Verificador LR

En redes sociales circula un video en el que se ve a la Policía australiana y a personal médico que separan a un niño de su padre. Según cibernautas, se trataría de una escena en la que obligan al menor a que reciba el fármaco contra la COVID-19 sin el consentimiento de quien está a su cargo. Sin embargo, esto es falso.

No, la Policía australiana no obligó a que niño sea vacunado contra la COVID-19, como se afirma en publicaciones de redes sociales. Foto: captura Facebook

En Australia se aprobó la inoculación a personas mayores de 16 años, incluso si no se es ciudadano australiano o residente permanente, como turistas y estudiantes, según el Ministerio de Salud del país. La entidad pública resalta que las vacunas son voluntarias y gratuitas, por lo que cada persona tiene la opción de elegir.

Por otro lado, el Grupo Asesor Técnico Australiano sobre Inmunización (ATAGI por sus siglas en inglés) comunicó el 2 de agosto de 2021, luego de realizar una revisión de los datos sobre seguridad y eficacia de la vacuna de Comirnaty (Pfizer-BioNTech) en adolescentes entre 12 y 15 años, que los beneficios superan los riesgos que se pudieran presentar.

No obstante, por el momento, solo se recomendó la inoculación voluntaria de aquellos en este grupo etario que cumplan los siguientes criterios:

  • Niños con afecciones médicas específicas que aumentan su riesgo de COVID-19 grave
  • Niños aborígenes e isleños del Estrecho de Torres de 12 a 15 años
  • Todos los niños de 12 a 15 años en comunidades remotas, como parte de programas de vacunación de alcance comunitario más amplios que proporcionan vacunas para todas las edades (≥12 años).

ATAGI continúa en la revisión de evidencia científica con la que puedan sostener que es seguro y eficaz vacunar a todos los demás adolescentes de entre 12 y 15 años. Asimismo, aún no se ha autorizado algún fármaco contra el SARS-CoV-2 que se inocule a menores de 12 años.

En Australia la vación es voluntaria y no está aprobada en menores de 12 años. Foto: Ministerio de Salud de Australia / ATAGI

Video fue descontextualizado

La Policía de Victoria, Australia, negó que el video difundido en redes sociales se trate de la separación de un niño de su padre para vacunarlo. “La Policía de Victoria puede confirmar que esto es inexacto. Esta visión no estaba relacionada de ninguna manera con COVID-19/ vacunas o pruebas. Por la privacidad de los involucrados, no proporcionaremos más detalles”, señalaron en su cuenta oficial de Twitter.

Lo que sí confirmaron a The Associated Press fue que se trató de un incidente ocurrido el 14 de agosto en la estación policial de Werribe, en Melbourne.

Conclusión

No, la Policía australiana no obligó a que niño sea vacunado contra la COVID-19, como se afirma en publicaciones de redes sociales. La vacunación en el país oceánico es voluntaria y gratuita, según el Ministerio de Salud. Además, todavía no ha sido autorizado algún fármaco que se inocule a menores de 12 años en Australia.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).