Verificador LR

El posteo fue publicado en el grupo de Facebook Marketplace Cusco el 11 de julio. El viral comparte una captura de pantalla del medio digital Diario 26, donde se lee lo siguiente: “La extraña muerte de tres presidentes anti vacuna contra el coronavirus: Burundi, Tanzania y ahora Haití

Además, el autor de la publicación aseguró que la OMS emitió un comunicado alegando que, posiblemente, “según estudios” haya una nueva enfermedad mental causada por el COVID-19. Además dijo que “las vacunas para niños menores de 5 años causaron autismo en niños sanos”.

Publicación viral que asegura que es sospechoso la muerte de tres presidentes antivacunas. FOTO: Captura Facebook.

Sin embargo, esto no es cierto. En el caso del asesinato Jovenel Moïse, expresidente de Haití, no se trataba de un antivacunas. Además, los otros dos fallecimientos tampoco tuvieron relación con la COVID-19 o las vacunas.

Haití: asesinato de Jovenel Moïse

Anteriormente, Verificador desmintió un bulo que afirmaba que el expresidente de Haití Jovenel Moïse se había pronunciado en contra de las vacunas para prevenir casos graves de COVID-19. Este medio concluyó que el jefe de Estado de Haití no era antivacunas.

Si bien Haití rechazó las vacunas AstraZeneca tras los casos de trombos detectados en Europa, Verificador no encontró ningún registro de que Jovenel se haya pronunciado contra las vacunas. Por el contrario, el 20 de junio, el Ministerio de Salud Pública y Población difundió un video, a través de sus redes sociales, donde se habló de la importancia de la vacunación.

Días más tarde, el 24 de junio, Haití anunció la importación de vacunas contra la COVID-19, como reporta Swissinfo. En el comunicado, el Ministerio de Salud haitiano señaló que su país iba a recibir su primer cargamento de vacunas contra la COVID-19, un lote de 130.000 dosis de AstraZeneca, entre junio y julio. El 14 de julio, Haití recibió 500.000 dosis de vacunas donadas por Estados Unidos a través de Covax, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Jovel Moïse fue asesinado en su residencia privada, y hasta el momento las primeras versiones refieren que un comando de extranjeros serían los asesinos.

Tanzania: John Magufuli tuvo una muerte natural

Si bien el expresidente de Tanzania John Magufuli no simpatizaba con las medidas de seguridad contra el coronavirus y cuestionaba la eficacias de las pruebas de detección del virus, su muerte se debió a problemas cardíacos, como informó el medio Al Jazeera’s. El mandatario murió en el hospital de la ciudad costera Dar es Salaam, tal como lo afirmó la vicepresidenta Samia Suluhu.

Burundi: Pierre Nkurunziza murió de un paro cardíaco, antes de que se aprobara la primera vacuna contra el coronavirus en el mundo

A través de la cuenta oficial de Twitter, el Gobierno de Burundi anunció que el presidente Pierre Nkurunziza había fallecido el 9 de junio de 2020 de un paro cardiaco. Dos meses después de su muerte, la BBC News comunicaba que el Gobierno había aprobado su primera vacuna: la Sputnik-V. Es decir, no pudo estar en contra de la vacuna que previene la COVID-19 porque en ese momento no existía.

Conclusiones

Es falso que las muertes de los presidentes de Haití, Tanzania y Burundi se relacionen con su posición con respecto a las medidas sanitarias o las vacunas contra la COVID-19. Haití ha recibido sus primeras dosis de vacuna y no existe registro escrito o visual que compruebe que su expresidente Jovenel Moïse haya sido antivacunas. Por su parte, los presidentes de Burundi y Tanzania, a pesar de sus opiniones sobre la pandemia, murieron por problemas cardíacos.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.