Es falso que fotos virales de cédulas rotas demuestren “fraude” electoral

Johana  Perleche

Es falso que fotos virales de cédulas rotas demuestren "fraude" electoral. Foto: plantilla para PerúCheck
Es falso que fotos virales de cédulas rotas demuestren "fraude" electoral. Foto: plantilla para PerúCheck

La Ley Orgánica de Elecciones señala en el artículo 300 que todas las cédulas, excepto las impugnadas, son destruidas por el presidente de la mesa de sufragio una vez terminado el recuento de votos.

En redes sociales, seguidores de Keiko Fujimori y Pedro Castillo publicaron fotografías de cédulas partidas por la mitad. Algunos usuarios afirmaron que las cédulas marcadas a favor de Fuerza Popular habían sido “desaparecidas”, por lo que manifestaron que hubo “fraude”.

Por otro lado, simpatizantes de Perú Libre también sostuvieron que las cédulas a favor del virtual presidente electo habían sido rotas y que, debido a ello, Fujimori Higuchi ganó en Lima.

En Facebook fue compartido en múltiples ocasiones imágenes de actas rotas. Usuarios señalaron que se trataba de un fraude; sin embargo, eso es falso. Foto: captura de pantalla Facebook

Destrucción de cédulas electorales es un procedimiento regular que no constituye un “fraude”

De acuerdo con la Ley n.° 26859, Ley Orgánica de Elecciones, luego de que los votos hayan sido contabilizados y puestos en el acta, las cédulas son destruidas. La única excepción son los votos impugnados, ya que estos son llevados a revisión por el Jurado Especial Electoral (JEE), como se ha podido apreciar en las audiencias públicas.

En esta ley se establece que el término “elecciones” no solo comprende el escoger a una autoridad, sino que también se hace referencia a procesos de referéndum y otros tipos de consulta popular. En todos ellos, el tratamiento de las cédulas y actas es el mismo.

PerúCheck se contactó con Julio César Silva Meneses, presidente de la Asociación Peruana de Derecho Electoral, quien explicó cómo es el flujo de escrutinio.

“Cuando termina la jornada electoral, en este caso el domingo 6 de junio a las 7 de la noche, lo que hacen los miembros de mesa es contar cada uno de los votos. Estos resultados de su conteo, de su escrutinio, se pasan a un documento que se llama acta electoral y luego de eso se destruyen los votos. Es decir, se rompen los votos, de tal manera que queda solamente, como resultado de la votación en una mesa u otra mesa, el acta electoral”, aclara el experto en temas electorales.

Además, añadió que junto con las actas se envían a los centros de cómputo las cédulas con votos impugnados. “A los centros de cómputo no van las cédulas, salvo que haya impugnación de votos. Cuando hay un voto impugnado, es el único caso en el cual no se destruye esa cédula. En el resto de casos se tiene que destruir ese material electoral”, destaca.

No, cédulas rotas de colegio de Independencia no son prueba de un “fraude”

Diversos cibernautas replicaron imágenes en las que se muestran cédulas de votación rotas, que habían sido marcadas en su mayoría a favor de Keiko Fujimori. “Los personeros de Perú Libre, de Pedro Castillo, han desaparecido votos de Keiko. Fraude”, se lee en la publicación viral.

Se menciona en específico el caso de la institución educativa Virgen de la Medalla Milagrosa, en el distrito limeño de Independencia. Al consultar en la página de la ONPE, se pudo comprobar que ningún acta de ese colegio fue observada. El estado de todas aparece como “acta electoral normal”. Es decir, los votos sí fueron considerados de manera oportuna.

PerúCheck se centró en la mesa n.° 050263, debido a que interrogantes acerca de esta han sido compartidas en diferentes páginas de Facebook. Luego de realizar la búsqueda del acta, no se encontró ninguna irregularidad.

Asimismo, se puede ver que en esa mesa ganó Fuerza Popular con 161 votos, mientras que Perú Libre obtuvo 85. Dado que no hubo ninguna observación, los votos sí fueron contabilizados en el cómputo general.

La mesa n.° 050263 no tuvo ninguna observación, por lo que los votos fueron contabilizados con normalidad. Foto: captura de pantalla Facebook / ONPE

Finalmente, Silva Meneses, exasesor de la Gerencia de Informática y Tecnologías Electorales de la ONPE, afirma que hablar de un fraude electoral es una acusación seria, por lo que ambos partidos deberían ser cuidadosos en ello.

“Hablar de fraude en estas circunstancias de una campaña electoral tan politizada, creo que es hasta irresponsable, porque lo que hace es exacerbar los ánimos de los participantes. Además, (estos argumentos son) muchas veces basados en informaciones que ni siquiera son ciertas o reales, o tienen una base legal, porque hay mucho desconocimiento de la normativa electoral”, resalta.

Conclusión

Es falso que actas rotas demuestren que hubo un “fraude” en las elecciones del 6 de junio entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori. Este es un procedimiento avalado en la Ley Orgánica de Elecciones, en su artículo 300, donde se establece que, una vez culminado el conteo de votos y llenadas las actas, las cédulas serán destruidas, con excepción de las que tengan algún voto impugnado. Solo en ese caso, la cédula se mantiene intacta y se envía en un sobre al Jurado Especial Electoral, ente que toma la decisión final.

Fact-checking elaborado por Johana Perleche, de Verificador de La República, para la alianza PerúCheck.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.