Alianza  PerúCheck

Peru_Check

Al ser consultada por su plan económico en una entrevista, Verónika Mendoza, candidata al sillón presidencial por Juntos por el Perú, resaltó que con la nacionalización del gas —aplicada en un eventual gobierno suyo— bajaría el precio del balón para que más familias puedan acceder a este recurso natural. En ese sentido, la aspirante a la presidencia de la República aseguró que, actualmente, se paga la tarifa más cara de América Latina para tener este producto en casa. No obstante, esta declaración es imprecisa. Hasta la fecha, el video de su participación en el programa supera las 43.000 visualizaciones en YouTube.

Esta información es imprecisa.

En conversación con PerúCheck, Humberto Campodónico, asesor económico de Juntos por el Perú, precisó que, para exponer la información en señal abierta, su equipo consultó con la base de datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

¿”Pagamos el balón de gas más caro” de Latinoamérica?

Según el índice de precios de combustibles en América Latina —administrado por la Cepal de las Naciones Unidas—, bajo el precio de 1,51 dólares por kilo, Chile es el país de la región que más paga (15,16 dólares) por un balón de gas de 10 kilogramos. A dicha población le sigue Uruguay, con un monto de 1,19 dólares por kilo y 11,95 dólares por envase lleno.

En el Perú, el balón se comercializa a 1,14 dólares el kilo. Esto quiere decir que, de acuerdo con el tipo de cambio, se paga 11,41 dólares (en promedio 42,80 soles) por el contenido de cada balón de 10 kilos. De esa manera, nuestro país es el tercer destino latinoamericano con el precio más alto por envase de GLP (gas licuado de petróleo).

Fuente: Cuadro elaborado por PerúCheck desde la base de datos de precios de combustibles en América Latina - CEPAL (Febrero 2021).

Al acceder a la web de Facilito, plataforma virtual del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) que reúne los precios de las envasadoras de gas a nivel nacional, se visualizó que un balón de 10 kilogramos puede costar desde S/ 26,50 en Ventanilla, hasta S/ 65 en la región del Cusco. Es decir, con el monto máximo indicado en dicha plataforma, el precio de este producto superaría al de Chile, cuyo costo promedio es de S/ 56,85.

Fuente: Precios del balón de gas por regiones, departamentos y distritos del Perú en la plataforma web Facilito - Osinergmin.

Sin embargo, la candidata señaló el precio promedio en el Perú (aproximadamente S/ 42, según Cepal), el cual es inferior al precio promedio en Chile.

En Latinoamérica, Chile es el país que más paga por el balón de gas. Aunque el precio en Cusco (S/ 65) supera el promedio chileno (S/ 56), en Valparaíso este es aún más caro (alrededor de S/ 137). Esto indica que, al comparar la tarifa referencial y máxima del GLP en ambos países, el de Chile continúa como el más costoso de la región.

Fuente: Precios del balón de gas por regiones y comunas, según la plataforma virtual del gobierno chileno.

Campodónico, asesor económico de Juntos por el Perú, detalló que los precios de la base de datos de la Cepal aparecen como si estuvieran contemplados en el Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPC). “El tema es que, en el momento en que sale el GLP del Fondo de Estabilización, el precio ya no está regulado por el fondo, sino que sube con el mercado. Y eso es lo que ha provocado que el precio en Perú, en lugar de estar en 36, 37, como debiera, se vaya hasta 45 soles”, subrayó.

A través de un decreto supremo emitido el 21 de abril del 2020, el Gobierno de Martín Vizcarra excluyó al GLP envasado del FEPC con el fin de “fortalecer la sostenibilidad de dicho fondo” y “evitar que la alta volatilidad de los precios del petróleo crudo y sus derivados se traslade a los consumidores”.

En diálogo con este medio, Felipe Cantuarias, presidente de la Sociedad Peruana de Gas Licuado, sostuvo que es importante conocer el motivo del precio actual del balón de gas. Para el representante del gremio conformado por ocho empresas envasadoras, el costo de la materia prima, “que vendría a ser el gas natural o de petróleo”, equivale a casi el 40% del precio final. También afirmó que “el otro 60%” se compone de la otra parte de la cadena de distribución.

“Es un commodity. O sea, el GLP le cuesta lo mismo a Colombia, Ecuador, Chile y a todos los países (...). Su precio es como comprar petróleo, que tiene una cotización internacional. Entonces, es imposible que podamos estar hablando de que, como materia prima, sea más caro en el Perú que en otros países. El precio es el mismo. (...) Es inexacto que el país tenga el costo más alto. Eso no es cierto. El balón de gas de GLP del Perú es el menos costoso de la región andina”, enfatizó.

