto: captura en Facebook.

Las vacunas no producen “microreceptores de campos electromagnéticos”

En diálogo con Verificador de La República, Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas, cuestionó que se hable de cristales de líquido sin que se especifique el componente concreto y las condiciones de este. Como lo señala un artículo alojado en Science Direct, los cristales de líquido “representan un estado intermedio de la materia” entre sólido y líquido; es decir, no son sustancias ni ingredientes específicos.

La especialista, quien es fundadora de cienciagenerika, sostuvo que “hay muchas moléculas y biomoléculas, y muchos componentes de los seres vivos que están en ese estado, no permanentemente, pero en algún momento están”.

En las vacunas puede haber sustancias que se encuentren en ese estado, dependiendo del componente o de la característica (...) Otras vacunas tienen coadyuvantes que podrían estar en cierto momento, en líquido cristal, que ayuda a que la vacuna permanezca en el lugar de vacunación por mayor tiempo y que actúe el sistema inmune de una forma localizada”, detalló.

PUEDES VER: Es falso que EudraVigilance haya comprobado que “las vacunas son sustancias nocivas”

No obstante, Castillo aseveró que las vacunas no se redistribuyen por todo nuestro cuerpo ni mucho menos están “programadas específicamente hacia nuestro cerebro”.

“Las vacunas o los componentes de la vacuna tienen una acción local a nivel del músculo del brazo. Ya cuando es reconocido por el sistema inmune y estos crean los anticuerpos, obviamente esto sí se lleva al resto del cuerpo, como ocurre con todos los anticuerpos que creamos”, explicó.

La especialista afirmó que “no hay reporte de ninguna sustancia de la vacuna, sea en estado cristal líquido o en alguna otra forma, que sea capaz de reaccionar con campos electromagnéticos”.

En otra verificación también expertos nacionales e internacionales descartaron que las vacunas contra la COVID-19 contengan componentes capaces de producir un efecto de magnetismo.

PUEDES VER: Es falso que contrataron a “actores” como pacientes hospitalizados de COVID-19 en Australia

Del mismo modo, Michel Mitov, investigador senior en cristales líquidos en el Centro de Desarrollo de Materiales y Estudios Estructurales (Cemes), explicó a AFP Factual: “El cristal líquido es un estado de la materia, no es una sustancia que se agregaría a la materia biológica (materia de origen humano), pero la materia en sí está organizada en cristal líquido. Por tanto, no es una sustancia nociva en sí misma “.

Añadió que estos existen de forma natural y se halla “en todas partes en la materia viva” y que “no hay vida sin cristales líquidos”.

Helene Galiégue, especialista en electrónica y telecomunicaciones, dijo al referido medio internacional que “los cristales líquidos no son receptores del campo electromagnético”. “Son estructuras cristalinas que cambian de orientación en el sustrato en función de la temperatura o la presión, lo que se traduce en una modificación de su color o reflejo”, puntualizó.

Como lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), las vacunas “son una forma ingeniosa e inocua de inducir una respuesta inmunitaria” contra una enfermedad en concreto.

El genocidio producido en Ruanda fue por conflictos internos

Según información del Tribunal Penal Internacional para Ruanda —creado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU)—, el 6 de abril de 1994, un avión que transportaba al entonces presidente Juvenal Habyarimana y su homólogo de Burundi, Cyprien Ntaryamira —ambos del grupo étnico hutu—, fue derribado y fallecieron todos aquellos que iban en el viaje.

Reporta que este suceso generó la ruptura de una “frágil paz”, consignada en los Acuerdos de Arusha, que buscaba poner fin al conflicto armado entre el Frente Patriótico Ruandés (FPR) de la etnia tutsi y el Gobierno de Ruanda.

Genocidio en Ruanda. Foto: captura en Web / Tribunal de Ruanda.

En el reporte periodístico de la BBC, se señala que los “extremistas hutus” culparon al FPR e “inmediatamente iniciaron una campaña de matanza bien organizada”, mientras que el FPR alegó que el avión fue derribado por los propios hutus como excusa para el genocidio.

Comunica que en el citado tribunal fueron condenadas “93 personas”, entre ellos altos funcionarios del antiguo régimen, todos ellos hutus. Asimismo, informa que se han creado “tribunales comunitarios” a fin de acelerar el “enjuiciamiento” de otros sospechosos de lo sucedido en 1994.

El tribunal señala que “entre ochocientos mil y un millón de hombres, mujeres y niños fueron masacrados por extremistas hutus, una tasa de asesinatos cuatro veces mayor que en el apogeo del Holocausto nazi”.

“El genocidio, los crímenes de lesa humanidad y los crímenes de guerra se perpetraron a una escala espantosa, principalmente contra civiles tutsis y hutus moderados. Soldados, gendarmes, políticos, Interahamwe (grupo paramilitar) y ciudadanos comunes se encontraban entre los perpetradores”, reporta.

Sobre el video viral y Pierre Gilbert

El clip viral circula en internet desde abril de 2021. Es un extracto de un video más amplio, que se encuentra en partes en la plataforma de video Odysee.

Videos. Foto: captura en Web / Odisee.

Los clip en conjunto fueron grabados en 1996, no en 1995, y en general habla sobre el fin del mundo para el año 2000 y un nuevo orden mundial, como lo señala una investigación de Facto News. Asimismo, este medio indica que Gilbert se presenta como quiropráctico, naturópata, investigador de ovnis y seguidor de la escatología —una rama de la teología que estudia el destino último del ser humano y el universo—, pero que no es experto en ninguna de estas especialidades.

Conclusión

Los “cristales de líquido” no son sustancias, son una representación de un estado intermedio de líquido y sólido de algún componente. Tampoco son receptores de campos electromagnéticos.

A la fecha, no hay registros de que algún ingrediente de una vacuna en ese estado provoque tal efecto. El objetivo de las inyecciones es crear protección contra una enfermedad específica.

Además, lo ocurrido en Ruanda no está relacionado con las vacunas. Por ello, calificamos lo que se dice en el video como falso.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.