Irene Ignacio

Rafael Rey Rey, director del Banco Central de Reserva del Perú, aseguró a través de un tuit en su cuenta personal que la empresa minera “Southern Perú compró 80.000 vacunas para trabajadores y sus familias”, y que se encontraba a la espera de que el Ministerio de Salud “les autorice aplicarlas”.

“La compra [de vacunas] fue autorizada. ¡Su aplicación no!”, aseveró. Asimismo, consideró que el Ejecutivo no había aprobado la supuesta autorización por “desidia”. Cuatro días después, su publicación superó los 3.600 favoritos en Twitter.

La misma empresa desmintió que la compra se hubiera hecho efectiva. Foto: captura de Twitter.

Sin embargo, el Ministerio de Salud del Perú (Minsa) desmintió este viernes 7 de mayo que alguna empresa privada haya solicitado autorización para importar vacunas contra la COVID-19.

Incluso, calificó directamente el tuit de Rafael Rey Rey como información falsa.

El Minsa descartó que alguna empresa hubiera pedido permiso para importar vacunas. Foto: captura de Twitter

¿Southern Perú compró 80.000 vacunas? No.

Esta afirmación (falsa) de Rafael Rey Rey tiene su origen en una iniciativa real de Southern Perú.

El director general de Operaciones de la empresa, Jorge Meza Viveros, adelantó el 3 de mayo que la compañía estaba negociando la compra de un lote de vacunas para sus trabajadores, durante el evento virtual Congreso Internacional Macro Sur Minero. Añadió que, si tenían éxito, una parte podría servir para vacunar a algunos pobladores de Moquegua, Tacna e Ilo.

“Nosotros ya, como Southern Perú, tenemos negociadas con Gamaleya cerca de 80.000 vacunas. De esas 80.000 vacunas, para nuestro personal, sus familias y los contratistas que están con nosotros estaremos usando unas 25.000. El resto [...] estaríamos dando”.

Meza Viveros indicó que, de llegar a comprar 100.000 vacunas, el resto se daría al Minsa. “Ya se autorizó la compra [por parte de privados], [...] pero el Ministerio de Salud no ha autorizado el uso de estas [vacunas rusas]”.

El ingeniero de Southern Perú se refirió así al texto sustitutorio aprobado el 23 de abril por el Congreso de la República, en el que se daba autorización al sector privado para comprar vacunas.

Sus declaraciones fueron interpretadas en algunos medios como una compra realizada, lo que dio inicio al bulo. Incluso, Rey Rey las utilizó para sustentar su tuit. “Vean y escuchen al representante de Southern (a partir de 1:28:30) en evento minero reciente”, señaló en otro tuit.

Algunos medios locales informaron como si se tratara de una compra efectuada. Foto: captura de Facebook

A las 3:11:30 del mismo video (Comasurmin 2021) Meza Viveros resaltó que la compra no se hizo efectiva. “No las podemos traer, ni podemos comprarlas hasta que no se tenga la autorización por el Ministerio de Salud del registro sanitario”. [...] “No hemos comprado, [pero] tenemos autorizada esa adquisición por nuestra presidencia ejecutiva”, manifestó el director general de Operaciones.

Así lo reconoció Rafael Rey a este medio: “Dos horas después, en el mismo evento, y a raíz de que Exitosa publicó una nota en la que informaba que Southern había ‘comprado las vacunas pero que estaban esperando la autorización del Minsa para aplicarlas’, el mismo Ing. Meza aclaró que sí bien las vacunas estaban ya negociadas y la compra decidida por parte Southern, todavía no las habían comprado porque estaban a la espera del permiso del Minsa”. “El Minsa afirma ahora que ninguna empresa privada ha pedido autorización para comprar vacunas. Yo no le creo al Minsa y tengo poderosas y numerables razones para no creerle”, continuó.

Southern Perú se refería a la autorización de la vacuna rusa Sputnik V, no a la importación de vacunas. En ese sentido, la afirmación de Meza Viveros y el tuit del Ministerio de Salud no son incompatibles, como defendió Rey Rey en su descargo.

Varios laboratorios han negociado directamente con los Estados y, en algunos casos, a través de Covax Facility. Por su parte, Gamaleya se ha mostrado favorable a vender sus vacunas tanto al sector público como al privado.

Es más, de acuerdo a El Peruano, el Gobierno de Francisco Sagasti mantenía negociaciones con Gamaleya y otros laboratorios (Moderna, Johnson & Johnson) a fines de marzo.

Entonces, ¿es cierto que el Estado peruano aún no autoriza la vacuna rusa en el país?

Hace dos meses, Verificador de La República desmintió que la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) había rechazado “cinco veces” el “registro biológico” de la vacuna rusa Sputnik V en el Perú.

“A la fecha (informaron en marzo a través del comunicado N° 005-2021) no existe solicitud pendiente de atención para el registro sanitario condicional de alguna vacuna COVID-19; por lo tanto, es falso que se haya rechazado alguna solicitud”.

En ese entonces, representantes del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF, por sus siglas en inglés) comentaron a Verificador que intentaron “registrar la vacuna Sputnik V desde noviembre en coordinación con el Ministerio de Salud y/o la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas”.

Los fabricantes de vacunas contra la COVID-19 tienen dos opciones: solicitar un registro sanitario condicional —para cantidades específicas— o una autorización excepcional —la cual consiste en un permiso temporal—. Por ejemplo, Pfizer tiene registro sanitario condicional en el Perú; AstraZeneca y Sinopharm, autorización excepcional. El Fondo Ruso envió información adicional sobre la Sputnik V que, si bien puede agilizar el trámite, “no es un requisito”, explicó la Digemid.

Ante una nueva consulta de Verificador, la Digemid manifestó que hasta este lunes 10 de mayo la entidad no había recibido ninguna solicitud para registrar la vacuna rusa. Precisó que como el Fondo Ruso no disponía de un representante legal en el Perú, el trámite corría a cargo del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares), que a su vez debía recibir un expediente del área de Inmunizaciones del Ministerio de Salud (Minsa).

No puede haber autorización, ya que el Cenares no ha presentado el trámite ante la Digemid. Se consultó al Ministerio de Salud (Minsa) sobre el particular, pero hasta el cierre de este artículo no hubo respuesta.

Conclusión

Es falso que Southern Perú ya compró 80.000 vacunas, como señaló Rey Rey en un tuit. Si bien la empresa minera expresó sus deseos de hacerlo, hasta este lunes 10 de mayo la compra no se hizo efectiva. También es falso que esta u otra empresa privada haya solicitado una autorización para importar vacunas contra la COVID-19. Lo que sí es cierto es lo que manifestó el ingeniero Meza Viveros: que no se ha autorizado (hasta la fecha) la vacuna rusa Sputnik V en el país.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.