De acuerdo con el presidente del Organismo Peruano de Consumidores y Usuarios (Opecu), Héctor Plate, el consumo de gas en el país, aproximadamente, bordea los 7 y 8 millones de balones anuales. “El GLP envasado es un recurso peruano. Es un producto que en la mayoría de hogares supera largamente la necesidad hacia cualquier otro que pueda haber en casa”, aseguró.

¿Es posible que disminuya el precio del balón de gas?

Sobre la posibilidad de que el precio final de este recurso doméstico baje, Felipe Cantuarias precisó que el problema no radica en la “oferta de gas”, sino en que “no tenemos cómo procesarlo”. “La capacidad de procesamiento (en Camisea) está al 100%. No podemos producir más. Por eso, estamos importando, cosa que nunca había ocurrido. Casi el 25% de la producción del GLP es importada hoy. (...) ¿De qué nos sirve producir más si no tenemos cómo transportarlo porque no hay ductos y porque no hay cómo procesarlo?”, resaltó.

Héctor Plate también coincidió en que la saturación productiva influye en la decisión de venta del GLP para que este no pueda disminuir su costo dirigido al consumidor. “El 100% de este producto hoy ya no abastece Camisea. No llega a abastecer a todo el territorio nacional o al llenado completo de los balones de gas”, sostuvo.

Además, el especialista informó que “cuatro de cada cinco balones” de GLP peruano provienen de los líquidos del gas natural de Camisea. También cuestionó el rol de las empresas al “imponer el precio en el mercado” mediante ese único balón que llenan con gas importado y derivado de petróleo. “No tiene ninguna lógica en economía. (...) Ese GLP [importado] es diferente en estructura, en costos y todo al GLP asociado al gas natural. Entonces, uno no puede imponer la condición a cuatro”, sentenció.

Economía social de mercado

Respecto a la dinámica de las empresas, Cantuarias estableció que los gremios no pueden “discutir” los precios del balón de gas porque esto impediría “formar la libre competencia”. Asimismo, explicó que los precios finales del GLP envasado son mayores cuando el transporte y la distancia de distribución son mayores. En cambio, “donde hay más competencia, el precio es menor”.

Por otro lado, Plate aclaró que “no existe la economía de libre mercado” porque en el país rige una economía social de mercado, tal y como se especifica en el artículo 58 de la Constitución Política. “Y, precisamente, eso no se ve reflejado en los precios de los productos que se comercializan, en los combustibles. (...) Fueron los propios proveedores quienes impusieron las reglas de mercado”, expresó.

Fuente: Constitución Política del Perú (1993) - artículo 58.

Para el representante de los consumidores y usuarios, aunque no estaba de acuerdo con la permanencia del GLP en el fondo de estabilización de precios, retirarlo no le costó solo a las empresas, sino a todas las familias y hogares peruanos que destinan “un gasto para determinado producto”. “Al cerrar el fondo, lo que ocurre es que el precio de GLP queda expuesto al precio de referencia derivado del petróleo”, indicó.

El presidente del Opecu consideró que, en realidad, el costo del GLP es “es bastante menor” al que se comercializa y podría costar “menos de 20 soles”. “El balón de gas tiene que reflejar el verdadero costo de origen. Debe obedecer a sus costos verdaderos de producción. (...) El precio no lo pueden imponer ellos. Eso no es justo, no es equitativo, no es honesto. No es responsable y es, simplemente, sacar ventaja del bolsillo del consumidor”, advirtió.

Conclusión

A partir de esta verificación, PerúCheck determina que es impreciso afirmar que “pagamos el balón de gas más caro de América Latina”, como aseguró la candidata presidencial Verónika Mendoza. Según la base de precios de la Cepal, el Perú es el tercer país con el costo más alto por 10 kilos en la región (11,41 dólares), detrás de Chile y Uruguay.

En el caso del precio señalado por la web Facilito del Osinergmin, el pago por este producto puede llegar hasta S/ 65 en el Cusco, lo que lo convierte en uno de los balones más caros de América Latina. Sin embargo, tras comparar la tarifa referencial y máxima de ambos territorios, Chile sigue siendo el destino latinoamericano con el balón de gas más caro en la región.

Fact-checking elaborado por Alda Bernaola de Verificador de La República para la alianza PerúCheck.

Actualización

05/04/2021 El 5 de abril, un día después de la publicación de esta nota, se modificó el texto sobre las declaraciones iniciales del representante del Opecu, con el objetivo de especificar el origen del GLP peruano.

*En caso desees saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.