Lizeth Román

Una publicación en Facebook presenta esta supuesta cita textual del Código de Núremberg: “Nadie te puede obligar a vacunarte sin tu consentimiento”. También desliza que la Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos indica: “Nadie te puede prohibir trabajar, estudiar, viajar, reunirte ni discriminarte si no te has vacunado”.

Sin embargo, este posteo, que al momento concentra más de 6.000 interacciones y 20.000 replicaciones, es engañoso.

Post engañoso. Foto: captura en Facebook.

El código de Núremberg no se refiere a las vacunas o la vacunación

En el Código de Nuremberg se relata que en la Segunda Guerra Mundial se realizaron en Alemania y países de ocupación “experimentos médicos criminales en gran escala sobre ciudadanos no alemanes, tanto prisioneros de guerra como civiles, incluidos judíos y personas ‘asociales’”. Ante ello, establece 10 principios básicos para los “experimentos médicos permisibles”.

Algunas condiciones señalan que se obtenga el consentimiento voluntario del sujeto, que resulte beneficioso para el bienestar social, que se evite todo sufrimiento o daño físico o mental innecesario, que se cuente con dispositivos adecuados de protección, que se realice por personas cualificadas científicamente y que tanto el sujeto como el científico responsable puedan terminar el experimento.

No obstante, en ninguna parte estipula: “Nadie te puede obligar a vacunarte sin tu consentimiento”. Tampoco, nombra a las vacunas o la vacunación en ningún principio.

Código de Núremberg. Foto: captura en web / Universidad de Navarra.

Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de cienciagenerika, dijo a Verificador de La República que este código trata sobre “investigaciones” y no a las vacunas. Detalló que puede aplicarse para ensayos clínicos de las vacunas, pero no para las inyecciones en sí porque “ya están aprobadas”.

“Incluso por la aprobación de emergencia (como las de COVID-19) ya no, porque han pasado por estudios que prueban que funcionan y que son seguras. Entonces, eso ya constituye un tratamiento o una intervención médica”, sostuvo. Explicó que antes de la aprobación de las vacunas, estas “son prototipos de vacunas o vacunas experimentales”.

“Toda la aplicación anterior (a la autorización) se hace con voluntarios dentro de un estudio clínico y a los voluntarios se les hace firmar su consentimiento. Se les informa de qué se trata. Ellos no deben estar obligados porque estaría faltando este Código de Núremberg que no te pueden obligar ni coaccionar a participar en un estudio experimental sin tu consentimiento”, indicó.

Del mismo modo, Jonathan Moreno, profesor de ética médica en la Universidad de Pensilvania, declaró a Penn Medical Ethics and Health Policy que este código aborda sobre “experimentos humanos” y que no dice nada sobre el uso de vacunas o tratamientos probados y aprobados en pacientes.

También Alexis Paton, profesor de epidemiología social y sociología de la salud en la Universidad de Aston, Birmingham, explicó a Full Fact que este código “trata sobre la experimentación activa en humanos, en su mayor parte durante algún tipo de ensayo clínico”. Precisó que las vacunas contra la COVID-19 están “fuera de los auspicios del Código de Nuremberg” ya que están probadas “con la ética apropiada en su lugar”.

El convenio de Bioética puede aplicarse a la vacunación

Este convenio de la UNESCO del año 2005 ofrece “un marco universal de principios y procedimientos que sirvan de guía a los Estados en la formulación de legislaciones, políticas u otros instrumentos en el ámbito de la bioética”. El escrito presenta 28 artículos y aborda temas como el consentimiento libre e informado para tratamientos médicos e investigaciones y el respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales y la autonomía.

Declaración. Foto: captura en web / Unesco.

Este documento no menciona a las vacunas o la vacunación y tampoco señala lo que se permite o prohíbe a las personas vacunadas. Sin embargo, Castillo menciona que este convenio puede aplicarse a la inmunización, dado que estipula que “no te pueden obligar a pasar por una intervención”.

“Para la vacunación tienes que llenar tu consentimiento de que te han informado y estás aceptando la vacuna. Si no hay eso, no pueden obligarte. Nadie te puede llevar a vacunarte a la fuerza”, puntualizó.

En algunos países, mayoritariamente europeos, han establecido la vacunación obligatoria, según El País. Otros han dispuesto el certificado de vacunación como uno de los requisitos para hacer ciertas actividades. Estas medidas han generado debate en la comunidad internacional.

Sobre el pase de inmunización, Castillo comentó que la medida es por un tema de salud pública y para contener a la pandemia, pero que no es nuevo y que anteriormente se ha aplicado con otras inyecciones. “Tienes toda la libertad de vacunarte o no, pero tienes que saber que también que puedes dispersar una enfermedad porque no estás vacunada (o) y si te contagias puedes contagiar a otras más”, sostuvo.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) rechaza que la inmunización sea de forma obligatoria. Pero destacó la importancia de inocular a la mayor parte de la población como parte de una de las medidas para frenar el brote del nuevo coronavirus.

Conclusión

El convenio de Bioética puede ser vinculante con la vacunación. Sin embargo, el Código de Núremberg no se refiere a las vacunas, sino a investigaciones. Por lo tanto, calificamos el post como engañoso.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.