Paola Ferrer

En Facebook y Twitter se viralizó un video en el cual se observa que efectivos policiales y miembros de Serenazgo fueron agredidos por un grupo de pobladores. Al finalizar el video, uno de los efectivo hizo tres disparos al aire para controlar a los atacantes. Los tres posteos de Facebook con mayor alcance sumaron 9.606 reproducciones, un total de 262 compartidos, 170 comentarios y más de 330 reacciones entre los cibernautas.

Las descripciones que acompañaban a las publicaciones tanto en Facebook como en Twitter señalaban que los agresores serían ronderos cajamarquinos y que cumplían el objetivo del presente Gobierno de “instaurar fuerza militar bolivariana”.

“Perú Libre busca dar millonarios presupuestos de la seguridad ciudadana a sus ronderos, destruyendo así la función policial”, se lee en una publicación de Twitter. “Los que atacan son ronderos de Cajamarca, que con aval del presidente Castillo pretenden desplazar a profesionales de la Policía Nacional”, escribe otro usuario del microblogueo.

Publicaciones en Twitter afirman que el video es actual y lo relacionan con la política de gobierno de Pedro Castillo. FOTO: Composición Verificador.

A su vez, a través de su página El profe sobre ruedas, el usuario Jorge Ugarte afirmó que el video demostraría “que el Gobierno de Pedro Castillo ha deslegitimado, le ha quitado poder, autoridad, respaldo institucional a la Policía Nacional del Perú”.

“Algunos mencionan que no es reciente, sino que puede ser anterior, antes incluso de la juramentación de Pedro Castillo. Más allá de la fecha, lo que aquí se evidencia es que la Policía no es respetada por las rondas campesinas ni por los pueblos originarios”, agregó el locutor, tras pasar el video en su programa, que alcanzó más de 2.200 reproducciones.

Posteo con mayor alcance que acusa a Castillo de haber deslegitimado a la Policía Nacional del Perú. FOTO: Captura de Facebook.

Sin embargo, el video no es actual y los agresores no son ronderos.

La página de Facebook de Radio Activa Canas, según una búsqueda invertida realizada por Verificador, publicó por primera vez las imágenes el 15 de febrero del 2021. El clip fue reproducido más de 88.000 veces, logró más de 740 comentarios de los usuarios y alcanzó más de 650 reacciones entre los cibernautas.

En la descripción del posteo, el medio local informó que en el distrito de Layo, provincia de Canas, en Cusco, se originó un enfrentamiento entre los pobladores y efectivos del orden durante una intervención policial en una actividad carnavalesca que no estaba cumpliendo los protocolos de ley, como el uso de mascarillas. Según los medios locales, el hecho fue grabado por el poblador Daniel Arce.

En una nota de La República Sur, sobre este acontecimiento, la Policía informó que se logró identificar a 15 ciudadanos, quienes serían denunciados. Entre ellos se encontraban los hermanos Gualberto y Germán Soto Conde, Edgar Quispe Conde y Benigno Quispe Checori.

Asimismo, el jefe de la Región Policial Cusco, coronel PNP Alejandro Castillo, recriminó el accionar de los sujetos, y aseguró que su única labor es “preservar la salud de estas personas”.

Por su parte, Canal N también realizó una nota informativa sobre el hecho el 17 de febrero.

Conclusión

Es falso que las personas que agreden a los efectivos policiales, en un video viralizado, sean ronderos cajamarquinos o representen una acción política del actual Gobierno de Pedro Castillo contra la Policía Nacional del Perú. El clip se grabó antes de la primera vuelta, en el distrito de Layo, en Cusco, durante una intervención policial en una fiesta de carnavales por el incumplimiento de los protocolos de salud para prevenir la COVID-19.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.